Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Pedro Sánchez, designado por tercera vez candidato a presidente del Gobierno por el Rey

12/12/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha informado de que el Rey ha designado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como candidato a la investidura para ser presidente del Gobierno, una vez concluida la ronda de consultas del Jefe del Estado con las formaciones parlamentarias surgidas de las elecciones generales del pasado 10 de noviembre.

Batet hizo este anuncio en el Congreso después de regresar del Palacio de la Zarzuela, donde había sido convocada por Felipe VI a última hora de este miércoles para comunicar su decisión tras escuchar a los representantes políticos y siguiendo lo previsto en el articulo 99.1 de la Constitución.

Es la tercera vez en los últimos tres años que el líder socialista recibe este encargo institucional. En las dos ocasiones anteriores, en 2016 y tras los comicios de abril pasado, Sánchez fracasó en su intento de ser investido jefe del Ejecutivo por el Parlamento.

La fecha del debate de la investidura depende ahora de la presidenta del Congreso, en coordinación con el candidato designado, pero en la legislación no hay un plazo concreto para su celebración.

156 apoyos, casilla de salida

Para que prospere la investidura, será necesario que Pedro Sánchez reúna mayoría absoluta (176 diputados) en la primera votación , o bien mayoría simple, más votos a favor que en contra, en una segunda ronda.

De momento, el acuerdo de gobierno de coalición suscrito por PSOE y Unidas Podemos parte con 156 apoyos: 120 diputados socialistas, 35 de la formación morada y sus aliados, y el diputado del PRC.

La primera ocasión en que Sánchez fue candidato oficial a intentar la investidura se dio en febrero de 2016. El PSOE no había ganado las elecciones, pero el rechazo del ganador de los comicios, el 'popular' Mariano Rajoy, a someterse a una investidura sin tener garantizado que saldría victorioso, llevó a Sánchez a ofrecerse para 'poner en marcha el reloj'.

Y es que, sin una votación de investidura, sea cual sea su resultado, no comienza a correr el plazo de dos meses que fija la Constitución para repetir elecciones en caso de que ningún candidato logre ser investido presidente del Gobierno.

Poner en marcha en reloj

En aquella ocasión, Sánchez consiguió acordar un pacto de investidura con el entonces líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que no pudo prosperar por los vetos cruzados del PP y de Podemos e independentistas.

Tras ese fracaso, fue necesario repetir elecciones --por primera vez en la actual democracia-- y esta vez Pedro Sánchez, que se negaba a facilitar que gobernase Mariano Rajoy, fue derrotado por su partido y acabó renunciando para que el PSOE se abstuviera antes que forzar unas terceras elecciones.

Fue el 1 de junio de 2018 cuando Sánchez llegó al frente del Palacio de la Moncloa, pero ahí no medió designación por parte del Rey, sino que lo logró ser presidente al prosperar su moción de censura contra el 'popular' Mariano Rajoy tras la sentencia del 'caso Gürtel'.

La segunda oportunidad para intentar una investidura le llegó a Sánchez tras ganar las elecciones del pasado 28 de abril. A diferencia de 2016, en esta ocasión él era el candidato natural y único a una investidura, puesto que no había alternativa posible que no pasara por el PSOE al no sumar la derecha.

Pero la falta de acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos --unido a la negativa férrea de Ciudadanos de explorar esta vez una colaboración con los socialistas-- llevó a una nueva repetición electoral el 10 de noviembre pasado, con los socialistas esperando mejorar los resultados de abril.

Los pronósticos no se cumplieron y el PSOE terminó perdiendo dos escaños. Para sorpresa de todos, en menos de 48 horas, Sánchez anunció un preacuerdo con Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición, lo que le permite encarar el debate con un respaldo de 155 escaños, más el anunciado apoyo del diputado de Partido Regionalista de Cantabria (PRC).

La cifra puede subir dada la predisposición de Más País, Compromís, Teruel Existe e incluso el PNV, pero al final, darriada la negativa del PP, Vox y Ciudadanos, la investidura estará a expensas de la abstención imprescindible de ERC para prosperar.

 Sánchez convocará el lunes a Casado y a Arrimadas

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, convocará este lunes próximo al líder del PP, Pablo Casado, y a la nueva portavoz de Cs, Inés Arrimadas, a sendas reuniones por separado en el Congreso de los Diputados para hablar de la formación de gobierno.

Además, tiene intención de llamar a partir de la semana próxima a todos los presidentes autonómicos, incluido el de la Generalitat, Quim Torra, con quien se negó a hablar por no condenar la violencia tras los disturbios callejeros que siguieron a la sentencia del juicio del 'procés'.

De manera paralela a sus encuentros con Casado y Arrimadas, la 'número dos' del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, se entrevistará con el resto de formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados con el objetivo de buscar una "mayoría más amplia" que permita la formación de gobierno en España, ha añadido Sánchez.

Estos contactos de Lastra incluirán por vez primera a Vox y a EH Bildu, a quienes el PSOE vetó en su ronda de contactos anterior a la repetición de las elecciones el 10 de noviembre.

Sánchez, que ha dicho asumir con "honor" y "responsabilidad" la designación del Rey para intentar la investidura, ha explicado que si no inicia antes los contactos con los partidos políticos es porque mañana y el viernes ha de estar en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos defendiendo los intereses de España.

 

Batet supedita la fecha del debate

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha dado a entender que la fecha del debate de investidura de Pedro Sánchez, que a ella le corresponde fijar, estará condicionada por la evolución de las negociaciones que el PSOE mantiene abiertas y que va a impulsar el propio candidato la próxima semana.

En declaraciones en el Congreso, Batet no ha anticipado su decisión, pero sí ha recordado que "se están produciendo negociaciones" para que la investidura prospere y que, de hecho, la propuesta del Rey abunda en esa vía. Así, el propio candidato ya ha anunciado reuniones la próxima semana con el PP y con Ciudadanos, mientras que su portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, hablará con el resto de formaciones.

Según Batet, lo prioritario no es celebrar el debate de investidura, sino lograr que prospere y que el Congreso pueda elegir un presidente del Gobierno que ponga fin a estos meses de bloqueo y de Gobierno en funciones. "Habrá que ver cómo evolucionan estas negociaciones que ya está manteniendo el candidato para que pueda ser una investidura exitosa", ha añadido.

La presidenta de la Cámara ha querido dejar claro que Sánchez es "el único candidato" que tiene posibilidades de llegar a sumar los apoyos suficientes para que prospere la investidura, y en ese sentido entiende la decisión del jefe del Estado de designarle.

Para superar la investidura, Pedro Sánchez debe sumar mayoría absoluta en la primera votación (176 votos) o bien mayoría simple, más votos a favor que en contra, en una segunda. De momento, el gobierno de coalición pactado por PSOE y Unidas Podemos parte con 156 votos: 120 del Grupo Socialista, 35 de la formación morada y sus aliados, y el del diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email