X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El dueño del valencia lleva personalmente la gestión y está convencido de que puede firmarlo

Lim se calienta con Guedes

El conjunto parisino se guardaría una opción de recompra del jugador, que estaría vigente durante dos temporadas, y un porcentaje de una futura venta desde el Valencia hacia otro club. El PSG necesita cerrar el traspaso antes del 30 junio, fin de año financiero, para maquillar sus números ante la UEFA y Peter Lim tampoco quiere demorar más esta operación.

26/04/2018 - 

VALÈNCIA. La enigmática travesía de Peter Lim por las ciudades con más glamour de Europa de las últimas fechas tiene un objetivo y una respuesta: Gonçalo Guedes. El dueño del Valencia lleva meses barruntando como acceder a la compra del portugués. Su puerta de entrada al París Saint-Germain, además de su amistad con Nasser Al-Khelaïfi, el jeque propietario del PSG, es el problema con el fair play financiero de los parisinos. Lim va a entrar por ese agujero. De hecho ya ha entrado. 

El propietario se ha encaprichado con Guedes. Peter Lim ha disfrutado este curso como un forofo con el potente fútbol del extremo portugués de 21 años y natural de Benavente, y desde su explosión en la Liga, allá por el mes de septiembre, está haciendo gestiones para instalarlo definitivamente en Valencia. A su lado, su inseparable Jorge Mendes, agente además del jugador, facilita la viabilidad de la transacción. La clave Mendes. Siempre presente.

En las última semana Lim ha redoblado esfuerzos para contratar a Guedes. La fórmula para cuadrar un traspaso con muchas aristas no ha trascendido pero el diario francés L'Equipe insiste desde enero en que el Valencia pagará 40 millones de euros por el jugador. El conjunto parisino se guardaría una opción de recompra del jugador, que estaría vigente durante dos temporadas, y un porcentaje de una futura venta desde el Valencia hacia otro club. El PSG necesita cerrar el traspaso antes del 30 junio, fin de año financiero, para maquillar sus números ante la UEFA y Peter Lim tampoco quiere demorar más esta operación. En un sentido o en otro, la solución la tendremos antes de esa fecha pero Lim está convencido de que puede firmar al jugador.

Caza mayor y caza menor

La negociación es exclusiva de Peter Lim con la asesoría del superagente Mendes. De hecho, Mateu Alemany y Marcelino no participan de la operación y apenas conocen los movimientos del propietario. El director general y el entrenador, ambos con un poder importante sobre la configuración de la plantilla, no intervienen aquí. Ni siquiera Anil Murthy, presidente de la entidad, conoce los detalles más allá de un conocimiento superficial. Todos están fuera y permanecen, obedientes, al margen, según información a la que ha tenido acceso Plazadeportiva.com. El gobierno central del club con sede en Singapur, esto es Peter Lim, se ocupa del asunto pasando por encima de la delegación de gobierno de Valencia, esto Murthy, Mateu y Marcelino. La fábula de la caza mayor y la caza menor que acuñó de forma brillante el ex presidente Jaume Ortí durante la primera etapa de Meriton.

La reunión del PSG con la UEFA

Varios dirigentes del PSG mantuvieron una reunión el viernes pasado en la sede de Nyon con la Junta de Control Financiero de la UEFA para demostrar que los fichajes millonarios efectuados durante el mercado de verano de 2017 no superan los límites establecidos y cumplen con los requisitos fijados por la máxima entidad europea dentro de su normativa. El PSG tenía que defender y argumentar que las compras de Neymar y Mbappé se hicieron conforme a la normativa del fair play UEFA. Los representantes de la entidad explicaron que el club ha sido transparente y respetuoso con las normativa en todas sus operaciones. Según informó el diario Le Parisien tras la cita de Nyon, los resultados no se darán a conocer hasta mediados de junio.

El PSG se expone a una dura sanción que tiene complicado eludir. Según el diario inglés Financial Times la UEFA sospecha y tendría pruebas que demostrarían que el conjunto parisino infló 200 millones de euros sus contratos de patrocinio de forma irregular para poder fichar a Neymar por 222 millones de euros y para aplazar el pago de 180 millones por Mbappé al Mónaco, burlando así las normas del fair play financiero. La entidad francesa si resulta culpable sería castigada con una importante sanción económica o con la prohibición de participar en futuras ediciones de la Liga de Campeones.

Octagon, la consultora deportiva contratada por la UEFA para elaborar un informe independiente sobre los contratos de patrocinio actuales del PSG, considera que han sido "significativamente exagerados respecto a su valor real" lo que infringiría las reglas del juego limpio financiero. La UEFA sospecha que el dinero de muchos patrocinios llega al club propiedad catarí de “partes relacionadas” con el jeque Tamim Bin Hamad Al Thani, emir de Catar.  

Actualmente el equipo de investigadores de la UEFA está analizando las conclusiones de la consultoría a Octagon. Mientras tanto, el PSG dispone de tiempo hasta el final de junio para cuadrar números y eludir la sanción con la venta de jugadores y nuevos patrocinios no vinculados a Catar.

El club francés ya fue sancionado

Si el PSG resulta sancionado ya acumularía dos castigos. En julio de 2014, la UEFA multó al PSG por incumplir sus directrices financieras con 60 millones de euros y una limitación a 21 jugadores de la lista de inscritos en la siguiente edición de la Champions League frente a los 25 autorizados normalmente. 

La prensa francesa ha publicado que el desfase económico actual del PSG se acerca a una cantidad que está entre los 75 y los 80 millones de euros que podría solucionarse con la venta de jugadores para ajustar sus números ante la UEFA.

Una de esas ventas para cumplir con el fair play y el castigo del máximo organismo europeo sería la de Gonçalo Guedes. L'Equipe recordó en su edición de ayer que Peter Lim y Al-Khelaifi han acordado el pago de 40 millones a cambio de que el prodigioso extremo portugués juegue definitivamente en Mestalla. La respuesta llegará en un mes pero Lim se ha empeñado en traerlo a Valencia. Lim se calienta con Guedes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email