Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sin buena parte de los 1,2 millones por abonos y taquillas

Todavía más en manos de Ortiz y Ramírez

24/04/2020 - 

ALICANTE. "No entendemos el fútbol de Segunda División B sin nuestro público". Así arranca el segundo de los argumentos recogidos en la carta remitida el pasado miércoles por el Hércules y otros 20 clubes de la categoría a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) pidiéndole que declare nula la temporada 2019/20.

"Nuestros clubes tienen su razón de ser en nuestros seguidores. Jugar los partidos sin el apoyo de nuestra gente no tiene mucho sentido en nuestra categoría (...) los ingresos de taquilla son una parte fundamental de nuestros presupuestos, por lo que su pérdida, junto con el hecho también más que probable de tener que devolver a nuestros abonados un porcentaje de los abonos de la temporada, supondría un grave perjuicio económico para nuestros clubes", prosigue la misiva.

El director general del Hércules, Carlos Parodi, se refería este jueves a la imposibilidad de jugar con público en las gradas hasta que haya una vacuna para el Covid-19 (algo que no se espera antes de 2021) como "un drama" para los clubes de Segunda División B toda vez que sus ingresos dependen básicamente de lo que obtiene por taquillas y abonos. Lo anterior no es oficial todavía, pero ya ha trascendido que el Consejo Superior de Deportes se lo trasladó días atrás tanto a la RFEF como a la Liga de Fútbol Profesional.

En manos de Ortiz y Ramírez

En el caso del club blanquiazul, la importancia de los ingresos por venta de abonos y entradas para los partidos es muy alta pero no determinante para salvar el curso y es que si tenemos presente el presupuesto para esta campaña, nos encontramos con que de los 3.606.000 euros del capítulo de ingresos previstos 'solo' 1.200.000 depende de abonos y taquillas: concretamente, 660.000 euros a la venta de abonos y 540.000 a la de entradas. 

Hay nada menos que 1,4 millones de euros en ingresos en el presupuesto de la 2019/20 que corresponden directamente a las aportaciones de Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez. Pero es que, como los lectores de Alicante Plaza ya saben, la cifra final que alcance su auxilio económico será superior en casi un millón puesto que, para empezar, esa previsión de ingresos por venta de entradas se hizo pensando en lo obtenido por ese concepto en la temporada pasada cuando se ingresaron exactamente 521.268 euros gracias a que se disputó el 'play-off', algo que este curso no va a ocurrir (finalmente se obtendrán no más de los 143.476 euros que se ingresaron en la 2017/18 en la que tampoco se disputó la fase de ascenso). Pero es que, especialmente, están los vaivenes en el vestuario fruto de la mala temporada que dispararán hasta los 2.200.000 euros un gasto en plantilla deportiva que ya se preveía al inicio que sería de 1,7 millones. 

Es verdad que el Hércules podría dejar de realizar semejante desembolso en plantilla para el curso 2020/21, amortiguando así el impacto del ajuste en los ingresos, pero hay otras obligaciones como el pago a los acreedores (1,1 millones de euros) al cierre del ejercicio que no puede esquivar... Por lo que si no se puede jugar con público hasta 2021, es decir, el Hércules no puede vender entradas y abonos hasta esa fecha, teniendo además en cuenta que deberá devolver a los abonados parte de lo que les ha cobrado esta temporada si, como le pide a la RFEF, no se vuelve a jugar, quedará todavía más en manos de terceros, de que estos le insuflen aire para que siga con vida. Hasta el próximo 30 de junio, Ortiz y Ramírez tienen el compromiso de hacerlo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email