GRUPO PLAZA

crónica por los otros / OPINIÓN

Mostra La Ploma

Un año más se celebra el  festival internacional de cine y cultura por la diversidad sexual, de género y familiar. Uno de esos festivales imprescindibles que son necesarios para sensibilizar y seguir concienciando con una realidad que ha sufrido durante años un silencio, un olvido, un abandono y una repulsa social injusta e inhumana. Hablamos del colectivo LGTBI. Hablamos de Mostra La Ploma

12/12/2020 - 

Mostra La Ploma proyectará en esta sexta edición una mayoría de obras protagonizadas por mujeres LTB y que abordan cuestiones fundamentales como la creación de espacios seguros y de convivencia, o la autodefensa feminista. 

La muestra que se prolonga hasta el 20 de diciembre y que está organizada por Col.lectiu Lambda (lambdavalencia.org) programará este año 29 películas, procedentes de 15 países, con un equilibrio al 50% entre mujeres y hombres al cargo de la dirección. Todas las proyecciones podrán verse de manera gratuita en la plataforma Festhome TV, para lo que será necesario solicitar tiques de visionado, ya que los aforos a las sesiones son limitados.

La creación de espacios seguros y la autodefensa feminista se convierten en el eje central y el objetivo en la programación de Mostra La Ploma.

Desde Lambda pretenden que Mostra La Ploma sea una referencia en la agenda cultural valenciana, no solo dentro del colectivo, ya que la cultura en general y el cine en particular son una herramienta fundamental para sensibilizar. Uno de los objetivo y éxito de este festival podría ser es traspasar la barrera social y llegar a las personas ajenas y alejadas al colectivo LGTBI. Gracias a festivales de este tipo y a Mostra La Ploma, se apoya al colectivo desde la educación y desde la cultura. 

Todas las proyecciones ponen en evidencia que independiente del lugar dónde procedan las historias y de las fechas y los años donde se ubiquen , las realidades y la discriminación es la misma venga de donde venga. Todos las proyecciones tienen el mismo hilo conductor. 

Gracias al festival… 

Gracias a este festival vamos a conocer la historia de  heroínas como la pionera y poco conocida pintora abstracta Hilma af Klint (Beyond the visible). 

Gracias a este festival conocemos la vivencia de Indianara Siqueira, mujer trans, trabajadora sexual, líder política y gestora de casa Nem, un espacio de acogida para mujeres trans sin recursos que desarrolla su actividad en el Brasil del presidente Bolsonaro (Indianara, de Marcelo Barbosa y Aude Chevalier-Baume).

Gracias al festival podemos acercarnos a la trágica realidad de los campos de internamiento forzosos para personas LGTB+, de los que intentan escapar gracias al esfuerzo y la valentía de una red de colaboradores rusos (Welcome to Chechnya, de David France). 

Gracias al festival disfrutaremos de la complicidad y la red de ayuda que un grupo de skaters tejen para crear un mundo en el que sentirse capaces de conseguir cualquier cosa y de poder proyectar sus sueños, algo que ya ha logrado hacer a través del arte. (Don’t give a fox, de Kaspar Astrud Schröder). 

Gracias a este festival podemos descubrir la poesía y a la performance Iván Monalisa, protagonista de El viaje de Monalisa, multipremiada producción dirigida por la chilena Nicole Costa y que recoge la vivencia de los últimos años de este inclasificable personaje que sobrevive en Nueva York compaginado el trabajo sexual y la creación literaria.

Gracias a este festival volvemos a cercarnos a la cultura underground neoyorquina a través del mismo protagonista pero en una interesante versión de largometraje. Y es que cierra la programación oficial Glittering Misfits, del vasco Iban del Campo, quien ya participó en la tercera edición de Mostra La Ploma con su cortometraje Tigger!. 

Gracias al festival podemos ver la tragicomedia realizada desde una perspectiva lésbica y feminista.  Margen de error, de la directora argentina Liliana Paolinelli, es una muestra de un entorno donde el lesbianismo no se vive de manera anecdótica. La comunidad y la construcción de una familia afectiva lésbica se convierte en protagonista dentro de una divertida historia de amor intergeneracional.

Gracias al festival se localiza en el norte de Italia y se habla de la construcción identitaria de su protagonista en un entorno hostil y en un momento vital confuso pero cargado de esplendorosa energía: la adolescencia en Zen sul ghiaccio sottile, de la italiana Margherita Ferri. 

