Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Salvados y sin Feghouli

Es triste pero es feliz decirlo que está casi asegurada la permanencia y que se alejó el fantasma del descenso que muchos temían. Falta un pasito nada más. Para la próxima temporada hay que celebrar otras cosas

14/04/2016 - 

VALENCIA. El aficionado valencianista lo tenía claro. Objetivo: salvarse y, después, pedir responsabilidades de arriba a abajo por lo que ha ocurrido esta temporada. Por eso, entiendo porque se celebró tanto la victoria ante el Sevilla. Totalmente comprensible. No había otro objetivo. Esa explosión de júbilo con el gol de Negredo la veo muy lógica. Había un conjuro para ganar. Y es que antes del choque, había preocupación real por el descenso. Había miedo en el cuerpo. Si no, no se explica la celebración de los jugadores al final del partido. Y me gustó mucho la estampa de la comunión entre afición y equipo. Y el fútbol tiene memoria. Y el gol in extremis de Negredo le devolvió la revancha del pasado con aquel amargo gol de Mbia en la Europa League. Por eso, se comprende desde el punto de vista de la tranquilidad, pero hay que celebrar otras cosas que no sea la permanencia en un club como el Valencia. En el cómputo global de temporada el suspenso será evidente, y el balance general será tremendamente negativo, pero se logró lo que se perseguía, aunque se está a una zancada de la meta.

Que Mestalla no iba a fallar estaba más que claro. A la gente hay que decirle, gracias. La final del valencianismo se ha conseguido. Lo agradeció Ayestarán diciendo que esto se parecía a cuando el Valencia jugaba por títulos con Benítez y él en el banquillo. Porque la gente demostró que había sabido volver al espíritu de momentos angustiosos como en el 83 o el 86, y supo ayudar. Más de uno se acordó del aquel gol de Miguel Tendillo. 

Ahora la parte importante es que en el club sepan interpretar eso, y que en estas dos o tres temporadas próximas no vuelva a ocurrir lo mismo. Y no vuelva a poner a analistas de entrenador y haciendo todo lo que se ha hecho a nivel de planificar mal, y el Valencia no vuelva a tener un año peligroso como este. El club debe cambiar el proceder y modificar muchas cosas. Y cromos nuevos, a pesar de que son mucho mejores jugadores de lo que han estado demostrando en este Liga. La actitud y la intensidad de la primera parte ante el Sevilla no se ha puesto en muchos partidos. Y Ayestarán está haciendo la labor de sacar a un equipo de un problema, porque ahora no se puede hacer una labor de equipo.

Y lo ha hecho bien en el "affaire" Feghouli. Si Feghouli está bien, es mejor que los demás en su puesto. Ahora no. Pero Feghouli hace tiempo que no tiene la cabeza en el Valencia. Sí en Valencia pero no en el club. Y esos jugadores no son lo que hacen falta al Valencia para el momento en el que está. Hay una falta de profesionalidad de Sofiane Feghouli. Me reafirmo que el Valencia le ha dado más al argelino que el futbolista al Valencia. Y todavía me extraña que no haya fichado ya en otro club siendo libre desde enero. No me da ningún miedo que no siga. Los hay mejores. Ahora hay que saber elegirlo. 

Ayestarán quiere jugadores con implicación. Yo el domingo no le hubiese puesto la camiseta del Valencia. Nadie se puede reir de la historia del Valencia. Tiene que haber gotas que colmen el vaso y con Feghouli las hay. En mi opinión, no puede ya ir convocado ni jugar un partido más. Ahora salvados o preocupados todavía piensan algunos. Nunca he estado muy cercano digamos a la teoría del peligro del descenso. A menos de dos partidos por abajo, sí lo hubiese visto sin duda. Es verdad que estaba en una dinámica muy mala de resultados y actitud de los jugadores, pero nunca he pensado que el Valencia iba a estar en el grupo de los de abajo. Si es cierto que lo podía pasar mal si se enredaba la cosa, pero con los tres puntos del domingo, creo que ese tema está olvidado.

Ahora hay una situación transitoria hasta el 15 de mayo. Hay que tener un final digno. Y luego, borrón y cuenta nueva. Y habrá que hacer el análisis de porqué se ha hecho esta nefasta temporada, después de más de 200 millones de euros de inversión. Y si el dueño va a poner más dinero o no, a pesar de no estar en Europa, o se va a autoabastecer de lo que ingrese, y si se podrá mejorar el equipo, pero gastándolo mejor. Y que el dueño y lo digo con respeto, baje por fin de la nube y vea que esta temporada ha sido una oportunidad perdida por sus errores y los de sus amigos Nuno, Neville y Jorge Mendes. Porque el prestigioso agente portugués ha sido en el Valencia lo que Peter Lim le ha permitido. Ellos son los culpables. No hay dudas. Lo que si creo es que si de alguna es la culpa de haber llegado a esta situación es de la persona que no tomó la decisión antes, o no se diera cuenta antes de que el gran problema era de la plantilla primero con Nuno, y que era irreversible, y luego, de Neville con la plantilla. Junto a jugadores que no han dado la talla para jugar en el Valencia. Porque que pena que cuando ha habido dinero como este año, no ha habido un gran equipo y se ha fracasado en el objetivo de estar en Champions. Porque no había otro. 

Es triste pero es feliz decirlo que está casi asegurada la permanencia y que se alejó el fantasma del descenso que muchos temían. Falta un pasito nada más. Para la próxima temporada hay que celebrar otras cosas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email