Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la opinión de los colaboradores

"No hay alma, no hay exigencia porque... no hay Club"

13/07/2020 - 

VALÈNCIA. Los colaboradores de Plazadeportiva.com muestran su visión sobre el CD Leganés 1-0 Valencia CF:

JOSÉ MARÍA PERIS

És difícil mantindre il·lusió per allò que puga aconseguir la plantilla actual. Allà on els rebots anàven a favor, ara tot són coses en contra. Ni contra 10, ni tenint un penal, aprofites agafar-te al mal menor de competir en la segona competició europea. No és gens bo per a l'entitat. No és gens bo la falta d'ambició demostrada. No resulta molt agradable saber que la planificació esportiva estiga externalitzada, però sembla que cal donar les gràcies pels serveis prestats a molts components de la plantilla que fa poc van ser campions. Entre totes la van matar, directius també, i ella sola es va morir.

SERGIO ARLANDIS

Lo malo de todo esto es que lo sorprendente es la victoria del Valencia en campo del segundo por la cola. Y es que todos confiaban en un pinchazo nuevo y el equipo no ha defraudado a tan negativo pronóstico. Peor aún es que no sea capaz de ganar al penúltimo con 40 minutos con uno más, con un penalti a favor, con la ansiedad del rival porque se jugaba la vida...es que hoy por hoy somos uno de los peores equipos que juegan la liga, y no me refiero a la plantilla ni a su calidad. Para ver un partido del Valencia pon cerca de ti Almax, lo recomiendo. Ver a ciertos jugadores me ofende, pero es lo que hay que dirían aquellos. Tampoco comprendo algunas decisiones como quitar a Kondogbia y mantener a un triste y errático Parejo,  dejar en el banquillo a Ferrán, la titularidad de Gameiro y Wass, etc...es que hacemos aguas por todos los lados. Y la culpa de este naufragio no es de los jugadores solos, ni del técnico interino, es de más arriba,  que se dedican a sacar pecho de patéticas situaciones, ridículas, ridículos ellos. Y a base de ridículos vamos cerrando este esperpento de liga. Aplaudan al salir. O lloren quienes estén sufriendo como lo están sufriendo los valencianistas.

VICENT MOLINS

Nada hay, nada se espera. La desazón es tan absoluta, que ni Voro consiguió reconectar a un grupo en shock. Porque... ¿para qué había que volver a conectarse?, ¿cuál el estímulo? La plantilla aprovechó la ocasión para desinhibirse y, de paso, ejercer el voto de protesta ante la propiedad. Pero, lo que viene: este tramo final ha demostrado claro que va a hacer falta un mensaje reconocible y prestigioso a partir de ahora para un grupo que ya no cree en nada de lo que el club le propone. Ya no bastará con pequeños parches.

VICENTE BAU

Una vergüenza. Dan ganas de dejar de ser del Valencia. Torpeza enorme y el mérito de no volver a estar en Europa. Ni contra un Leganés con diez pudo el Valencia. Vergüenza. Y mucha miseria.

NACHO COTINO

Contra un rival desahuciado, con una plantilla evidentemente superior y con superioridad numérica durante 45 minutos, al València no le llega más que para apretar la portería de Cuéllar unos minutos al final. Puesta en escena elocuente de un equipo desnortado y abandonado a su suerte. No hay alma, no hay exigencia porque... no hay Club.

PACO GISBERT

Hace varias semanas que la Liga acabó para el Valencia. Aunque siga compareciendo cada tres días para regalar tres puntos a los demás equipos, los necesiten o no, aunque en las estadísticas figure que sigue jugando el torneo. Pero no. El Valencia ya no existe, y eso se ve en cada partido, en su incapacidad para ganarle a un equipo casi descendido con uno más durante tres cuartos de hora y en la sensación de zozobra que transmite un equipo, que no es otra que la que deja un club que huele a podrido y que está en evidente proceso de descomposición. Se avecina un verano muy complicado y la respuesta de la sociedad valenciana va a ser clave para saber si deja morir al enfermo o encuentra el remedio para salvarlo.

JOSEP BOSCH

El partit d’ahir és el resultat d’un club a la deriva. El millor resum d’una temporada lamentable gràcies a uns dirigents que no podrien gestionar ni un club de regional. Els de Voro van perdre en el camp del segon per la cua, un Leganés amb jugadors limitats, però que saben que sense lluitar no tenen cap opció de salvar la categoria i davant jugadors que s’han oblidat que, no fa tant, lluitant podien competir contra qualsevol altre equip. Com va dir l’artifex de la desfeta: “Es lo que hay”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email