GRUPO PLAZA

la plantilla se moviliza para salvar el centro

Una carta de Ribó y una concentración: el Instituto Francés de València se resiste a cerrar

6/05/2021 - 

VALÈNCIA. El más que probable cierre del Instituto Francés de València, cuyas alarmas saltaron con el anuncio del despido colectivo de la totalidad de la plantilla planteado por el centro, recoge reacciones unánimes. Individual y colectivamente, se han ido sumando iniciativas para presionar al gobierno francés de Emmanuel Macron para demostrar que la entidad, además de recorrido, tiene futuro en València. En este sentido, la plantilla apunta a que los ajustes que se pedían para hacer el proyecto viable han estado sobre la mesa, pero la dirección los ha “boicoteado” para poder tomar la polémica decisión del cierre. Por eso piden otros dos años de demora sobre la decisión, para tener margen para demostrar la capacidad del centro.

Poco se sabe de las negociaciones de la dirección y la plantilla, que han empezado esta semana. De hecho, desde la embajada francesa en España no confirman a este diario ningún plan, ni siquiera el del cierre. Aducen que “aún no tienen información sobre qué pasará” y remiten a los hechos ya ocurridos: el planteamiento del despido colectivo. Se entiende que una cosa (el vaciamiento de personal) llevará a la otra (el cierre).

Desde el anuncio del Instituto Francés, que adelantó Culturplaza, se han sucedido las muestras de apoyo y reivindicación de la importancia de la institución situada en Moro Zeid. Se ha creado una cuenta oficial de Twitter para dar voz a todas ellas, al igual que se ha puesto en marcha una petición en la plataforma Change.org  para presionar al gobierno francés que está a punto de alcanzar las 7.000 firmas. Pero ayer además, se sumó el apoyo explicito de Joan Ribó

El alcalde de València anunció ayer que ha enviado una carta a Macron que califica el centro de “imprescindible” y le emplaza a dar marcha atrás a la decisión de cerrar una institución con más de un siglo de historia. Según Ribó, “el anunciado cierre se produce cuando más se necesitan vías de colaboración transnacionales en una situación de pandemia mundial que nos ha enseñado la interdependencia que rige nuestro mundo actual y la importancia de fortalecer los vínculos entre sociedades”. Por ello, pide que se “reconsidere la decisión de cerrar el Instituto Francés de València, que dispone de unos profesionales destacados por su tarea de difusión de la cultura francesa y que han posibilitado mantener vivos unos lazos que deberían permanecer a lo largo del tiempo”.

A Macron no se le va a oxidar el abrecartas, porque desde el viernes, facilitadores culturales y personas de la diplomacia francesa han anunciado su intercesión en la operación para convencer al gobierno francés. Los contactos a ese nivel político no son pocos, ni poco influyentes. Falta ver la efectividad de estos. Lidera la oposición la consejera consular Annik Valldecabres. También se ha registrado una pregunta en el Senado francés para preguntar sobre el cierre, en una estrategia por visibilizar esta operación más allá de las fronteras españolas y que la pelota esté en el poder político francés.

Por otra parte, la plantilla ha convocado una concentración este mismo viernes de 18 a 19 a las puertas del Instituto Francés. “Los trabajadores nos resistimos a dejar de servir a los valencianos y queremos continuar nuestra tarea en pro de la multiculturalidad y el multilingüismo para tender puentes y fomentar unos valores que están lejos de la decisión tomada por el Institut Français de España y el Ministerio de Asuntos Exteriores francés, basados únicamente en el aprovechamiento y en la rentabilidad económica”, reza el comunicado que acompaña la convocatoria. El lema es claro: No al cierre del Institut Français de València y al despido de toda su plantilla. Su reivindicación, también: dos años de margen sin boicots para demostrar el potencial del centro más allá de la era covid.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email