X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Y de repente, Mendieta

21/07/2019 - 

Andaba ya concentrado en el debut del Valencia en la pretemporada de Holanda, cuando sentí una sacudida en lo emocional. De repente, apareció Gaizka Mendieta. El exfutbolista evoca grandes recuerdos, inolvidables, a la vez que desata odios y pasiones. Mendieta nunca deja indiferente a nadie. Su presencia suscita controversia. A favor o en contra. Pero siempre polémica. Es raro que un tipo tranquilo, poco amigo del protagonismo, y que siempre ha mantenido un perfil discreto, genere tanto debate. Pero es así. A Mendieta la afición lo ama o lo odia. No hay término medio. O te quedas con el gol de la final de Copa de Sevilla ante el Atlético o visceralizas su fallido intento de salida rumbo al Madrid. O aplaudes sus nueve años de sacrifico en Mestalla o le disparas por su ausencia en los actos del Centenario. Con Mendieta las cosas son así.

Esta pasada semana, el que fuera denominado el murciélago del escudo se volvió a poner delante de un micrófono sin regatear ninguna cuestión. No habló alto. Sería extraño en él oírle alzar la voz. Pero habló muy claro. Y nos dejó interesantes reflexiones no solo de cara a esta ilusionante temporada que ahora comienza, sino también sobre la actual situación del club. Tres simples pinceladas le han bastado a Mendieta para centrar el estado de la cuestión valencianista: Peter Lim se equivocó pero ha rectificado a tiempo; la Copa del Rey puede ser el principio de una nueva época dorada; y que Meriton debe tener mayor sensibilidad con los jugadores que han hecho historia en los 100 años de existencia de la entidad.

Explicaba Mendieta que Singapur ha sabido rectificar su política de gestión del negocio para entender el fútbol y ponerlo en manos de profesionales cualificados. Que el gran acierto de Lim fue mantener a Marcelino pese a que las cosas no marchaban a mitad de Liga. Que esa confianza permitió al Valencia levantar la Copa en Sevilla y que ese equipo que venció al Barça, le recuerda al que alzó el trofeo en el 99. Por este motivo, la temporada 2019-2020 que ahora comienza, lo hace con las pilas del optimismo completamente cargadas. Porque el Valencia logró este año una meta que parecía imposible en enero y tiene fe ciega en sus posibilidades.

Ahora bien. Igual que todavía celebramos esta Copa y que afrontamos con grandes esperanzas el inicio de la Liga, no podemos dejar de mirar atrás. Echar un vistazo a la historia. Más en este año del Centenario. No todo funciona. Hay verdaderos mitos que todavía están señalados por la grada. Otros que, tras más de diez años en Mestalla, salieron por la puerta de atrás y siguen marginados por el club. Esto, afortunadamente, se puede corregir. Como también la denuncia velada de Mendieta que va muy en esa línea: “Entiendo que el valencianista esté molesto con mis guiños al Barça, pero es que el Valencia no ofrece tantas opciones de participación a exjugadores. Hice una propuesta a Lim para trabajar con ellos sobre embajadores y leyendas. No quisieron”. Toma nota Murthy.

PD: Años ha, Pedro Cortés aseguró públicamente que si Mendieta se marchaba del Valencia dimitiría como presidente del club. “Si el murciélago vuela, me marcho”, dijo. Mendieta fue traspasado al Lazio. Cortés no tardó ni un minuto en presentar su dimisión. Eso, hoy en día, no hay nadie que lo haga. He sido crítico con aspectos de su gestión al frente del club, él lo sabe y me lo recuerda cada vez que me ve, pero aquello define a la perfección el tipo de persona que es Cortés y el respeto que le tengo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email