X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el asturiano tiene que reaccionar ya mientras que una derrota puede costarle el puesto al técnico del athletic 

Marcelino y Berizzo se juegan su credibilidad

26/10/2018 - 

VALÈNCIA. Más que un partido es un duelo de urgencias para Valencia CF y Athletic. Dos de los históricos del fútbol español que no han conseguido arrancar en una liga atípica, con un vaivén de resultados que les ha permitido después de nueve jornadas, tener opciones de engancharse a los puestos de arriba si encadenan dos o tres victorias consecutivas. 

De este modo, el partido de este sábado en Mestalla será un escenario en el que Marcelino García Toral y Eduardo 'Toto' Berizzo se juegan la credibilidad de sus respectivos proyectos, mucho más ambiciosos que lo que han ofrecidos sus equipos sobre el césped. 

De hecho, los números de ambos equipos son muy parecidos. Solo un empate más ha cosechado el Valencia que los vascos, que llegan al choque con un bagaje similar a su rival: una victoria, seis empates y dos derrotas. El Valencia con diez puntos y el Athletic con nueve, necesitan ganar para no quedar instalados en la zona baja de la clasificación y presencia como el 'tren' de Europa se escapa jornada tras jornadas.

Respecto a la situación de los técnicos, la realidad es que Eduardo 'Toto' Berizzo se encuentra en una posición más delicada que Marcelino. En el caso del entrenador del Athletic de Bilbao, viene de cosechar una mala temporada en el Sevilla FC, donde fue cesado y su mal inicio no ha hecho que generar más dudas en La Catedral. Un tropiezo ante el Valencia podría el puesto.

Marcelino por su parte, todavía guarda la confianza del club y de un amplio sector de la afición por su extraordinaria temporada el año pasado. Además, el Valencia está siendo un equipo difícil de batir, solo ha perdido un partido de nueve en liga y aunque la confianza va menguando, no da la sensación de que el equipo haya bajado los brazos, sigue siendo competitivo. Por estos motivos, su crédito en el banquillo se mantendrá aunque haya un tropiezo en San Mamés. Eso sí, su proyecto con una plantilla mejorada y hecha a su medida, quedaría muy 'tocado'. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email