Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

las notas de plazadeportiva.com

Pinceladas de ilusión

27/01/2021 - 

VALÈNCIA. El Levante ilusionó al meterse en cuartos de Copa del Rey, aunque lo hizo en un partido con control y fases de sufrimiento extremo e innecesario ya con el marcador muy favor. En positivo, la reacción tras el tempranero gol de Toni Villa y la capacidad para generar ocasiones ante un rival, eso sí, muy mermado que sacó su artillería bien entrada la segunda mitad. En negativo, la fragilidad defensiva en algunos momentos clave que puede costar tan cara como ya lo ha hecho en diversos choques de esta temporada. Aún así, el Levante dio pinceladas de ilusión para soñar con seguir avanzando en Copa y borrar del mapa desconexiones como la del viernes pasado en el Ciutat. Estas son las notas de Plazadeportiva.com tras el Valladolid - Levante de Copa del Rey.

Dani Cárdenas (6): Buen nivel. Los goles del Valladolid fueron imposibles. De hecho, en el primero de Toni Villa salió bien a tapar al ver que Toño no llegaba a cubrir la posición, pero llegó antes el jugador murciano del Valladolid. En el segundo tiempo, sacó una buena mano en un lanzamiento de falta de Alcaraz que suponía el empate a tres.

Coke (7): Golazo. Capitán en el día de ayer, volvió a ser ejemplo de garra y buen hacer. Marcó un golazo después de un rechace de Roberto que bien pudo empalar de primeras, pero al '23' se le ocurrió recortar a un defensor y disparar a placer con el meta vendido. Antes ya había tenido una oportundiad muy clara, con cabezazo certero, a la salida de un córner, pero Roberto paró con la punta de los pies en una acción aderezada con suerte.

Postigo (5): Suficiente. Postigo volvió a ser titular en la zaga después de que Duarte se haya entrometido en la pareja de centrales que, a priori, era la titular de Paco López. El partido era importante para él, pero el Levante siguió cometiendo errores en retaguardia. Vendido en el primer gol tras la salida de Vezo y poco tuvo que hacer en el segundo, pero los granotas padecieron más de la cuenta en acciones laterales que deben ser solventadas con mayor contundencia. 

Vezo (5): No ha regresado a su nivel. El luso comandó acciones de contundencia, pero salió demasiado de su posición y perdió duelos en esos lares. Como el del tempranero gol del Valladolid. De hecho, también perdió el combate con Weissman en el gol que permitió a los vallisoletanos volver a meterse en el partido. A Vezo le está costando reencontrarse después de la cuarentena.

Toño (5): Más calidad que productividad. El de Alcalá de Henares derrocha calidad en sus botas y varias acciones son prueba de ello, pero no se traduce en clarividencia en un carril que, eso sí, volvió a estar bien tapado y controlado por el rival.

Malsa (6,5): Del suspenso a la reacción. El internacional por Martinica empezó muy mal. Dubitativo, fuera de sitio y poco certero en sus caracterísiticos pases rompelíneas en el centro del campo. Perdió muchos balones antes de mandar una ocasión al palo libre de marca. Aún así, el francés anduvo atento al fallo de Vilarrasa para marcar el 1-2 que tanto aire dio a su equipo... y a él mismo. En el segundo tiempo se vio una versión mucho más sosegada de Malsa, que terminó el partido con Radoja a su vera.

Rochina (6): De menos a más. El de Sagunto arrancó muy impreciso, sin conectar con sus compañeros, pero creció durante el partido. Tuvo una ocasión nada más arrancar el segundo tiempo, en la que prefirió buscar puerta demasiado escorado en lugar de ceder para un Malsa que llegaba sin nadie a kilómetros a la redonda. Aún así, brilló el centro que puso para el remate de Postigo y posterior golazo de Coke.

Bardhi (7): Ha vuelto. En su segundo encuentro tras la hernia discal que le dejó dos meses en el dique seco -y su primera titularidad-, Bardhi brilló por su presencia. No solo fue el gol de falta, de genio, deslizando por debajo de la barrera blanquivioleta, engañando a diestro y siniestro en Pucela. También fue un buen conector de corriente para el equipo. Primer gol de la temporada para él. 

Son (6): Esta vez sí apareció. El sevillano es otro de los que terminó el encuentro después de los pocos minutos de los que disfruta en Liga. Normalmente su opción no surte gran efecto, pero ayer sí que fue dolor de cabeza en más de una ocasión para el flanco izquierdo del Valladolid. Tampoco destacó por un acierto monumental ni una gran clarividencia, pero, incansable, participó en el juego e incluso dispuso de dos buenas ocasiones fruto de triangulación.

Melero (6): Pluriempleado. El madrileño arrancó junto a Malsa en la medular, donde jugó la mayor parte del partido con sensación de control, siempre que el Levante lo tuvo en sus propias botas. En el segundo tiempo, jugó unos minutos detrás del punta, Dani Gómez, en una primera tanta de cambios de Paco López, pero volvió al centro del campo cuando el plan viró hacia una línea de tres centrales y dos carrileros largos.

Sergio León (6): Activo. El cordobés sigue sin reencontrarse con el gol copero, pero sí es importante en la combinación con sus compañeros. De sus botas también salieron ocasiones aunque no fuera él quien disparara. De hecho, el de Palma del Río no tiró a puerta en Pucela, pero sí asistió, por ejemplo, a Son para una ocasión en el segundo tiempo.

Radoja (6): Bien. El serbio fue el primer cambio en busca del equilibrio en la medular y en detrimento de Bardhi, que estaba siendo de lo mejor en clave granota pero, recién salido de la lesión, se prefirió no arriesgar. Además, Radoja dio algo más de control aunque el Levante siguió sufriendo en los minutos finales con dos ocasiones del Valladolid que no supo frenar el equipo.

Dani Gómez (5): Desaparecido. El madrileño tuvo tiempo para entrar en juego, pero parece necesitar otro ariete a su vera para combinar. En ocasiones fue una isla.

Morales (6,5): Efecto. Su entrada tuvo consecuencias en el partido. Con la victoria en las manos, el Comandante fue una alternativa por banda, donde protagonizó dos internadas que apuraron a la defensa pucelana. Fue el encargado, con galones y mucha clase, de convertir el penalti y sumar su octavo gol del curso entre ambas competiciones.

Clerc (-)

Duarte (-)


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email