X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de septiembre y se habla de VALENCIA CF cedidos vcf lim Valencia CF
GRUPO PLAZA

Un nuevo revés para el Valencia CF en el 'caso Porxinos'

El Consell Jurídic Consultiu apoya al Ayuntamiento en su posición ante la demanda presentada por el club de Mestalla donde reclama 25 millones de euros al consistorio por no realizar el PAI donde se ubicaría la nueva ciudad deportiva

18/10/2017 - 

VALÈNCIA. El Valencia CF ha comenzado 'como un tiro' la temporada liguera. Segundo en la tabla y con la ilusión de su afición desbordada, el tema deportivo parece solucionado con la llegada de Marcelino García Toral, pero sin embargo el club sigue con muchos otros frentes abiertos que podrían no tener un resultado tan positivo como el que está teniendo en el césped.

Uno de ellos es el conocido como 'asunto Porxinos'. El Valencia CF mantiene un contencioso abierto con el Ayuntamiento de Ribarroja en el que reclama 25 millones de euros por la no aprobación del PAI donde tendría que ir la nueva Ciudad Deportiva del club de Mestalla, una cantidad que el consistorio se niega tajantemente a abonar.

La demanda, presentada en junio de 2016 fue admitida a trámite, pero el Ayuntamiento está convencido que tiene razón y por eso solicitó un informe al Consell Jurídic Consultiu, órgano perteneciente a la Generlitat al que acuden las instituciones, que ha emitido un dictamen validando todos los argumentos presentados por el alcalde de Ribarroja, Robert Raga.

El dictamen del CJC no es vinculante y no quiere decir que la justicia no vaya a darle la razón al club de Mestalla pero parece complicado que si el grupo de juristas del Consell Jurídic Consultiu ha dado la razón al Ayuntamiento en todos los puntos ahora un juez vaya a fallar todo lo contrario dando la razón al club de Mestalla.

Así pues, tanto Valencia CF como Ayuntamiento esperan el fallo del juez que, según las fuentes consultadas, podría demorarse alrededor de un año aunque nadie puede asegurar una fecha ya que ambas partes aseguran que "la justicia tiene sus tiempos".

UN PAI 'MUERTO'
Si en algo coinciden todas las partes involucradas en el 'asunto Porxinos' es que esto se dirimirá en los tribunales y dentro de varios años, con demandas interpuestas entre los actores y con recursos a las sentencias presentadas. Por poner en situación de cuanto podría alargarse, el PAI se presentó en 2005 cuando fue recurrido por la plataforma Salvem Porxinos y no fue hasta 2015, una década después, cuando el Tribunal Supremo anuló definitivamente esa operación.

Y la situación la decidirán los tribunales porque parece bastante claro que el Valencia CF no trasladará su ciudad deportiva a Ribarroja, con lo que tras la anulación del PAI presentado en 2016, el club de Mestalla parece que no realizará uno nuevo consciente de que no sería aprobado.

El principal problema entre ambas entidades radica en el suelo urbanizable para el PAI. El Ayuntamiento propone un máximo de 400.000 metros cuadrados una cantidad que el Valencia CF no puede aceptar ya que, en caso de hacerlo, incumpliría su acuerdo con los bancos propietarios del suelo con los que se comprometió a que el nuevo PAI tendría una reducción máxima del 15% con respecto al anterior, lo que supone un suelo urbanizable por encima del millón de metros cuadrados. Las distancias aquí son insalvables lo que deja el PAI 'muerto'.

Asi pues, las fuentes consultadas por este periódico en el club de Mestalla afirman que no hay voluntad por parte del Ayuntamiento ni de la Generalitat de realizar un PAI y manifiestan que no es un problema de metros cuadrados o viviendas, si no que se trata de un problema de voluntad y, por tanto, al no haber voluntad de recalificar el terreno el club estima que debe ser indemnizado.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Ribarroja se afirma que ellos no están en contra del PAI y de la Ciudad Deportiva del Valencia CF, siempre que se ajuste a términos 'normales' y no se convierta en un 'pelotazo' con el que hacer negocio urbanístico.

Además, las fuentes consultadas dentro del consistorio valenciano también afirman que el Valencia CF tampoco tiene voluntad de hacer la ciudad deportiva porque no quieren llevar al primer equipo a la localidad del Camp de Túria, algo que era condición indispensable para realizar la recalificación.

Con este horizonte, las partes llevan sin hablar varios años. Desde al Ayuntamiento afirman que nadie del club se ha puesto en contacto con ellos para hablar de la situación, ni Mateu Alemany ni Anil Murthy, los dos hombres con mando en el club tras la marcha de Lay Hoon Chan. 

Mientras que en la entidad de Mestalla dejan claro que no tienen problemas en tener contacto con el Ayuntamiento pero siempre que este muestre voluntad real para hacer el PAI y ayudar a solucionar el problema, pero que es algo que ahora no sucede puesto que solo pone problemas a todo lo que propone el club.

La última comunicación se produjo hace un par de años cuando Kim Koh visitó el Ayuntamiento de Ribarroja y se reunió con el alcalde Robert Raga, acompañado de Luis Cervera. El director de operaciones era una de las personas encargadas de este asunto, pero fue despedido el pasado miércoles, lo que enfría todavía más las relaciones

Serán ahora los tribunales los que dicten sentencia y cierren este capítulo puesto qu la decisión de la Conselleria de Medio Ambiente de aumentar la protección sobre Porxinos, hace imposible que se puedan recalificar los terrenos y construir viviendas, condición indispensable del club para trasladarse al municipio valenciano.

UN 'PELOTAZO' QUE HA SALIDO RANA

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email