X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión | Peleando a la contra

Desnudos en Vallecas

24/12/2018 - 

VALÈNCIA. Paco López volvió al 4-4-2 y el equipo mejoró ostensiblemente: fabricó tanto peligro como de costumbre, aunque sin acierto, y ganó consistencia defensiva respecto a los partidos de El Alcoraz e Ipurua, en los queno mereció puntuar. El Rayo venció, pero esta vez el Llevant fue superior a los puntos, y generó más ocasiones de gol.

No es que el equipo estuviera brillante atrás y equilibrado, como hasta el 0-1 ante el Barça, pero el cambio de sistema esbozó un camino para recuperar la solidez defensiva. ¿O sólo fue un paréntesis? ¿Una solución obligada, por las bajas de Cabaco y Jason?

Esta disposición táctica, sin embargo,conllevó otros desajustes: el centro de la zaga estuvo sólido, salvo algún despiste de Pier, pero los laterales sufrieron con malas coberturas, sobre todo en la banda donde jugaba Morales, que estuvo desaparecido. Sólo mostró un fogonazo de su clase y fue la asistencia para el gol de Rochina.

Campaña –y Rochina y Bardhi, a rachas– intentaron llevar balones entre líneas; otros llovían en el área, desde las bandas, pero la dinamita estaba tan húmeda como el ambiente.

El árbitro tampoco ayudó: escamoteó un penalti de libro sobre Rochina, permitió toda clase de marrullerías y se zampó al menos cuatro minutos de descuento.

El Llevant en definitiva dejó escapar tres puntos ante un rival débil. La falta de agresividad sin balón­–y una presión a destiempo– permitieron que Imbula y Embarba se merendaran la medular durante algunas fases del partido.

Desde el derbi del Madrigal, donde se perdieron dos puntos que estaban en el bolsillo, el Llevant suma tres derrotas, dos empates y una sola victoria. Una racha similar a la del inicio liguero, entre las jornadas 2 y 6, cuando se sumó un punto de quince posibles y saltaron las primeras alarmas.

Lo cierto es que el míster de Silla, tras 17 jornadas, aún no ha dado con la tecla para superar las bajas de Lerma y Lukic, y partidos como el de Vallecas dejan al Llevant desnudo, con todas las carencias de su sistema defensivo, sin stopper en la medular, al descubierto.

La nostalgia de Lerma (o Lukic)­–esenciales en la revolución de López del curso pasado– no lleva a ninguna parte. Hay que ser prácticos y resolutivos: si definitivamente Vukcevic no es el hombre y Prcic y Doukouré no encajan en la posición, habrá que reconocer el error y resolverlo. ¿Cómo? Intentando reconvertir para esa posiciónal propio marfileño (que tiene condiciones para ello) o incluso a Pier (que ya lo hizo en el pasado); o subiendo a Manzanara del filial; o buscando la siempre arriesgada (y cara) solución del mercado invernal.

En cualquier caso, si Roger y Mayoral aciertan la mitad de las que tuvieron–y que convirtieron a Dimitrievski en el héroe del partido– ahora las sensaciones serían muy distintas.

UNO A UNO

—Oier (5); Coke (5) (Boateng (sc), 87'), Postigo (7), Pier (5), Toño (5); Morales (4), Rochina (6), Campaña (6), Bardhi (5) (Moses (5), 77'); Mayoral (3), Roger (6) (Dwamena (4) 77').

Paco López (7)
Goles:

1-0 22' Toño, p.p.; 1-1 59' Rochina; 2-1 66' De Tomás

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email