Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Mestalla, diez meses de soledad

23/12/2020 - 

VALÈNCIA. El fútbol se ha despedido de Mestalla en 2020 con una derrota por 0-1 ante el Sevilla en un año en el que el equipo valenciano ha afrontado desde marzo diez meses de soledad, en los que ha logrado únicamente cinco victorias en los catorce encuentros disputados con las gradas vacías.

El 10 de marzo, ante el Atalanta en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones (3-4), empezó el estadio a estar sin  espectadores. Lo hizo después de casi un año en el que ningún equipo forastero había conseguido la victoria en Mestalla. Además, en los primeros cinco encuentros de este 2020, jugados todavía con aficionados, el conjunto valenciano se mostró muy firme ante su público con cuatro victorias y una igualada.

El 29 de febrero, con un Valencia-Betis (2-1), fue el último día en el que la afición entró al campo. Un gol de Dani Parejo en el minuto 89 (el bético Loren hizo el 2-1 definitivo en el 93) fue el último que la afición local ha festejado desde las gradas. Aquel día todavía hubo gente, pero ante la dinámica del covid-19, ya no se llegaron a celebrar ruedas de prensa posteriores al encuentro.

El parón del fútbol hasta junio y el retorno sin afición supuso un antes y un después para Mestalla, que se había convertido hasta entonces en un recinto rocoso y poco accesible para los rivales, pero que pasó desde el encuentro contra los italianos del Atalanta a ser un lugar idóneo para que éstos sumaran puntos.

Desde entonces, Mestalla ha vivido catorce partidos (el europeo ante el equipo de Bérgamo y trece de Liga) con un balance muy poco alentador de cinco victorias locales, cuatro empates y cinco derrotas en los que el Valencia ha conseguido veintidós goles y ha recibido veinte.

Estos marcadores, correspondientes a la pasada y a la actual temporada, han dejado tres muestras de la decadencia futbolística del Valencia que quedó apeado del primer torneo continental, no llegó a clasificarse para competiciones europeas al final de la temporada 2019-2020 y se encuentra en la actual más cerca del descenso que de la zona alta de la tabla.

Además, de las cinco victorias, las tres que corresponden al pasado ejercicio fueron insuficientes para que el equipo llegara a jugar en Europa, mientras que las dos de este año se dieron en el encuentro inaugural de la Liga con una remontada frente al Levante (4-2) y contra el Real Madrid, en un choque en el que el equipo de Mestalla gozó de tres penaltis al favor (4-1).

El equipo, limitado en cuanto a calidad, no encuentra el aliento de la afición, lo que provoca partidos similares a los que se disputan en terreno neutral y en los que la superioridad visitante suele quedar patente, aunque más en el trámite del juego que en los marcadores, tal y como ha ocurrido en los tres choques más recientes, dos de ellos resueltos con derrota, pero sin que el resultado fuera abultado.

El Atlético de Madrid, sin crear ocasiones, anuló por completo a un Valencia que tuvo el infortunio de marcar en propia meta (0-1). A continuación el Athletic Club remontó con una mejoría sustancial al principio de la segunda mitad un 1-0 en contra y solo la fortuna que el conjunto local no había tenido ante el Atlético, le permitió rascar un punto. El Valencia-Sevilla de este martes fue un calco del encuentro ante el equipo dirigido por Diego Simeone.

A estas alturas de la temporada, el equipo valenciano es uno de los conjuntos de la Liga más necesitados del apoyo de su afición para sacar adelante los partidos que se disputan en su estadio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email