Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Negredo, el peor negocio, y la venta de André Gomes

Para mí, vender a Gomes por unos 50, sin duda, sería un muy buen negocio, y si con variables se pusiera en los 60-65, pues estaríamos hablando del mayor traspaso de la historia del Valencia...

21/07/2016 - 

VALENCIA. Después de que Álvaro Negredo se haya convertido en el peor negocio de la historia del Valencia, ya que pagó por él 30 millones en el verano del 2015 y siendo el jugador con mejor ficha de la plantilla, y un año después se ha marchado al Middlesbrough cedido sin coste alguno, y sin fijar ninguna opción de compra aunque no fuese obligatoria, como sí se la hicieron firmar al Valencia en su día los "listos" del Manchester City y con Negredo que vino lesionado, ahora viene el tema de André Gomes, que a pesar de su última temporada bastante irregular debido a las continúas lesiones, la cotización suya es muy alta. 

Pero antes decir que el Valencia jamás ha permitido que un jugador suyo salga por 20 millones menos de lo que costó. Recuerdo ahora un caso más reciente como el de Joaquín, por el que se pagaron 25 millones de euros en la etapa de Soler, y cinco temporadas después, se marchó al Málaga por 10. Dos negocios más que ruinosos en pocos años.

Que a nadie se le olvide, que en el fútbol es el vendedor el que pone el precio, amén del mercado y de las necesidades de cada uno. Pero al fin y al cabo, uno siempre vende en lo que estima oportuno; y no en lo que el otro quiere, pues nadie es el Real Madrid ni ningún otro club para imponerte el precio de tu mejor jugador. ¿O no?. El que vende manda.

"La cláusula o nada", repiten otros a los que quizás sabe a poco ingresar 50-60 millones de euros por un centrocampista ofensivo que costó sólo 15 hace dos veranos. Una cosa es no tener necesidad de vender, que no es el caso del Valencia, y otra bien distinta, que se desperdicie una gran oportunidad de vender.

Esa cláusula de "megacrack" que tiene André y que todavía no lo es, de 115 millones, ya sabemos que es una locura y que eso no lo paga ni el más rico de los jeques. Es una auténtica barbaridad por un jugador. Para mí, vender a Gomes por unos 50, sin duda, sería un muy buen negocio, y si con variables se pusiera en los 60-65, pues estaríamos hablando del mayor traspaso de la historia del Valencia. 

Pero las circunstancias obligan a permanecer firmes. El Valencia, además de hacer buena caja, en esta coyuntura tan especial, debe mostrar mucha firmeza. El posible comprador, el Real Madrid, tiene dinero, no por castigo como los clubes ingleses, pero tiene mucha "plata", y si su primer acercamiento ha sido poderoso, pues estoy convencido de que llegará a los 60 o 65 con el dinero por delante.

Leo que los aficionados están divididos. Muchos ven a André Gomes como un jugador con gran calidad, pero no es decisivo ni insustituible. Yo entre ellos. No rinde el 100% del partido. Y muchos piensan que 60 es una cantidad muy considerable. Otros que no hay que hacer favores al Real Madrid ni al Barcelona. 

Yo, pienso que económicamente sin duda es una muy buena operación, y futbolísticamente, también. André Gomes tiene unas grandes condiciones técnicas con esos destellos de gran calidad que ha dejado, un potencial muy grande, pero no es el mismo caso de Otamendi, porque son dos tipos de futbolistas diferentes para el equipo, y la baja del portugués sí se notaría menos que la del central argentino, como se ha demostrado esta nefasta temporada. Y todos sabemos que Gomes no tiene el status que en su día sí tenían los Villa, Silva, Mata y el propio Otamendi. Su status es bastante más bajo. 

El precio final lo va a marcar el mercado y el mercado actual es el poderoso Jorge Mendes. Pero esto no quiere decir que la valoración económica de lo que vale André Gomes la vaya a decidir Mendes, sino que la va a decidir el mercado y el dueño del Valencia, que necesita vender futbolistas por el famoso ya por todos conocido, "fair-play financiero". El Real Madrid sí piensa y sí sabe y conoce a través de Mendes las condiciones de André Gomes. Pero Lim sabrá el precio por el que Jorge Mendes debe negociar el traspaso de André.

Ahora el mercado ha permitido que los 15 millones que en su día se pagaron por el luso, después de hacer el descuento porcentual de la plusvalía en la que entra el Benfica, por una cantidad de 50-60, sí sería una buena operación. Que es mucha pasta, sí, pero temo que al Real Madrid no le duelen -pagó en su día 60 por Kaká y 80 por James-, y al Valencia tampoco le supone ningún problema desprenderse de su mayor activo deportivo. Así ha cambiado el dircurso del club desde que Lim hablase en Navidad afirmando que no sacarían a las estrellas de la plantilla.

Quitando esos complejos del Madrid y Barcelona, el propietario del club se mueve en unos círculos en los que el sentimiento está aparte. No hay sentimiento, y sí hay, operaciones y negocio puro y duro. Como en otros tantos sitios, unos entran y otros salen, y esos movimientos de la mano de Jorge Mendes le han supuesto a Peter Lim malas inversiones en el Valencia en la casi mayoría de jugadores.

Y, lo que parecía un gran proyecto se ha ido desvaneciendo y fracasando como en esta última temporada. Se fue Otamendi, se puede ir André Gomes, y el año que viene, si no se entra en Champions, ¿quién será el siguiente?. ¿Alcácer, Gayá?... Se admiten apuestas.

Al final, el Valencia tiene que vender al centrocampista portugués y con esa única venta paliar el déficit económico que tiene, pero para poder disfrutar un año más de André Gomes, había y hay otros futbolistas mucho más prescindibles como Abdennour, Enzo Pérez, Santos y Alves. Y el que los trajo a Mestalla, tenía que haber ayudado a "colocarlos" a buen precio en otro sitio.

Lo que se cuece en el Valencia ya saben que se lo "guisan y se lo comen", tanto Peter Lim como Jorge Mendes. Son "colegas" y socios de negocios al fin y al cabo. Estará preocupado el gran agente portugués por el "fair-play financiero" del Valencia. Seguro que no. Pero no lo olviden, el que vende manda.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email