Y gracias al festival se aborda la bisexualidad de sus protagonistas como una opción viable en un mundo en el que las relaciones y las personas se mantienen en constante evolución. No se trata de experimentos, circunstancias o confusiones, sino de la afirmación consciente de un trayecto vital, por mucho que la sociedad se empeñe en no querer comprenderles (Zen sul ghiaccio sottile, de la italiana Margherita Ferri).

Cortometrajes

Además de los largometrajes, el festival contempla cuatro ciclos de cortometrajes que engloban 20 obras más,  se articulan bajo los títulos de Resiliencias, Vivencias trans, Vida moderna y Diversidades, y permanecerán accesibles durante todos los días del festival, mientras que los largometrajes quedarán acotados al día en el que aparecen programados.

Gracias a este  festival conocemos historias de resiliencias aborda la capacidad de adaptación y supervivencia de las personas que siempre han recibido mayor rechazo por su identidad, género o los vínculos afectivos que desarrollan, tal como descubrimos en Homens invisiveis, de Luis Carlos de Alencar, que recoge los testimonios de hombres trans brasileños encarcelados en prisiones de mujeres porque así se les continúa identificando legalmente. Completan el ciclo: La vida es corta, de Florencia Bastida; Roadkill, de Aliza Bruger; y A cohabitation, de Wei Ye Tung.

Gracias a este festival conocemos vivencias trans recorre distintas realidades en el entorno de las categorías identitarias trans. Un acercamiento a la pluralidad de modos de entender la construcción de la singularidad de cada persona, tal como ofrece Aqueles dois, de Emerson Maranhao, un documental que hace explícita la importancia del entorno familiar para la afirmación y empoderamiento de la identidad trans. Completan el ciclo: Mi pequeño gran samurai, de Arantza Ibarra; God’s daugther dances, de Sungbin Byun; Victoria, de Daniel Toledo; y Escamas, de Katherina Harder.

Gracias a este festival y el ciclo Vida Moderna descubrimos con humor la evolución que las vivencias LGTB+ van desarrollando y cómo lentamente, pero de manera inexorable, la diversidad sexual y de género está cada vez más presente en nuestra sociedad. Ejemplo de ello es la comedia lésbica costumbrista Gafe, de Paz Jiménez, que cuenta la historia de amor de dos chicas futboleras en el bar en el que se reúnen la hinchada a ver los partidos, y cuyo propietario es el padre de una de ellas.

Gracias a este festival se pone el foco en las diversidades que muestra la variedad de cuerpos, capacidades, afectos y circunstancias que nos constituyen como personas dentro de la sociedad y como estas diversidades deben servir para entendernos de manera amplia y no para limitarnos. Esa es la premisa de Transversales, de Raffaella Gnecco y Jorge Garrido, un emocionante canto a la diversidad, protagonizado por jóvenes VIH+, migrantes, LGTB+, entre otras interseccionalidades. Completan este ciclo, Hands and wings, de Sungbin Byun; Rocky, de Dani Seguí; Adagio, de Yago Torres; y Cuerpo (posible), de Federica Rubio y Andrea Eichenberg.

El domingo 20 de noviembre se clausurará el festival con la proyección de una selección de las películas galardonadas en la sección oficial porque este festival cuenta con unos reconocimientos con dotación económica. Hasta entonces no podemos más que disfrutar y recomendar este festival con todas sus proyecciones a nuestros seres más queridos … y no tan queridos. Porque sólo con la sensibilización, el respeto,  la aceptación y la lucha contra  la discriminación sobre la condición e identidad sexual conseguiremos un mundo mejor. 

La semana que viene… más! 

*La descarga de tiques para visionado puede hacerse de forma anticipada desde la web de Mostra La Ploma o del espacio del certamen en Festhome TV, al que se puede acceder desde el siguiente enlace

 * *La muestra cuenta con la colaboración del Centre del Carme Cultura Contemporànea del Consorci de Museus; el Institut Valencià de Cultura, La Filmoteca; la Regidoria d’Igualtat i Polítiques de Gènere i LGTBI de l'Ajuntament de València; Institut Valencià de la Joventut (IVAJ); la Delegació de Cultura de la Diputació de València; el Vicerrectorat d’Igualdad, Diversitat i Sostenibilitat de la Universitat de València (Iniciativa de diversitats); el Departamento de Arte, Universitas Miguel Hernández; de Culturama sl, y de Zinegoak.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email