Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Corre, Sósó, corre

¿Para qué va a renovar?, si al primer partido regular que haga se la van a tirar a la cabeza a ver si lo matan. Saludos a Gayà. ¿Este se quedó en la Copa de África tras renovar o se fue finalmente al Real Madrid? Pregunto, que llevo un curso sin verle jugar...

23/12/2015 - 

VALENCIA. Feghouli nunca ha caído en gracia entre la ira crónica que envuelve al entorno. Fue un camarero, primero. Un sinvergüenza, después. Un jugador del montón, a continuación; y para acabar, un no sé qué. Además de piloto sin carnet. Sin embargo, ese chico que era mejor que él de aquí a Lima, y que debía jugar por decreto, según sentenciaba la cátedra del momento, acabó de suplente en el Rayo de Paco Jémez. Ahora los ves clamar que Sósó esté por renovar. Bueno, son cosas que pasan.

Para un muchacho que se pone a llorar cuando se despide del entrenador que le dio la alternativa en primera, o cuando escucha el himno de Argelia en un mundial, o incluso cuando visita un hospital para congraciar a niños en situación especial, estos son asuntos de peso. Feghouli sabe que no es valorado en Valencia. Que siempre es sospechoso de algo.

¿Para qué va a renovar?, si al primer partido regular que haga se la van a tirar a la cabeza a ver si lo matan. Saludos a Gayà. ¿Este se quedó en la Copa de África tras renovar o se fue finalmente al Real Madrid? Pregunto, que llevo un curso sin verle jugar.

No es una chanza, es para observar lo maniáticos, ridículos y tontos que somos los opinólogos en las valoraciones que hacemos sobre determinados tipos. Si Sósó estuviera haciendo lo que está haciendo Gayà tras su aclamada continuidad, el argelino no podría salir a Mestalla sin que lo lapidaran. Y lo sabes.

Y él también, que lo ha vivido en carnes. Y no parece que esté dispuesto a repetir experiencia. Si quieren que renueve, primero van a tener que pagar lo que pide un chico que siente ser de los mejores del equipo; y luego, si eso, renunciará a más dinero en otros lares si el nivel deportivo que le espera no es mejor que el que está viviendo desde que llegó a Valencia.

De hecho, esta situación no responde más que a la minusvaloración que siempre se ha tenido de su aportación. A otros, en este escenario, se les hubiera tentado desde hace uno o dos años, en lugar de ponerse a faenar sobre la bocina, a vore si el xiquet es tonto y firma por menos de lo que lo han hecho otros que no han dado ni la mitad.

Porque es infinita la aportación de Feghouli, tanto en goles como en asistencias, o en jugadas decisivas. Incluso en personalidad. Sin duda, es el mejor jugador del período de entre ruinas. Y aún está en fase de crecimiento; esto es, sus mejores años están por llegar.

Mira si mola Feghouli que con una airada sinceridad es capaz de soltarte que "nos da igual el Manchester United, nosotros somos el Valencia y vamos a ganar"; a ganar con Barragán, Ricardo Costa y Jonas. Por algo celebra sus goles como lo hacen los debutantes.

Puede que la etapa de Sósó en el Valencia este finiquitada. Ojalá que no. Y también, que sigamos sin asimilar la realidad del club en el contexto del fútbol moderno; que no es otra que la de un equipo pequeño, incapaz de competir con regularidad y de retener a sus mejores porque no tiene mayores atractivos que ofrecer. Qué es el Valencia actual sino un galeón varado en el limbo en busca de una nueva identidad. Hasta eso perdimos.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email