X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Aquí no pasa nada

El equipo es consciente de que lo del domingo pasado debe quedar en anécdota sin llegar a marcar tendencia y, fundamentalmente, porque se juega en Mestalla y eso es un valor añadido...

9/12/2017 - 

VALÈNCIA. Los medios que nos dedicamos al ‘asunto futbolero’ somos muy dados o… puede ser, incluso, excesivamente dados a envolver cualquier partido, aunque sea a estas alturas de la temporada en la que ni siquiera hemos alcanzado el ecuador de la misma, en el lenguaje épico y la mística que representa una Gran Final.

Seguramente porque somos muy exagerados y también porque entendemos que así lo convertimos en un contenido más atractivo para el lector, el oyente o el televidente. Pero el jueves Marcelino - que no da puntada sin hilo- se nos anticipó hablando de la mentalidad con la que afrontan los jugadores del Valencia el partido que se disputará en unas horas ante el Celta refiriéndose a él como una final. Un mensaje con el aficionado como destinatario diciéndole algo así como: ‘aquí no pasa nada’ pero... también dirigido a la plantilla para poner el acento en la importancia del choque de esta noche para que realmente... no pase nada y se retorne sin mayor dilación a la senda de la victoria. 

Es una evidencia que Marcelino conoce mejor que nadie cómo respira su vestuario y que, con total seguridad, ha centrado el trabajo de toda la semana en reflotar la confianza del grupo para que no acuse el golpe y tratar de que la plantilla digiera de la mejor manera posible todo lo acontecido el pasado domingo en Getafe. Que no es –ni muchísimo menos- una tragedia porque una mala tarde no empaña en absoluto la ingente trayectoria del equipo en esta temporada aunque que sí deba tomarse en consideración para corregir defectos y, por encima de todo, que los jugadores asimilen que sí, que no pasa nada por reconocerlo, que fue una mala tarde y no caigan en la tentación de instalarse en la excusa como acontecía en las últimas campañas con resultados catastróficos para el valencianismo. 

El equipo que aspira a estar arriba y mantenerse arriba debe saber interpretar cada partido adaptándose a las contingencias del mismo por adversas que sean y es bueno recordar que cada encuentro –por injusto que parezca- tiene un reglamento, porque cada árbitro lo administra a su manera y termina sacando ventaja aquel que sabe medir al árbitro. Así está montado este invento, y... lo que queda al final es el resultado. Las lamentaciones -por justificadas que estén - siempre se las acaba llevando el viento del marcador final.

El choque de esta noche nada tendrá que ver con el Coliseum por varias razones: porque el equipo de Unzué juega de manera bien diferente al Getafe y ese modelo futbolístico le va mejor al Valencia, porque el equipo es consciente de que lo del domingo pasado debe quedar en anécdota sin llegar a marcar tendencia y, fundamentalmente, porque se juega en Mestalla y eso es un valor añadido para una plantilla que sigue contando con el apoyo incondicional de una afición agradecida. 

El hecho de que haya ausencias importantes –que las hay- no debe servir tampoco de coartada para no volver a desplegar la mejor versión que ya hemos visto en tantas ocasiones porque… sí, Marcelino vuelve a tener razón: lo del sábado es como una Final porque las cosas en la parte alta de la tabla se están apretando en puntos el que se mueva... no saldrá en la foto. El Valencia debería hoy lanzar un mensaje contundente al Planeta Fútbol acerca de lo que es y lo que quiere llegar a ser en esta temporada. 

La ambición e inteligencia que sea capaz de desplegar sobre el terreno de juego marcará la fortaleza mental de la plantilla y marcará, también, su capacidad para sobreponerse a un mal resultado. Ese mensaje que envíe el Valencia de Marcelino ante una afición entregada debe reafirmar la candidatura a la Champions League y desterrar cualquier duda que pueda existir al respecto. Claro que hay que afrontarlo como una Final.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email