Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El fracaso del Valencia en la Champions

Fiasco y fracaso para el Valencia. No has hecho méritos para clasificarte para los octavos de final. Se entiende el "cabreo" monumental de la afición. Gracias al dúo Nuno&Mendes por la parte que le tocan de esta eliminación.

10/12/2015 - 

VALENCIA. La primera final seria de toda la temporada no se salvó. La peripecia del Valencia en la Champions ha tocado pronto a su fin. Todo analista mínimamente imparcial era consciente desde el mismo día del sorteo en agosto que el grupo era para clasificarse para octavos. Sólo era superior el Zenit que le pegó dos repasos, en Mestalla y en Rusia. No estar en octavos es un serio revés. Un fracaso en toda regla. Se lo han merecido. El Valencia se ha despeñado por un precipicio de desdichas. Ahora sumergido en un nada agradable baño en el fango de la frustración.

Un grave contratiempo deportivo, económico y de prestigio. Así que peor estreno imposible para Gary Neville, que no tiene la culpa de esta derrota. Es muy duro caer 0-2 ante el Lyon, que no había ganado ni un partido. No he visto un equipo que haya mordido ni que se haya comido el césped. Más bien un equipo triste, sin criterio y sin la intensidad que tenía el año pasado. Cuando uno tiene que ganar, tiene que hacer mucho más. La pasada temporada, la versión más competitiva del Valencia estuvo asociada con su superioridad en kilómetros recorridos sobre el rival. Buen juego y victorias. Ahora nada de nada.

Más que un fracaso que ha sido, que un poquito también, hemos asistido este otoño a un ejercicio de impotencia del Valencia. Un otoño poco honorable. En medio de esa catarata de críticas justificadas, el Valencia sin estar bien, bastantes veces jugando muy mal, no ha sobrevivido en un grupo que menos mal que no fue el grupo endemoniado del Sevilla, con la legendaria Juventus y uno de los cinco mejores planteles de Europa como es el Manchester City.

Ahora toca que tipo de fútbol quiere hacer el técnico inglés y que sistema va a defender el Valencia de manera continuada. Eso es fundamental. Que haya una idea que defender muy pronto. Aunque es muy importante superar pronto la barrera idiomática, lo que es innegable es que Neville es una persona que conecta bien con los jugadores, y que estos respetan profundamente por el perfil de futbolista que fue y por la forma en que ha entrado al vestuario. Y, después de la salida de Nuno, se sabía que hay varios jugadores que tienen un profundo sentimiento de liberación. Se han desbloqueado mentalmente. No hay más que ver el rendimiento que tuvieron ante el Barcelona, aunque no anoche en Mestalla como era de esperar. Hay futbolistas a los que, ahora mismo no hubiese sacado rendimiento ni la reencarnación del gran Helenio Herrera. Aparte de que ha recuperado para la causa a Negredo, por lo menos hasta el 30 de junio. Muy lejos de su nivel, pero tiene que ser el líder que falta dentro y en el vestuario. Recuperar jugadores importantes a nivel de liderazgo hace falta.

Si Gary Neville es buen entrenador o no, el tiempo lo dirá, porque ni la experiencia ni los títulos garantizan una buena temporada a un entrenador. No podemos adivinar porque no ha entrenado nunca y no tenemos referencia. Es como una adivinanza. Necesita un proceso para ponerse al día y un aprendizaje. Y eso requiere cierto tiempo. Pero él sí es un hombre de fútbol y una persona respetada y admirada, que ve bien los partidos, que en Inglaterra era un analista extraordinario, y que como primer comunicador del club, tiene que aprender el idioma pronto. No tiene la ventaja de Guardiola que ya sabía meses antes que iba para el Bayern y se preparó para hablar alemán. Y así le ha ido a Pep. Y a lo mejor cuando vaya viendo las características de sus jugadores, puede pensar que no tiene los jugadores adecuados a ese estilo de juego y tiene que jugar a otro estilo. Y, entonces verá si necesita refuerzos. Peter Lim sí tiene dinero para fichajes que si hace falta y el club estaría dispuesto a reforzar el equipo.Refuerzos que pueden acelerar la obligatoria remontada hacia los puestos europeos. Habrá que estar si llega atentos y mover ficha si se ponen a tiro jugadores para reforzar esas posiciones. Y Jorge Mendes, juez y parte de esta plantilla, mejor que no participe, salvo que te ponga a tiro un jugador que te marque diferencias, no de los que no mejoran lo que hay. Si viene alguien que estén contrastados.

Pero antes contrataría una Dirección Deportiva, que tome las decisiones deportivas y que sepa elegir a los jugadores que tengan que venir y de acuerdo al entrenador que hay. Y, exigirles responsabilidades cuando no cumplan con los objetivos. Y hacen falta jugadores. La afición cree que hace falta otro mediocentro organizador. Para mi, se necesita por varias razones. El resultado de la mala planificación del dúo Nuno&Mendes obliga a ello. En el Sanchez Pizjúan dicen que sin el "Mago Banega" no hay fútbol en el Sevilla. Aquí también se le echa en falta. El equipo necesita otro director de orquesta. Hace falta un 8. Desde la marcha de Banega no hay ninguno, y desde la época de Baraja, no se disfruta de uno realmente bueno y constante. Antes con Albelda y Baraja, bastaba y sobraba. Alguien pensó en Enzo Pérez pero pienso que al argentino le falta visión de juego, desplazamiento en largo y saber llevar el ritmo de partidos. Y no hay un sustituto natural para Parejo en la plantilla. Ninguno de los otros medios que ofrece el plantel, se adaptan a ese rol. Y también un extremo zurdo específico. Piatti ni está ni se le espera y como único hombre específico flojea.

Y otro problema es la abrumadora falta de pegada. No se generan demasiadas oportunidades de gol, es previsible a la hora de construir fútbol y no sorprende en ataque. Le falta crear más peligro. Hace falta otro delantero goleador.

Mucho tiene que trabajar Gary Neville. Ya dijimos que es una apuesta de máximo riesgo. Y, ahora es un equipo en construcción. Tiene la misión de generar un modelo de juego. Chapeau para el Gante, al que todos daban como el "último de la fila". Ahí está con un gran técnico y un equipo solidario en toda regla.

Fiasco y fracaso para el Valencia. No has hecho méritos para clasificarte para los octavos de final. Se entiende el "cabreo" monumental de la afición. Gracias al dúo Nuno&Mendes por la parte que le tocan de esta eliminación. Que es mucha. Pero mucha. Como a ciertos jugadores que no rinden. Muy decepcionante y más que preocupante esta derrota del Valencia.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email