Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

OPINIÓN

El debate sobre el '9' del VCF 

El club se ha incrustado en una dinámica demoledora: perder es un drama. Es la consecuencia de la alta exigencia...

15/10/2015 - 

VALENCIA. Si quieren, sigan debatiendo sobre qué delantero o delanteros deben jugar en este Valencia. Lo hacen también en los medios de comunicación. A unos les gusta más Paco Alcácer, a otros Negredo y la mayoría cree que Rodrigo es claramente el último en discordia, y se acuerdan de su escaso rendimiento y el gran despilfarro de su fichaje y, aunque esto, como casi todas las opiniones que se escuchan y leen, puede cambiar de la noche a la mañana. 

Cuidadito, que ya lo dijo Valdano, un tipo muy acertado cuando se trata de teorizar, "el fútbol es un estado de ánimo", y entre las virtudes del equipo que son muchas, ahora no se encuentra la agilidad ni el acierto instantáneo, y Nuno debe poner de nuevo en ruta al Valencia, y tiene otra vez que moldear a un bloque competitivo, reto que no es fácil. Nuno tiene trabajo. La vuelta a lo colectivo para que en un mejor contexto aparezcan las individualidades. Y arriba, que ponga al que mejor vea. Que la máquina funcione, es lo primero. El club se ha incrustado en una dinámica demoledora: perder es un drama. Es la consecuencia de la alta exigencia. Pero si se refugian en la sombra de Paco Alcácer todo será más fácil, porque siempre es una amenaza a la espalda de las defensas. Instalado en la Roja de Del Bosque es, sobre todo, un rematador de primeras y, como tal, depende exclusivamente del juego del equipo, de que haya fluidez y se transite rápido para aprovechar los espacios, y hasta ahora poco se está haciendo. 

Aunque el equipo, en realidad, lo que echa más en falta es una forma eficiente de crear ocasiones para sus puntas. Los dos tienen pólvora. Lo que necesitan es que el resto les procure una mecha.

Paco es un tipo muy querido por sus compañeros y por la afición valencianista. Es una de las claras referencias de la masa social. Trabajo, sacrificio y humildad mandan en su día a día. Sobre todo la humildad, un valor que grabó a fuego en su personalidad su padre.

Aparte aún recuerdo cuando Nuno llegó al Valencia y después de conocer el plantel que tenía, dejó claro que necesitaba un delantero de nivel y llegó Negredo. 

Ya pocos se acuerdan de las palabras de Nuno cuando Álvaro Negredo puso rumbo a Mestalla. "En breve se dará a conocer el fichaje de un delantero que es una bomba", dijo el luso. para calificar al jugador en cuestión. "Se trata de uno muy bueno y nos va a aportar mucho", apostilló para calificar al atacante. Un año y algún mes después quiso más o menos desactivar como sea "la bomba" porque había dejado de confiar en un jugador que la pasada temporada decepcionó y no estuvo a la altura que esperaban todos. Eso está claro. Y Nuno en verano tenía claro que Negredo no tenía sitio en su plantilla y parece que quería otro delantero en su plantilla para competir con Paco Alcácer. 

Una inversión de 30 millones de euros imposible de recuperar. El valor de Negredo ya no es el de hace años, sobre todo tras la decepcionante primera temporada en el Valencia. Pero  no es un futbolista más en la plantilla; su peso a nivel institucional es importante. Muchos consideran que fichar a un jugador y que en 12 meses después intentases venderlo cuando tiene ya cierta edad,

Puedo entender que fiches a un joven y éste sea luego menos de lo esperado, pero un jugador como Negredo que ha jugado en Real Madrid, Sevilla y Manchester City más la selección, creo que aporta la suficiente información sobre su estilo de juego y nivel. Pero yo creo que Negredo aún es interesante esta temporada para el Valencia, y aunque sus números con la camiseta blanca están muy alejados de lo que esperaban dirigencia y cuerpo técnico, y unos registros muy pobres para el jugador que llegó al club para llevar casi todo el protagonismo del equipo en la faceta anotadora, está claro que es un buen futbolista, tiene su nivel como demostró en Mónaco y debe aportar goles junto a Alcácer. El banquillo nunca ha sido su hábitat, no está habituado a ello. Juega menos de lo que en teoría debería, según marca su nivel, pero juega lo normal en cuanto a las características de los jugadores que tiene por detrás.

Cuando Nuno cogió al Valencia explicó que su idea era la de jugar siempre con dos delanteros, pero una plaza la temporada pasada, estaba casi adjudicada a Rodrigo, propiedad de Peter Lim. Este no ha cuajado y la afición le ha señalado. Entonces toca, por tanto, gestionar el duelo Alcácer-Negredo de la mejor manera posible, evitando que uno de los dos comience a torcer el gesto. La competencia entre los dos arietes del Valencia puede ser la mejor solución  a esos males de eficacia esta temporada. O que jueguen juntos. Pueden hacerlo. Porque si tiene que jugar uno, me decantó de titular por Paco Alcácer. Sin lugar a dudas. Su explosión del año pasado y su continuidad en la selección le colocaron en primera línea. Esta cuestión, aunque no la maneje Nuno, sí debería ser tenida en cuenta por el entrenador a la hora de gestionar con tino el reparto de minutos entre Alcácer y Negredo. Pero tiene que aprovechar como director del grupo, a un veterano con amplio currículum frente a un joven que ya ha confirmado, y sobradamente, lo que ya se apuntaba. Ahora le toca al míster ver cómo gestiona esta difícil situación entre dos delanteros de primer nivel. Un debate del "9" entre Paco Alcácer y Negredo que está poniendo a prueba a Nuno. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email