X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el valencia entra en la recta final para cuadrar sus cuentas

Un mes para vender por 45 millones

El Valencia entra en la fase decisiva para equilibrar sus cuentas y necesita vender por valor de 45 millones de euros con un Mundial en el horizonte. Cancelo, Zaza o Rodrigo son algunos de los activos por los que la entidad puede solventar el desajuste financiero

1/06/2018 - 

VALÈNCIA. Un mes para vender por 45 millones de euros. Ese es el objetivo que tiene el Valencia para cuadrar el balance de sus cuentas y así mantener intacta la salud financiera para la confección de la plantilla de cara a la próxima temporada. Es decir, el Valencia entra en la fase decisiva para equilibrar su presupuesto y necesita ingresar esta cantidad por venta neta de jugadores con un Mundial en el horizonte. Cancelo, Zaza o Rodrigo son alguno de los activos por los que la entidad puede solventar el desajuste económico. Todo lo que no se recaude en este mes de junio irá directo a pérdidas. 

Un escenario que parece no preocupar al director general del Valencia CF, Mateu Alemany, que durante su última comparecencia restó importancia a la situación que tiene el Valencia antes de que finalice este ejercicio. "En cuanto a la cantidad fijada en los presupuestos, es más o menos esa de 45 millones porque depende del cierre de toda la exploración. El mercado está todavía en su inicio, estamos a mediados de mayo. No hay grandes movimientos. Ya ha habido alguna oferta que hemos rechazado por algún jugador. No se puede ser laxo con los pagos. La normativa es la que es. Es un tema de contabilidad y hay diferentes interpretaciones. Tengo experiencia en este mundo y creo que si vendes un jugador el 5 de julio corresponde a la temporada 2017-18. Estamos tranquilos y venderemos pero no por una fecha, solo si llegan ofertas interesantes. Este hecho no me preocupa, si hay que vender más tarde pues se hará y se buscará una solución".

Aunque todo apunta a que el Valencia reducirá considerablemente esta cantidad en las próximas semanas, el descuadre que puede generarse si no se consigue equilibrar la cuentas tendría serias consecuencias para el proyecto deportivo de la siguiente temporada. Es cierto que Peter Lim tiene la opción de efectuar una opción de capital para solventar este contratiempo, pero la obligación de vender también está presente en el fair play financiero como ya explicó Mateu Alemany la semana pasada: "El Valencia CF ya asumió un riesgo el verano pasado porque no vendimos como se ha hecho siempre y se arriesgó a vender a final de temporada para no malvender activos y que se revalorizaran esta temporada. Corrimos ese riesgo y los jugadores se han reactivado. La segunda parte es que tal y como esta estructurado el fair play financiero, vender es la fórmula que te da la posición de tener un presupuesto y un equipo competitivo. Pudimos optar por la opción de tanto ingresamos tanto gastamos. Si no vendes, por mucho que Lim haga o deje de hacer, te van a bajar tu fair play y tendrás menos potencial para comprar. De actuar así, a la larga en tres años tu verías reducido tu disponibilidad de fair play en un 70%", confesaba. 

Así pues, en el presupuesto que se presenta a la LFP para calcular el límite de gasto en la plantilla hay que destinar un ingreso por venta de jugadores. Como es algo que no se puede medir antes de empezar el verano, la cifra máxima que se puede incluir en esta partida es la media de los ingresos netos obtenidos en los tres últimos veranos. Esto es, que el Valencia debe hacer la media de los ingresos netos por ventas en los veranos de 2015, 2016 y 2017 para conocer qué cantidad máxima puede presupuestar por salidas. Para calcular el ingreso neto de la venta hay que restar el importe obtenido por la amortización restante del traspaso. Si el Valencia no vende antes del 30 de junio, esa media se verá reducida considerablemente dado que en los meses de julio y agosto de 2017, aplazó esos ingresos por venta a este periodo ya que no se obtuvo apenas rédito económico de las salidas de jugadores como Diego Alves, Enzo Pérez, Mathew Ryan, Negredo, Nani, Abdennour, Aderlan Santos o Bakkali. Una tendencia que contrasta con los ingresos de los veranos 2015 y 2016 donde salieron Mustafi, André Gomes y Paco Alcácer o Nicolás Otamendi. 

Joao Cancelo y Simone Zaza, los elegidos para salir y el objetivo es retener a Rodrigo

Por tanto, la realidad es que el Valencia está obligado a vender por 45 millones para no menguar los esfuerzos conseguidos a nivel deportivo esta temporada, que conllevan una mejora considerable del margen de maniobra de la entidad en el aspecto económico, para manejar diferentes incorporaciones para la plantilla o, incluso, para afrontar otras contingencias que tiene abiertas el club de Mestalla. La intención del Valencia es la de cubrir este desajuste los próximos 30 días con la venta de dos futbolistas del primer equipo: Joao Cancelo y Simone Zaza.

En el caso del lateral portugués, ayer expiró la opción de compra cercana a los 35 millones de euros que tenía el Inter de Milan y ahora debe regresar al Valencia este verano. Cancelo que se ha quedado sin disputar el Mundial de Rusia con Portugal, todavía cuenta con una cotización importante en el mercado y de su posible traspaso se sustenta el argumento de peso para compensar el desequilibrio patente en el ejercicio 2016-2017.  El Inter ha optado por esperar para intentar sacar un mejor precio por su fichaje, debido a sus problemas con el fair play financiero. El Manchester United ha encarado el fichaje de Diogo Dalot y la Juventus el de Matteo Darmian, por lo que el futuro del portugués todavía no está definido. 

La otra salida que está trabajando el Valencia es la de Simone Zaza. El delantero italiano ya sabe por parte del Valencia que lo mejor es que busque un nuevo destino. Plazadeportiva.com ya desveló en marzo que Marcelino estaba dispuesto a sacrificarlo para solucionar los problemas financieros. AC Milan y Torino son los dos clubes que más se han interesado por Zaza, que está tasado en una cifra que ronda los 20-25 millones. Sin embargo, los problemas económicos también afectan al AC Milan, que está siendo investigado por la UEFA por incumplir el fair play financiero. 

El otro activo del Valencia que está de moda en el mercado es Rodrigo Moreno. El internacional español ha manifestado su intención de seguir en el Valencia, pero el interés de clubes importantes puede provocar que su salida sea la elegida para solventar este contexto. El Valencia sabe la importancia que tiene el internacional español para Marcelino y la posición inicial es que continúe para reforzar el proyecto Champions, a excepción de que llegue a las oficinas del Valencia una oferta irrechazable. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email