Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

REAL MADRID 91-68 VALENCIA BASKET | COPA DEL REY (SEMIFINALES)

Valencia Basket se topa con un Madrid arrollador desde Campazzo y Tavares

Foto: EFE/Jorge Zapata
15/02/2020 - 

Una apisonadora. El Real Madrid arrolló a Valencia Basket (91-68), quebrado psicológicamente desde el primer cuarto, en las semifinales de la Copa del Rey de baloncesto. Los taronja ya se quedaron con solo veinte puntos en su haber al llegar al descanso. El martillo blanco no cedió. En el tercer parcial (33-24), con mejores rentas anotadoras por parte de ambos, la cosa quedó decidida. Campazzo y Tavares, si bien fue una victoria coral de los de Laso, fueron claves para un equipo que disolvió por completo a un Valencia Basket, que había pasado de un enorme partido para eliminar al Barça en cuartos a no tener opciones ante los blancos en semifinales. El Madrid se metió en la final de Copa.

Rotundo se mostró el Real Madrid en la primera parte del partido. Se proyectaron los de Pablo Laso con más energía, con más ritmo en gran parte de los primeros veinte minutos. Y se hicieron gigantes en defensa primero con un voraz Tavares, con el que Dubljevic no pudo, y luego con Felipe Reyes. En el debe madridista el abuso en los tiros de tres en el segundo cuarto, que solo el hecho de que sus rivales estuvieran apagados, que llegaran siempre tarde el rebote impidió que lo hubieran sufrido en el marcador. Y Valencia Basket fue lo contrario. Solo tuvo unos minutos de lucidez y más agresividad defensiva en el primer cuarto. En ataque solo unas ráfagas, quedándose con un solo veinte puntos en su haber cuando se alcanzó el tiempo de receso.

Lo dicho, el Real Madrid ya mandó desde el arranque del partido ante un equipo taronja que se perdió entre pérdidas e imprecisiones y una defensa laxa. Superados los cuatro minutos de juego el marcador decía que el asunto iba 9-0. Con la entrada de Colom y un apretar las tuercas en defensa, Valencia Basket despertó lo suficiente para ir restando en el tanteo, apareciendo Doornekamp, Marinkovic y Abalde. Sin embargo, la remontada valenciana la secaron Randolph y un triple postrero de Campazzo, omnipresente siempre, aunque no más que el gigante Tavares. Finalizado el primer cuarto, 18-11 en el marcador.

El arreón ofensivo madridista arrolló a los de Jaume Ponsarnau, que con los cinco puntos de Taylor y un triple de Randolph se vieron quince puntos abajo. Laso dio descanso a Tavares. Y entró Reyes, que le sustituyo en eso de mandar en el rebote ofensivo. El Valencia Basket fue cayendo cada vez en una oscuridad mayor y solo se frenó la cosa en la anotación madridista, porque el abuso en los triples fallados cortó la suma blanca. Sin embargo, pese a lo errático en esos tiros, el Real Madrid seguía mandando en el rebote. Seguía mandando el Madrid en todo. Cinco puntos de Dubljevic dio para que la cosa se fuese a un 28-20 a poco más de 2:30 para el descanso. No obstante, otro arreón de los de Laso permitió un más 14 a los bancos (34-20). 

KO psicológico taronja

Reanudado el juego tras el paso por vestuarios, el Real Madrid siguió a lo suyo y con dos nombres brillando especialmente: Campazzo omnipresente, dominador de lo que sucedía siempre sobre la pista, asistiendo y anotando, y Tavares alargando esa figura implacable en defensa y ataque, que engulló las tentativas taronja. Los zarpazos madridistas en el tercer tramo del encuentro de semifinales fueron definitivos para el pase de los de Laso a la final.

Hubo un intercambio de puntos en los primeros compases del tercer cuarto. Pero el equipo de Ponsarnau seguía a merced de los madridistas. Tavares ahogaba a Dubljevic. Campazzo no frenaba. Y las anotaciones de Sastre, Vives o Colom no impedían que el Madrid siguiera estirándose. La renta se situaba en un más 25 (62-37, m.27). El Valencia Basket mentalmente estaba roto. Tuvo mejor mano el equipo valenciano respecto a los otros dos cuartos, pero los madridistas siguieron ampliando la renta, para dejar el último parcial prácticamente como un trámite para saberse finalista. Elevaron ambos equipos su estadística anotadora, pero para resolver ese tercer parcial con un marcador global de 67-44.

No especuló lo más mínimo el conjunto de Laso en el inicio de ese último tramo de partido. El martilleo seguía y la respuesta de los valencianos, tocadísimos prácticamente desde el primer cuarto, era insuficiente. Se fueron diluyendo los de Ponsarnau. Con un parcial de 13-9 (80-53) hubo tiempo muerto. Algo más de cinco minutos restaban para el final. Llegó a tener una renta de más treinta el conjunto blanco, pero Valencia Basket fue restando algo a una victoria del Real Madrid, que confió siempre en ellos desde el inicio (91-68).

Ficha técnica:

Real Madrid (18+16+33+24): Campazzo (15), Carroll (12), Deck (7), Randolph (16) y Tavares (9) -quinteto inicial-, Llull (6), Rudy, Thompkins (9), Taylor (5), Causeur (8), Laprovittola y Reyes (4).

Valencia Basket (11+9+24+24): Vives (8), Marinkovic (2), Doornekamp (7), Ndour (4) y Dubljevic (7) -quinteto inicial-, Colom (9), Sastre (3), San Emeterio, Labeyrie (5), Tobey (11) y Abalde (12).

Árbitros: Peruga, Hierrezuelo y Oyón. Sin eliminados.

Incidencias: Pabellón Martín Carpena: 10.437 espectadores. Semifinales de la Copa del Rey de baloncesto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email