X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Se escapa el tren de cabeza

A Nuno le veo superado. Le veo con pocas alternativas y pocos argumentos. Porque lo de trabajar y trabajar es una frase hecha que no va a ninguna parte. El olor del equipo no es bueno y la temporada empieza a avanzar muy rápido

5/10/2015 - 

VALENCIA. El Valencia CF ha sobrepasado la línea roja. Necesita soluciones. En el fútbol una cosa es el proyecto deportivo y otra el institucional. Ese último tiene un plan. Un plan sólido por lo que sé y por lo que explicó la presidenta LayHoon el pasado miércoles en Mestalla. Sin embargo, el proyecto deportivo se despedaza. Al salir de San Mamés empecé a hacer recuento de los jugadores que están lejos de su nivel y me di cuenta que es más sencillo contarlos al revés. Es decir, no hay casi ninguno bien. Cuando eso ocurre hay un problema en el banquillo. Es matemático. En el fútbol no hay culpables, hay responsables y aquí el responsable se llama Nuno Espírito Santo. Lo es sin escudos porque así él lo eligió.

En San Mamés el equipo tuvo 20 minutos buenos en todo el partido. Diez después del gol de Parejo y otros diez en el inicio de la segunda parte. Demasiado poco. Muy poco para un campo como el bilbaíno. Pese a eso la que tuvo Negredo pudo cambiarlo todo, pero eso ya nunca se sabrá. Lo que sí tenemos hoy es un problema muy gordo.

Es muy gordo porque o el equipo empieza a ganar puntos de tres en tres en la Liga o el tren de cabeza se escapará como ya ha ocurrido en otras temporadas no muy lejanas. No voy a entrar a analizar tácticamente al equipo porque no es mi cometido, pero es evidente que el equipo hace aguas en todos los flancos del campo. Especialmente sangrante son las malas dinámicas defensivas y ofensivas. El equipo encaja más goles y hace muchísimos menos que la temporada pasada.

En estas siete jornadas de Liga el Valencia CF de Nuno ha parecido un equipo ramplón, sin ideas y sin argumentos. Y lo peor es que los fichajes no están aportando nada, excepto Bakkali. Y no aportan nada porque no juegan. Y no juegan porque están muy tiernos para meterlos en el equipo. Ahí, se ha pecado este pasado verano. En la planificación. Nuno tiene pocas piezas para rotar la plantilla y hasta ayer no había parado de hacerlo. No dudo que Danilo o Mina sean buenos futbolistas. Lo son. Pero ahora no están listos para este reto. Y eso el equipo lo está acusando porque la exigencia es el doble que el año pasado.

A Nuno le veo superado. Le veo con pocas alternativas y pocos argumentos. Porque lo de trabajar y trabajar es una frase hecha que no va a ninguna parte. El olor del equipo no es bueno y la temporada empieza a avanzar muy rápido. Ahora llega un parón que se hará largo, pero a la vuelta el calendario se empina y si no llegan los resultados será muy complicado repetir sinfonía Champions en Mestalla la próxima temporada.

LayHoon pidió paciencia. Y hay que tenerla. Siempre hay que tenerla. Pero ellos son los que deben marcar hasta cuando. Porque ellos mandan y se juegan su proyecto y sus millones. Nosotros sufrimos junto a ellos por las derrotas como la de San Mamés. Sin alma, sin rumbo y sin ninguna personalidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email