X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

El falso debate de si vale la pena esta aventura copera

La falsedad del debate sobre si todo esto ha merecido la pena. Me alucina porque supone asumir la tesis de los equipos que se autoeliminan, los que no luchan y sí escatiman esfuerzo porque, total, nos van a eliminar pasado mañana. Para qué intentarlo si no va a poder ser...

8/02/2018 - 

VALÈNCIA. La pulsión sufridora nos llevó a pensar que la copa nos estaba arruinando la temporada, un daño colateral demasiado grande, un pretexto idóneo para justificar una caída. Si total nos van a eliminar para qué llegar hasta aquí, para qué sufrir este desgaste. Es esta inseguridad al abismo, a que las cosas vayan mal cuando van bien, la que nos hace sufrir antes de que se produzca el mal. 

La falsedad del debate sobre si todo esto ha merecido la pena. Me alucina porque supone asumir la tesis de los equipos que se autoeliminan, los que no luchan y sí escatiman esfuerzo porque, total, nos van a eliminar pasado mañana. Para qué intentarlo si no va a poder ser.

En el interior del argumento se le recrimina a Marcelino no haber arriesgado más poniendo a suplentes de suplentes, poniéndonos a merced del descalabro en Copa (qué le hubiéramos dicho de haber ‘tirado’ la competición…). Silogismos: Marcelino ha querido ir a por la copa, ir por la copa provoca que el equipo se resienta, por lo tanto Marcelino se ha cargado al equipo en liga.  Pensamientos con los que anticiparse al drama.

Sin embargo Marcelino ha hecho lo mejor que podía hacer. Este equipo, pero sobre todo este proyecto, necesita alicientes, necesita retarse a sí mismo. Marcelino ha entendido a la perfección la genética del valencianismo: nadie como el Valencia sabe caer tan bien mientras lo intenta. De Milán y el Bayern al rivaldazo, el Valencia sabe hacer de la derrota un arte épico. Podremos caer, pero hagamos de la caída un acto especial en el cual si nos descuidamos incluso ganamos.

Leía el otro día un buen aforismo: el Valencia CF necesita luchar por la copa, el Valencia CF SAD necesita entrar en la Champions. Me da la impresión de que ambos necesitan lo mismo: aumentar el umbral de competitividad y entrar en Champions luchando por la copa. Es la actitud más productiva, la que da más dinero a medio plazo, la que engrandece. Aunque los recursos sean justos, aunque el once ideal esté agujereado, al equipo le vienen muy bien órdagos como el de esta noche porque le ayudan a crecer. El gran arranque de temporada permitió además tener un cierto margen para correr riesgos y hacer que la caída sea recuperable. 

El Valencia, por su condición, está obligado a caídas memorables. Incluso a victorias no previstas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email