X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Amor futbolero

15/06/2019 - 

VALÈNCIA. Al terminar la pasada temporada y ante la necesidad del Valencia de “llenar la caja” para poder cuadrar números en el balance y no ver mermado su Fair Play Financiero con el perjuicio consiguiente a la hora de reconstruir su plantilla con ciertas garantías, la venta de Joao Cancelo se convirtió en la primera ficha de un dominó que era necesario volcar para que se desencadenase el movimiento de contrataciones. Aunque se trataba de un futbolista extraordinario, el Club contaba con la ventaja a la hora de ejecutar su salida, de venir de una temporada exitosa a pesar de la no participación del portugués en el éxito alcanzado con lo que su marcha no suponía una mazazo para una afición que había visto a su equipo competir a gran nivel sin Cancelo en sus filas.

Este verano sucede algo similar aunque la soga no aprieta tanto como la anterior, pero no se cuenta con una figura con gran cartel que no haya participado en un final de campaña sobresaliente porque... la marcha de Abdennour, que podría haber sido muy ventajosa de haber aprovechado su cesión en Marsella, lejos de suponer una fuente de ingresos para el Valencia puede -incluso- acabar costando bastante dinero.

Ante tal escenario el Valencia espera un movimiento firme y concreto en cuanto al asunto de Rodrigo Moreno. Pese a tratarse de una venta dolorosa para muchos hay quien la valora positivamente porque su rendimiento sólo ha sido óptimo en dos de las cinco temporadas que ha vestido la elástica del Valencia. En cualquier caso la decisión de pactar una salida si llega un equipo que deje satisfecho a todas las partes está tomada y, aunque no lo reconocerán públicamente, creo que está acordada desde el verano pasado. Pero sigue faltando quien le ponga el cascabel al gato. Sigue faltando una oferta atractiva para el Valencia desde el punto de vista económico, en firme, y que provenga de un equipo que le interese al futbolista. Aunque hay más de un equipo italiano interesado, da la sensación de que por aquí todos esperan que ese equipo que mueva ficha sea uno que viste azulgrana y juega en el Barrio de Les Corts de Barcelona: al jugador le interesa porque lo que supondría de salto en su carrera y porque, además, no hay tantos equipos a los que pueda marchar que mejoren las perspectivas del Valencia CF -aunque ya hemos visto muchas ocasiones en las que los saltos hacia arriba terminan en serio batacazo- y al Valencia también le interesa porque el Barça paga bien y, sobre todo, porque el Barça tiene un futbolista que está enamorado futbolísticamente de Marcelino y que el técnico asturiano quiere tener, sí o sí, en su vestuario.

Denis Suárez quiere jugar en el Valencia pero, de momento, el Barça lo tiene tasado en 20 millones de euros y esa es una cifra, desde mi punto de vista, exagerada para un jugador que lleva dos temporada sin apenas rendir ni en el Barcelona ni en el Arsenal. La declaración de ‘amor futbolero’ a Marcelino que protagonizó el jugador gallego en los micrófonos de la Cadena SER es de las que no se recuerdan en el mundo del fútbol y constituye una poderosa herramienta de presión al Barcelona y eso lo encamina claramente hacia Mestalla pero... no a ese precio porque si un jugador que viene de no jugar, reconociendo que es un futbolista extraordinario, la tasación de Rodrigo, delantero titular de la Selección Nacional, no debería verse rebajada ,ni un céntimo, de los 120 millones que figuran en su cláusula. Vamos... que si pagan 100 más Denis Suárez yo firmaría con los ojos cerrados y, si se equivocan de Suárez, con más razón. Estamos a 15 de junio y… la partida no ha hecho nada más que empezar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email