Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Aún estamos a tiempo

9/02/2020 - 

VALÈNCIA. El Valencia tiene una gran plantilla. La máxima la repiten los afines al régimen como si recitaran la tabla de multiplicar. Sí, es cierto. El Valencia tiene muy buena plantilla. Pero es más cierto todavía que, con muy poco, el equipo habría dado un salto cualitativo decisivo. Aunque aún se está a tiempo, se ha perdido una gran oportunidad. Visto lo visto, con algo de riñón ahora podríamos estar hablando de unas semifinales de Copa, de inquietar a un Barça que languidece o regresar de Arabia con la Supercopa bajo el brazo. 

¿Quién es el responsable de que esto no haya sucedido?. Parece que con las destituciones de Pablo Longoria, Domingo Catoira, Salva Grau y la última de Sergi Santomé, se les responsabilice de una mala praxis. Al igual que se hizo con Marcelino y Mateu Alemany, a los que se les señaló con el dedo. Sin embargo, el verdadero responsable de la gestión deportiva, para lo bueno y para lo malo, es Peter Lim. Ya lo desveló Anil Murthy cuando explicó que el propietario quiere encargarse personalmente del proyecto futbolístico. Que para eso el club es suyo. 

Escribo estas líneas sin conocer el resultado del partido ante el Getafe. Un amigo me aconseja que escriba una vez conocido el marcador. Que sea listo y espere a ver lo que sucede para lanzar o guardarme el artículo. Por eso de tener a favor una corriente de opinión.… Pero no. Nunca he sido un oportunista. “A estas alturas de la Liga” tengo muy claro lo que suscribo. Porque así lo creo. Incluso con independencia del marcador del Coliseo. E insisto: el Valencia perdió una oportunidad histórica de volver a pensar en pelear la Liga hasta las últimas jornadas. Con muy poco, se habría logrado. 

Al final, si repasamos los refuerzos realizados esta temporada, solo hay uno que es titular fijo: Maxi Gómez. El resto del once son los mismos de la pasada campaña. Y cuando Parejo o Rodrigo no están a tope, el Valencia lo acusa. Pero es que, además, los que han llegado tampoco disputan la titularidad a los que estaban. Aquí no está Vicente para pelearle la titularidad al Kily. Ese es, quizás, el ejemplo que mejor representa lo que debe ser el Valencia en materia de fichajes. 

¿Qué culpa tiene Parejo de no poder rendir al máximo nivel durante toda la temporada?. Es normal que el futbolista no pueda aguantar todo el curso con sobresaliente. Parejo no es culpable. El problema es que, como ya he dicho, se dejaron tareas por hacer. No se fichó un recambio de garantías para un jugador de 30 años. Así de simple. Como tampoco se firmó un lateral derecho de garantías y el que llegó, Thierry Correia, no da el nivel. En enero, con las prisas, se ha tenido que recurrir a Florenzi para arreglar el desaguisado. Tampoco se acertó en la portería. No es que Cillessen se haya lesionado. El problema es que el holandés no mejora a Neto. Al final, Jaume titular. Pero Mestalla necesita un portero más cualificado. Para mí, la portería del Valencia son Cañizares, Zubizarreta, Abelardo…y así hasta Eizaguirre. 

La lesión de Garay también ha sacado las vergüenzas del eje central. Porque con Paulista y Diakhaby, necesitas otro defensa que pueda mantener el nivel. El regreso de Mangala nadie lo ha entendido. Ni siquiera el propio Celades. De hecho, el club anda buscando un central porque le ha entrado el canguelo de que Paulista sufra una de sus habituales recaídas. Solo una cuestión, ¿no hay un central en Paterna que pueda dar el salto?. El club ha inscrito en la Champions a Javi Jiménez, un chaval que ya apuntaba maneras desde hace mucho tiempo. Ojalá su concurso pueda resolver ese interrogante. 

Tampoco se acabó de apañar la delantera. Cuando Rodrigo está “tocado”, saltan las alarmas. Porque solo se puede contar con Gameiro como recambio de garantías. Pero el francés, también es un asiduo de la enfermería y de las molestias musculares. De Manu Vallejo y Sobrino mejor no hablamos. Quizás se tendría que haber fichado a un delantero que aportara un plus diferencial. Porque a Kang In todavía le falta un punto de cocción. O como solución, que Guedes abandone la banda izquierda para jugar en punta. En determinados momentos, creo que no sería una mala solución. Porque la aportación de Guedes puede ser clave en este tramo decisivo de la temporada. Que, pese a lo sucedido, todavía estamos a tiempo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email