X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Todo en orden

27/07/2019 - 

VALÈNCIA. Las tardes del mes de Julio, desde que era un xiquet, tienen para mí un encanto muy especial. La inmisericorde canícula llamando insistentemente a la puerta y amenazando con tirarla abajo, frigorías a mansalva a cuesta del próximo recibo para pararle los pies, la sobremesa, el sofá y... el Tour de Francia coloreando la tele. Sé que no soy el único y, seguramente, en la generación que disfrutamos de ver a Indurain elevando su figura colosal en la ronda francesa, seremos muchos los que quedamos algo ‘atrapados’ con el Tour: demarrajes y ataques trepidantes alternan de manera magistral con escapadas tan heroicas como aburridas que te permiten caer en el sueño más profundo para despertar... o no, en el momento culminante de la etapa. Es algo así como el verano de fichajes futboleros comprimidos en una jornada en la que los ciclistas de colores se dejan el alma en la carretera mientras lo contemplamos desde el sofá. Momentos importantes y llamativos que traen a un portero del Barça para vender a otro que ha rendido de manera excelente, ver a Alemany hacer cumbre con la ‘operación estrella’ que nos ha traído a un delantero uruguayo al que todos queremos ver haciendo la ingente cantidad de goles que queremos imaginar siempre que se ficha a un delantero, salvo que sea Postiga... Estrategias de negociación semejantes a las estrategias que despliegan los directores de equipo a bordo del coche. Y momentos de clama chicha: semanas, como esta posterior a la cumbre de Singapur, en las que parecen no pasar los días porque ni se van los que no cuentan, ni llegan los esperados. 

La lógica prudencia y la confianza en quien ha demostrado capacitad para mover los hilos te invitan a reflexionar sobre la conveniencia de esperar y confiar en el trabajo cauteloso desde la tramoya. Son numerosas las muestras de solvencia que hemos visto en los últimos tiempos como para sosegar el espíritu y disfrutar el verano sin que los fichajes y ‘desfichajes’ te lleguen a atormentar más de lo recomendable pero... hay que tener el lomo muy templado para aguantar los nervios cuando ya ves al equipo de corto empezar a foguearse en la pretemporada. Te armas de paciencia y te repites cien veces el argumentario a modo de Lexatín: ‘el verano es largo. Hay que madurar las operaciones para tratar de sacar ventaja. Hay que esperar a que un descarte de última hora de un ‘gigante’ te pueda completar la plantilla. La base del equipo ya está hecha y tan sólo falta algún retoque’. Un rosario de razones para convencerte de que todo está bajo control aunque leas, veas y escuches movimientos importantes en los equipos que serán tus rivales...

Días de largo llano y buena carretera donde parece imposible que nada suceda y... nada sucede, al menos de manera aparente. Sabes que se está haciendo bien el trabajo y estás tranquilo, o no. Ya tienes tu pase, tu camiseta de PUMA y unas ganas locas de que arranque la p... Liga. Pero es tiempo de chiringo, sofá y Tour de Francia. Toca holgazanear un poco y oxigenar la mente en otros asuntos: la playa, la cervecita con los amigos, la familia con sombrilla y nevera portátil, la paellita al borde de la piscina y ... mantener la calma, mucha calma. Todo en orden. Pero... ¡¡¡¿cuándo coño llega Rafinha?!!!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email