X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

regresará en enero, ocupa plaza de extracomunitario, cobra 900.000 euros netos y le resta un año y medio de contrato 

Problema a la vista con Aderlan Santos

El central finaliza su cesión en EC Vitória en enero y tiene que regresar a la disciplina de Marcelino. No entra en los planes del técnico, ocupa un espacio importante en el Fair play y es extracomunitario. El Valencia se encontrará con una situación similar también en verano con Aymen Abdennour, que no juega nada en el Olympique de Marsella

11/09/2018 - 

VALÈNCIA. Problema a la vista con Aderlan Santos. El Valencia puede recibir el próximo mes de enero el regreso de uno de los futbolistas que peor sensación ha causado en Mestalla en los últimos años. El central brasileño finaliza su cesión en el EC Vitória una vez se abra la próxima ventana de fichajes y la idea del club de Mestalla es que no vuelva a Valencia. En estos momentos, Aderlan Santos ha ganado más protagonismo en el EC Vitória de lo que había tenido la pasada temporada. Está siendo un jugador de rotación para su técnico, Paulo César Carpegiani. 

Sin embargo, su aterrizaje en el EC Vitória se originó de una forma rocambolesca. No tenía participación en el Sao Paulo, donde ni entraba en las convocatorias. Por ello, el club brasileño gestionó su salida al EC Vitória, con permiso del Valencia, siempre y cuando se respetaran las condiciones del anterior contrato de cesión, que se había firmado en el mes de julio. Un escenario que el Valencia ya vivió con Vinicius Araujo, que no jugaba en Cruzeiro y finalizó su préstamo antes de tiempo, para recalar en otro club más modesto del campeonato brasileño, el Sport Club Recife. 

En este sentido, existen dudas sobre si el EC Vitória vaya a estar interesado o si incluso puede asumir otra operación similar para retener en sus filas a Aderlan Santos. El futbolista es propiedad del Valencia hasta junio de 2020, percibe alrededor de 900.000 euros netos por temporada. De hecho, al Valencia todavía le quedan cerca de tres millones por amortizar de su fichaje, que computan en el Fair play Financiero. Además, ocupa plaza de extracomunitario.

Marcelino ya dejó claro que no cuenta en absoluto con Aderlan Santos. El técnico asturiano forzó para que el central firmara su cesión al Sao Paulo antes de su llegada al banquillo del Valencia, al igual que hizo con Enzo Pérez o Diego Alves. El Valencia cerró una operación redonda por Aderlan Santos, 'rascó' 800.000 euros por una cesión que Sao Paulo se quitó de encima antes de tiempo y se liberó de la ficha del jugador. 

Ahora, se avecina un nuevo 'caso Aderlan' que tendrá que volver a gestionarse a través de tres opciones. La primera es la de un traspaso o bien una cesión por el tiempo que le resta de contrato. La segunda sería la rescisión de su contrato y que se marchara con la carta de libertad. La menos probable es que se quedara en la plantilla, aunque no entrara en los planes del técnico. Es decir, si se niega a salir del Valencia, como ya hizo anteriormente con Pako Ayestarán en el banquillo. No obstante, esta última se antoja bastante remota. 

ABDENNOUR TAMBIÉN SERÁ UN CASO SIMILAR... EN VERANO

Por otro lado, otra 'patata caliente' que llegará será la de Aymen Abdennour, pero lo hará en verano. El central tunecino está cedido en el Olympique de Marsella hasta junio de 2019 y su situación con Rudi García parece insalvable. Desapareció de los planes del técnico la pasada temporada, forzó para permanecer en el cuadro francés un año más, con el objetivo de revertir su situación. Algo que se antoja casi imposible, dado que Abdennour no ha debutado esta temporada y ni siquiera entra en las listas de convocados. Incluso ha quedado excluido hace unos días de la lista de elegidos para disputar la Europa League.

En el plano económico si nada cambia, el Valencia se encontrará con una situación aún peor con Abdennour en comparación con la de Aderlan. Con un año de contrato por delante y un sueldo cercano a los 2,2 millones netos, el espacio que ocupa en el Fair play financiero es muy grande y habrá que solventar su futuro con una nueva cesión o traspaso o la carta de libertad, aunque implique pérdidas en la operación. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email