X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA REVOLUCIÓN TAMBIÉN ES ECONÓMICA

El Valencia CF rebaja 24 millones el coste de plantilla con la revolución de la plantilla

El club se ha quitado las fichas más importantes del equipo y las ha sustituido por otras más asequibles. Marcelino y su cuerpo técnico entran al grupo de mejores pagados

6/09/2017 - 

VALENCIA. El mercado de fichajes ha dejado una gran revolución en la plantilla del Valencia CF que, además de un gran cambio deportivo en la entidad, también ha supuesto una revolución económica dentro del seno de la entidad ya que el club ha conseguido una rebaja de 24 millones de euros en el coste de plantilla entre llegadas y salidas.

La revolución en la plantilla del club de Mestalla ha tenido como ‘víctimas’ a los jugadores con un coste más elevado para el club y que no han dado rendimiento como Enzo Pérez, Abdennour o Negredo lo que supone un gran ahorro en el coste financiero del equipo. Concretamente, la salida de estos tres futbolistas permite al club ahorrar 20 millones de euros en Fair Play del equipo, teniendo en cuenta las pérdidas asumidas por sus salidas ya que en caso de haber conseguido más por su traspaso todavía se hubiera ahorrado más.

En total son 18 jugadores los que han dejado el club en este mercado estival, a los que hay que sumar el cambio en el banquillo que también se hace constar en el coste financiero del equipo. Estos cambios, en total, suponían un coste para el club de 59,3 millones de euros que no se tendrán que afrontar tras la revolución encabezada por Alemany, Alesanco y Marcelino.

Por su parte, siete fichajes han llegado a Mestalla a los que hay que añadir los jugadores que han regresado tras su cesión y que tendrán influencia en el nuevo coste salarial del club, como son Vezo y Robert, y la llegada de Marcelino junto a su cuerpo técnico que sustituye a Voro González en el banquillo valencianista.

Las llegadas suponen un coste financiero para el club de 35,3 millones de euros, que permiten al Valencia CF aliviar de manera considerable su maltrecha economía y empezar a recuperar el equilibrio presupuestario entre coste de plantilla y rendimiento, algo totalmente desfasado en los dos últimos años debido a que había jugadores con un gran coste y con un rendimiento mínimo.

Con el nuevo orden salarial del club el Valencia CF ha conseguido una de las máximas que siempre se han dicho en el mundo del fútbol y de la que hacía bandera Johan Cruyff y es que el técnico es uno de los mejores pagados del equipo. Como ya informó este periódico, Marcelino llega a Mestalla con un caché importante que le hacen estar en el primer escalón salarial del equipo. La única diferencia con los futbolistas es que el técnico es el que ‘reparte’ su sueldo con sus ayudantes, a los que tiene gran consideración.

El Valencia CF, por su parte, ha hecho una apuesta importante por jugadores como Kondogbia o Gabriel, como se evidencia en su sueldo, mientras que otros jugadores como Neto, Guedes o Murillo mantienen su nivel salarial que tenían en sus anteriores clubes pero que se encuentran en la media del combinado valencianista y ninguno de los tres se coloca entre los mejores pagados de la plantilla. Por último, Pereira y Maksimovic son jugadores en crecimiento y así se refleja en su coste.

Así pues, la salida de jugadores como Negredo, Abdennour, Enzo o Nani, que se encontraban entre los mejores pagados y que su rendimiento no era acorde al coste que tenían, deja a Kondogbia, Parejo, Garay o Zaza como los jugadores con un sueldo superior pero que están llamados a ser jugadores importantes esta campaña.

Además, Rodrigo Moreno es otro de los jugadores con un coste total más alto del equipo pero en este caso no es por su ficha si no por la gran amortización que tiene de traspaso tras costar treinta millones de euros, algo parecido a lo que sucede con Garay pero en el caso del argentino se unen el coste de traspaso con la ficha para convertirle en el jugador más costoso para el Valencia CF en esta campaña lo que ‘obliga’ a dar un paso al frente en el césped.

El Valencia CF se lanzó este verano a una reconstrucción deportiva que, a su vez, llevara acompañada una revolución económica que equilibrara el coste salarial del equipo en función del rendimiento para no estar dependiendo constantemente de vender para poder fichar. Tras cerrar el mercado, el club ha conseguido que su plantilla tenga un coste que ronda los 100 millones, tras asumir las pérdidas que han dejado las salidas de jugadores como Negredo, Enzo, Abdennour, Santos o Nani, que todavía arrastran en el coste de esta campaña.

Esto es debido a que, según la normativa de la Liga, los jugadores que arrastran pérdidas tienen que seguir sumando en el coste financiero del club la próxima campaña. El Valencia CF perdió dinero con las salidas de Enzo y Negredo, así como con las cesiones de Abdennour, Nani o Santos por las que todavía tiene que contar con la amortización de sus fichajes, aunque ha conseguido liberar las fichas importantes que percibían.

El Valencia CF cerró el pasado viernes un ajetreado mercado marcado, una vez más, por los límites salariales impuestos por la liga. El club de Mestalla ha dejado atrás la época de grandes traspasos y ha abierto la mano a las cesiones que permiten tener futbolistas importantes a un coste bajo, al no tener que amortizar trapsaso.

La entidad espera poder recuperar su posición en la liga lo que supondrá un aumento considerable de los ingresos, tanto por competiciones -Champions o Europa League- como por televisión lo que permitirá que el Valencia CF vuelva a acudir al mercado con una posición de fuerza, algo perdido en las últimas campañas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email