GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Teo y la Fundación

3/07/2021 - 

VALÈNCIA. De todas las noticias que se han venido produciendo estos días, por encima de la parálisis deportiva en el mercado propia de un club que carece absolutamente de estructura deportiva y de intención alguna de trabajar en beneficio del equipo, por encima del ridículo que supone que presentes un proyecto de pabellón exactamente igual que el que te instaron a modificar con el consiguiente rechazo del ayuntamiento taxativamente verbalizado por la regidora Bernabé y por encima, incluso, de la desfachatez de los abogados de Meriton justificando el estratosférico salario del peor presidente que el Valencia ha tenido en sus 102 años de historia desde el peregrino argumento de que se aprobó en un momento de bonanza por la consecución de la Copa del Rey, la destitución de Pablo Mantilla como director de la Fundación VCF me parece la más relevante de todas.

Vaya por delante, por anticiparme a los ‘trompeteros’ de turno que quieran relacionar mi opinión con un supuesto amiguismo, que mi relación con Mantilla, aún habiendo sido cordial, también ha sido escasa. Sé de todas las iniciativas que ha implementado desde la Fundación por fuentes diversas y por hechos tangibles que se pueden revisar, sin esfuerzo alguno, y no por haber ‘compadreado’ con el ya ex director al que tampoco nada le debo puesto que nunca ha estimado oportuno contar conmigo en ninguna de las muchas actividades que ha puesto en marcha desde el desempeño de su cargo. Pero… las cosas son lo que son y seria abiertamente injusto no reconocer el ímprobo trabajo que, con todas las trabas habidas y por haber, ha llevado a cabo en la Fundación. La realidad es que, una vez la Fundación quedó totalmente fagotizada por el Club y -sobre todo- desde la llegada de Meriton, debe haber sido una odisea tratar de levantar la bandera de la memoria histórica valencianista, de la solidaridad, de la inclusión, de la exportación del buen nombre del Valencia y del desarrollo -por ejemplo- del fútbol femenino con el desgaste que supone tener que justificar dicho tipo de iniciativas ante quien nada le importa la historia de la entidad, a quien es manifiestamente insolidario, a quien ‘se la bufa’ el buen nombre del Valencia y a quien heredó las buenas intenciones para con el fútbol femenino de su antecesora pero lo ve como un mal necesario. Teniendo en cuenta que la Fundación la preside un caballero que se llama Ng Ser Miang que, difícilmente, sabrá ubicar la ciudad de Valencia en un mapamundi , qué menos que la parte ejecutiva recaiga en manos de alguien que sepa qué es y qué significa el Valencia CF.

No sé si Pablo Mantilla ha sido el mejor director que ha podido tener la Fundación en todos estos años pero sí me consta su dedicación y sí sé que lo que necesita dicha Fundación es la sensibilidad de alguien dispuesto a empatizar con la sociedad valenciana que , al fin y al cabo, no deja de ser el caldo de cultivo por el que debe navegar el Valencia CF: la presunta internacionalización que traía Meriton bajo el brazo sólo ha generado desilusión y desarraigo. Pero no porque la internacionalización sea nociva en sí misma sino porque, como tantas otras cosas, también era mentira.

No me cabe la menor duda de la existencia en la ciudad de personas -valencianos o no- que , como ha hecho Pablo, podrían llevar a buen término un buen número de proyectos pero no creo , ni por asomo, que las cualidades que deben adornar quien se ponga al frente de la parte ejecutiva de la institución las atesore el tal Teo Swee Wei, si es que, como se ha venido publicando, se va a hacer cargo del cometido.

Sinceramente, cuando lo leí, pensé que era una de esas bromas que ganan fortuna en Twitter pero que no tienen mayor recorrido y, de verdad, hasta que no se haga oficial prefiero seguir creyendo que se trata de un chascarrillo porque imagino al personaje en cualquier otro empeño más relacionado con la holganza y el buen vivir a costa del Valencia que con la defensa constructiva de los valores que la Fundación debe salvaguardar, con los que él no tiene absolutamente nada que ver. De no ser una broma, lo que ha hecho o… deshecho su colega Sean Bai en la Ciudad Deportiva se puede acabar quedando a la altura del betún.


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email