Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El Lyon con Lacazette como gran peligro

Lacazette define muy bien y en estas dos campañas ha dejado números que asustan: 51 goles en la L1. Buen ojo tuvo el gran ex delantero del Lyon, también del Barcelona y Villarreal, Sonny Anderson que le descubrió cuando tenía 16 años

29/09/2015 - 

VALENCIA. El Olympique de Lyon sueña con volver a convertirse  en el equipo que deslumbró años atrás, ese once que de la mano del brasileño Juninho Pernambucano y sus extraordinarios tiros libres, Benzema o Toulalan logró nada más y nada menos que 7 ligas consecutivas, una hazaña al alcance de muy pocos. El club presidido por el famoso Jean-Michel Aulas logró liderar el fútbol francés en la pasada década gracias al conocimiento del mercado de traspasos. Eso fue clave. Todos tenemos muy presente el recuerdo de sus títulos en Francia, y de nombres propios como Essien, Diarra, Abidal, Malouda, Wiltord o Coupet. También de sus enfrentamientos contra el Real Madrid en Champions, donde hasta Gerland se vistió de estadio histórico en más de una ocasión. En fin, el Lyon formaba parte  de la máxima élite a todos los niveles... Fue un brutal dominio de un proyecto al que sólo le faltó una final de Champions. Pero es recordado por su fútbol veloz y muy atractivo. ¿Y ahora? ¿Qué ha pasado?

Ignorando al ostentoso PSG, el dominio de la última Ligue 1 fue cosa de Fekir y Lacazette. En base a su fútbol y eficacia, un Lyon que empezó de tapado quedó por encima del Marsella de Bielsa y del férreo Mónaco, tomando la segunda plaza y clasificándose para la Liga de Campeones. Sobre todo quiere recuperar el poder adquisitivo de antes y esa política de fichajes que le llevó a ganar esos siete títulos seguidos. Una serie increíble. Es verdad que ahora mismo se encuentra con una "bestia negra" a nivel económico, que es este París Saint-Germain, pero el Lyon se subió otro escalón más este año porque peleó la Liga a los parisinos. 

Se ha trabajado mucho en la cantera y formaron un gran bloque. Es un equipo que destacó por el trabajo, la experiencia, el equilibrio y el descaro. Y este verano consiguió mantener a su "estrella" Lacazette, el delantero centro, y al joven zurdo Fekir, el chico de oro de Lyon, y además recuperó al hábil y competitivo Mathieu Valbuena para el fútbol francés. Y mantuvo a Tolisso y la solidez de Maxime Gonalons, que habían sido eje importante la última Liga, y también al excelente lateral zurdo Bédimo y al buen central izquierdo Samuel Umtiti. El capitán Gonalons  aporta equilibrio, tiene cierta calidad con el balón y es un mediocentro potente que da oxigeno al equipo. Y con un técnico tras el cese de Rémi Garde en Hubert Fournier, un trotamundos con un dibujo táctico que es el 4-3-3 muy ambicioso. De juego alegre y ofensivo. También apuesta por el físico  y le imprime a los partidos un fuerte ritmo.

Pero no ha comenzado bien la Liga. Sigue lesionado el gran medio internacional francés Grenier, muy bueno, y que era su jugador con gran capacidad para jugar siempre fácil y bien, y baja muy sensible, y a finales de agosto perdió al talento Fekir, que ya llevaba 4 tantos y se lesionó grave de ligamentos y el equipo lo está notando. Y es que el francés de origen argelino hizo 13 goles y 12 asistencias -algunas imposibles-, en la última Liga y formó una sociedad increíble con Lacazette, el mejor jugador y goleador(27 goles) de Ligue 1 la última temporada. Un alivio para el Valencia sin duda. También perdió al joven Clinton N'Jie, que en abril resultó decisivo con sus goles y pases de gol para el Lyon y que llamaba a ser el nuevo Sidney Govou, otro ilustre en la última década. El Tottenham Hotspur pagó 5 millones de euros y se fue a la Premier. Otra baja muy sensible para el Lyon, que ahora sorprende su mal inicio goleador. 

Ha estado lesionado pero Lacazette fue el jugador de moda en Francia. Internacional absoluto. Es un punta de mucha movilidad, muy bueno a nivel técnico, al que le gusta tener libertad de movimientos, es rápido, muy buenos desmarques, tiene regate, maneja muy bien la bola y es un rematador. Define muy bien y en estas dos campañas ha dejado números que asustan: 51 goles en la L1. Buen ojo tuvo el gran ex delantero del Lyon, también del Barcelona y Villarreal, Sonny Anderson que le descubrió cuando tenía 16 años y él era entrenador de delanteros en el Lyon entre 2006 y 2011. Su presidente Aulas ha dicho que es mucho mejor que Bale. Creo que puede ser muy peligroso para el Valencia en el sentido de las salidas, de esa transición defensa-ataque, buen sentido de la ruptura, tiene uno contra uno, muy inteligente en el juego aunque a veces intermitente.

Aún sin la magia ofensiva de Fekir, el trío Valbuena-Lacazette-Beauvue, el equipo debe mejorar y alcanzar el nivel de la pasada temporada. Valbuena, de padre español es un eslabón indispensable del equipo y por eso Didier Deschamps lo valora tanto en la selección de les bleus. Conocido como Le Petit Velo (La pequeña bicicleta), tiene libertad para andar por la banda derecha y en la mediapunta, desde donde desborda, conduce, asiste y dispara con una facilidad pasmosa. Y ¡ojo! con sus tiros libres. Que en el último Portugal-Francia de este mes marcó un golazo con un tremendo remate. El Lyon lo ha fichado por poco más de 5 millones de euros del Dinamo de Moscú y este pequeño gran jugador, ídolo en Marsella en los 8 años que jugó allí, es uno de los peligros del Olympique. 

A mi me gusta su fichaje de este verano, el delantero Claudio Beauvue, mejor quinto marcador de la última Liga con el Guingamp. 17 goles hizo más 5 en Europa. Ahora ya lleva tres y Fournier está dándole cancha al jugador nacido en Guadalupe. Tiene potencia, cambio de ritmo, es más extremo y además su visión de los espacios garantiza que los centros y los pases decisivos sean en su mayoría precisos. Y va bien de cabeza. El Celta fue a por él y con oferta firme, pero el Lyon puso más dinero y se lo llevó a Gerland.

El Lyon actual no está como para tirar cohetes. No es el de la Liga pasada y encima sin Grenier y Fekir sobre todo y con Lacazette que busca su nivel, pero sobre todo es un equipo que tiene muy definido cuales son sus piezas básicas de más jerarquía.

Mi conclusión  sobre el OL es que es un equipo que enseña una cosa pero te gana con otra. Te seduce desde la posesión porque quiere jugar aseado y se basa en los apoyos para sacar el balón casi siempre bien jugado. Pero como el año pasado, como realmente te mata es corriendo y mejor en contragolpes cortos. Además, el Olympique es fuerte en su feudo de Gerland.

Pero el Valencia  ha perdido sólo dos de sus once anteriores partidos a domicilio ante clubes franceses. Pero es un match decisivo para los dos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email