X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

proyecto fer 

Eloy Hornero, en busca de nuevos retos tras una temporada “nefasta”

10/05/2019 - 

VALÈNCIA. La carrera de todo deportista sufre altibajos y para deportistas jóvenes como Eloy Hornero (14/03/2000, Castellón) que están en plena edad para tropezarse y aprender de las piedras que se le ponen en el camino. La temporada de 2018 no fue como esperaba a nivel de resultados pero hizo grandes mejoras a nivel individual que le permitirán conseguir lo que se proponga en este 2019.

En el 2018 no he podido conseguir nada de lo propuesto ya que fue una temporada nefasta. Un segundo puesto en el 5000 de España y un cuarto y una descalificación en el 10000 de España, así que no hay logro pero hay muchas mejoras de marcas personales y mucho esfuerzo”, explicaba el castellonense a Plazadeportiva.com sobre su balance de la pasada campaña.

Ese esfuerzo que le llevó a no darse por vencido pese a la ausencia de resultados es el que le motiva en todo lo que le espera este año: “Mis próximos retos son ser finalista o estar entre los seis primeros en la Copa de Europa de España, pelear por la medalla de oro en el nacional y volver a ser finalista en el europeo de pista”. A nivel global le gustaría poder “conseguir los resultados del trabajo que hacemos mi entrenadora, psicóloga, masajista y la gente que me apoya” y al mismo tiempo “mejorar personalmente cada competición así como estar cerca de los 20:10 en el 5.000 y en 41:30 en el 10.000”

Pero para Eloy, más que los resultados, la mayor de las suertes es poder estar viviendo tan intensamente lo que le apasiona: “Lo más orgulloso de lo que me siento es de haber podido elegir un deporte que ha marcado mi vida, poder ser internacional con la selección española, un sueño que he tenido desde pequeño en cualquier deporte”.

El castellonense cuenta cómo se encontró con la marcha atlética para que haya acabado siendo tan importante en su vida: “La primera vez que empecé en el atletismo fue cuando quise entrar en el centro educativo Penyeta Rotja porque hacían más deporte y el deporte era lo que más me apasionaba. Empecé haciendo crosses y 1000. Después empecé en la marcha cuando conseguí ir con el Penyeta Rotja al ‘Divirtiéndose con el atletismo’ y me quedé a 10 segundos en el dos mil marcha del campeón de España, habiendo entrenado una semana. La semana siguiente, hice la liga autonómica y sin entrenar me hice la mínima en el 5000 por dos segundos. Esto me dio mucha motivación para dedicarme a aquello que nunca había pensado hacer. Posteriormente fui a la división de honor con el Playas y para mí fue un boom de emociones”.

Para el deportista del Proyecto FER sería un sueño hecho realidad poder hacer deporte hasta que las piernas no le aguanten más. Eloy admite que “mi aspiración deportiva es poder hacer deporte, el que sea, hasta que sea muy mayor” y que le gustaría “poder morir joven” en el sentido de que hasta su último aliento pueda tener “aspecto de joven”. Aparte de eso, como todo deportista le gustaría “ser olímpico o participar en algún mundial y también me encantaría ser entrenador”.

En estos momentos, Eloy está cursando segundo de bachillerato y confiesa que le está costando llegar a todo: “Los estudios me cuestan mucho así que lo intento compaginar como puedo, esforzándome mucho, privándome de vez en cuando de las competiciones y amontonándome muchos exámenes y mucho agobio, ya que no tengo nada de tiempo para descansar”.

De cara a futuros retos y con toda una vida por delante para conseguirlos, el castellonense asegura que no tiene un referente sobre el que seguir sus pasos aunque le gusta el marchador Basilio Labrador por “la mentalidad, las ganas que puso y su honestidad”. Eloy indica que “nunca llegó a ser como Valentín Massana, atleta olímpico y campeón del mundo, pero la mentalidad de Vasilio es increíble”. Para el atleta, es importante ser uno mismo y uno más: “No creo que cada atleta sea mejor sino que consigue adaptar su entrenamiento a él de la mejor manera, por eso es distinto”.

Respecto al Proyecto FER que cada año ayuda a cientos de deportistas como Eloy, asevera que “me ha aportado, mucho apoyo y exigencia, porque necesitan resultados, obviamente, pero sobretodo gran ayuda. Siempre que he podido hablar con ellos me han hecho sentir como en familia y respecto al apoyo económico, poder desplazarme a competir a competiciones internacionales y poder motivarme más”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email