X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el club se permite el lujo de minimizar sus opciones de conquistar un título el año de su centenario

Meriton prioriza el dinero y pasa de la Copa del Rey 

11/01/2019 - 

VALÈNCIA. "Es una competición sobre la que debería haber un reflexión general sobre el formato: poca asistencia, suplentes... El año pasado hicimos un esfuerzo importante. Llegamos en segunda posición de la tabla y entonces destinamos recursos a esa competición. Este año la situación no tiene nada que ver y los resultados nos exigen tener resultados en la Liga. Damos, por tanto, prioridad a la liga y la Copa nos sirve para hacer rotaciones y para utilizar jugadores jóvenes pero no la tiramos. Cuando llegue la Europa League la competiremos. Claramente es una competición muy atractiva. No tiene el mismo nivel de prestigio la Copa que una competición europea. Es una cuestión estratégica que decide el club y el entrenador. Las circunstancias de necesidad en liga nos obligan a priorizar la liga que es una competición más importante donde, además, no podemos fallar". Esa fue la explicación que dio el director general del Valencia CF, Mateu Alemany, respecto al interés del club en la Copa del Rey de esta temporada, durante su comparecencia de ayer para analizar la actualidad del club de Mestalla.

Si faltaba algún aliciente para seguir alimentando el caldo de cultivo que se está cocinando alrededor de la temporada, el Valencia casi descartó de forma pública su interés por competir al máximo por un título en el año de su Centenario. La prioridad de Meriton es clara: hay que buscar los máximos ingresos posibles para compensar otro año en el que si no se logran los objetivos de estar en Champions, habrá que volver a recurrir a la venta de varios jugadores importantes y debilitar un equipo en el que se han invertido más de cien millones de euros en fichajes esta temporada. La pérdida de músculo financiero, que implica la posibilidad de no jugar competición europea la próxima campaña, hace temblar al club, que ya deambuló dos años por el desierto durante dos temporadas, muy lejos de los puestos de cabeza. 

Después de la decepción que está generando el papel del Valencia en Liga junto a una eliminación de la Liga de Campeones incluida, el sorteo de Copa del Rey en el que quedó emparejado junto al Sporting de Gijón, se cogió como una fuente de esperanza para un sector del valencianismo, que lleva más de diez años sin poder pelear por un título jugando una final. Con un Centenario por delante, el reto es emocionante y atractivo. Sin embargo, el pensamiento de la propiedad es diferente y aboga por ser más práctico. Con la fe de poder recuperar hasta nueve puntos respecto al cuarto clasificado y la necesidad de echar el resto en la Europa League como camino más rápido hacia la Champions, el Valencia apostará por los jugadores menos habituales y por los canteranos. Si la 'Unidad B' da una alegría, pues será bien recibida. 

En este sentido, no es la primera vez que Meriton muestra una indiferencia evidente por la Copa del Rey. En el primer año de Nuno Espirito Santo en el banquillo, la obsesión por clasificarse para la Liga de Campeones provocó que el Valencia apenas compitiera por el torneo copero. Rozó su eliminación en dieciseisavos de final, empatando a cuatro contra el Rayo Vallecano en Mestalla. El adiós se confirmó en octavos contra el RCD Espanyol, que consiguió imponerse por 3-2 en el cómputo global de la eliminatoria. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email