X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

contracrónica athletic 0-0 valencia cf

La decepción aumenta con la escasa autocrítica

28/10/2018 - 

VALÈNCIA. La temporada está cociendo todos los ingredientes para que pueda irse a la basura. Es triste, pero el Valencia es que no arranca. Es cierto que es la jornada 10 y la campaña es muy larga, pero esto no arranca. Es cierto que el Valencia no pierde, pero tampoco arranca. Y el gran consuelo es que los demás equipos están dando vida, pero el Valencia lo desaprovecha jornada tras jornada. Y lo más preocupante además de la ausencia de de fútbol, es la escasa capacidad de autocrítica. Algo no funciona y no es solo la eficacia. Lo peor es que no hay más ciego que el no quiere ver.

En lo que respecta al partido, sí que es verdad que el Valencia no varió en exceso de lo que viene demostrando. Ordenado, conservador y con más miedo de perder que de ganar. Se encontró un encuentro cómodo, pero sólo porque enfrente estaba un rival con los mismo temores y necesidades. No hizo más méritos el Athletic que el Valencia para ganar y por eso acabó en otro empate que no le sirve a ninguno.

La primera parte fue soporífera. Más pendientes de no falllar que de ganar el partido. Pocas veces se presentará un San Mamés tan frágil a nivel de confianza. Los locales apenas inquietaron a Neto que atajó un par de balones. El Valencia en cambio, sí que pudo adelantarse al contragolpe. El problema residió en Batshuayi. Trazó un manual sobre cómo no debe realizarse un contragolpe. Se fue alejando de la portería, definió 'blandito' e ignoró la presencia de Rodrigo que estaba sin oposición al segundo palo. Mención especial merece la actitud del belga, que no parece estar en sintonía con la importancia que tiene para el Valencia su Centenario. Además, vio una amarilla innecesaria que colmó la paciencia de Marcelino, que lo dejó en el vestuario por Gameiro.

La segunda parte tampoco fue para tirar cohetes. Fue un auténtico ‘tostón’ hasta el tramo final. La mejor acción del partido no acabó en disparo, pero sí que pudo ser gol. Parejo, Soler y Rodrigo combinaron a la perfección y el capitán fue derribado cuando tenía todo para marcar. La necesidad de ganar empezó a invadir a Valencia y Athletic. Primero Gameiro y luego Raúl García estuvieron cerca de inaugurar el marcador. Quedaba un cuarto de hora y los dos quisieron ganar. Rodrigo Moreno tuvo la victoria. Cabeceó un centro de Parejo y se encontró con un paradón de Herrerín que acabó en el larguero. El rechace lo cazó Gameiro y fue gol, pero acabó anulado por fuera de juego. El Athletic también lo intentó con juego directo. Williams estrelló el balón en el lateral de la red. No estaba fino el Valencia al contragolpe, pero pudo cambiar el resultado Rodrigo con un disparo que atajó Herrerín. La última la tuvo Raúl García, que obligó a Neto a intervenir.

En definitiva, el Valencia cosecha otro empate que le sirve de poco y aumenta sus dudas sobre el devenir de esta temporada porque hay una ausencia de fútbol sensible. Una sensación igual de preocupante que el discurso que se proyecta, el Valencia tiene un problema grave y la temporada puede irse por la borda. El primer paso es reconocerlo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email