X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencianos en la subasta de solares de deloitte 

Atitlan, entre los aspirantes a quedarse los terrenos del viejo Mestalla

23/09/2018 - 

VALÈNCIA. Como no podía ser de otra manera, el proceso activado por el Valencia CF para la venta de los solares del viejo Mestalla está haciendo salivar a los grandes del sector inmobiliario, por tratarse de unos terrenos muy jugosos en un área consolidada de la ciudad que podrían albergar alrededor de 90.000 metros cuadrados de techo para uso residencial y terciario. El club encargó a la consultora Deloitte "todo el proceso necesario para el traslado al futuro estadio en los plazos previstos en la ATE" (la temporada 2021/2022), una hoja de ruta que, en lo que al viejo estadio respecta, consiste en hallar cuanto antes al mejor postor.

En la práctica, según indican a Valencia Plaza fuentes del sector inmobiliario, lo que está haciendo Deloitte es configurar una selecta subasta privada, a la cual se accede por invitación. El proceso es todavía incipiente, si bien la documentación relativa a las parcelas ya está empezando a llegar a las mesas más importantes del ladrillo valenciano, firmas que actuarían de socio local en un complejo proceso al que están llamados a concurrir los grandes fondos como socios capitalistas.

Y entre las empresas valencianas que se postulan está uno de los actores de moda del sector inmobiliario valenciano: Atitlan, la sociedad inversora de Roberto Centeno y Aritza Rodero. El entorno de la compañía confirma a este periódico que es una de las invitadas al proceso y que ya analiza con lupa la documentación de la operación, una inversión que encaja como un guante en sus planes de inversión inmobiliaria: la apuesta por importantes activos de futuro, principalmente en la Capital del Turia.

Esto fue precisamente lo que hizo recientemente la compañía al liderar la alianza empresarial que se adjudicó los 100.000 metros cuadrados en venta del PAI del Grao -el entorno del fallido circuito urbano de Fórmula 1-, que representa un tercio de la mayor bolsa de suelo disponible en la fachada marítima de València.

Entonces lo hizo acompañada del fondo británico Hayfin, además de la familia Martinavarro y del empresario Francisco Martínez -todos ellos agrupados en la sociedad Valere Reoco, con sede social en Barcelona-. Está por ver si alguno de estos compañeros de viaje, en particular la firma extranjera, camina también en esta ocasión de la mano de la firma de Roberto Centeno -yerno de Juan Roig-.

Y también está por ver si Atitlan puja a título individual o lo hace a través de Nuevas Actividades Urbanas (NAU), la firma inmobiliaria que lidera desde hace año y medio junto a Gesfesa -otra des sus recientes inversiones en el sector-. Precisamente uno de los accionistas minoritarios de la mencionada Gesfesa, la familia Quesada (propietaria de Pavsasal), también suena entre los valencianos llamados a optar a la compra de los terrenos del viejo Mestalla, si bien fuentes de la empresa niegan a este diario que contemple esta posibilidad.

Ática y Bertolín también se postulan

Pero Atitlan no es el único nombre valenciano que aparece en las quinielas. También suenan, según trasladan a este diario, la promotora Grupo Ática y la constructora Bertolín, ambas muy activas en la gestión de suelo en la ciudad y su área metropolitana.

La primera de ellas es una de las supervivientes de la crisis económica, con grandes proyectos en marcha como el PAI de ampliación de Quart de Poblet hacia València o la expansión de Gandía hacia el río Serpis; mientras que la segunda ha demostrado recientemente su don de la oportunidad con la compraventa de los suelos del PAI Fuente San Luis (a espaldas del Hospital La Fe) donde Aquila Capital se ha hecho finalmente con los terrenos para desarrollar un nuevo barrio.

Ambas enseñas, preguntadas al respecto por Valencia Plaza, rehusan concretar si van a formalizar su candidatura para hacerse con los codiciados terrenos del viejo Mestalla, cuyo precio de salida es ahora la principal incógnita. El presidente del Valencia CF, Anil Murthy, indicó al anunciar su compromiso con Deloitte que los actuales precios del suelo ya hacen viable la operación de venta. "Consideramos que el mercado inmobiliario ha evolucionado lo suficiente como para responder a nuestros objetivos", afirmó exactamente el mandatario.

En su día el importe mínimo a recibir se situó en alrededor de 150 millones, teniendo en cuenta que la entidad está notablemente endeudada y que necesita el dinero para concluir el nuevo estadio de Cortes Valencianas. No obstante, fuentes del sector inmobiliario subrayan que el club podría darse por satisfecho con alrededor de 115 millones de euros, una cifra muy lejana a los 360 millones en los que llegó a valorar los activos en su día Juan Soler.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email