Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Esperando al decepcionante Abdennour

Muy larga está siendo la sombra de Otamendi en el Valencia, un auténtico coloso en la pasada temporada. Se esperaba mucho de Abdennour y todos los ojos estaban puestos como el sustituto del gran central argentino...

24/12/2015 - 

VALENCIA.  Muy larga está siendo la sombra de Otamendi en el Valencia, un auténtico coloso en la pasada temporada. Se esperaba mucho de Abdennour y todos los ojos estaban puestos como el sustituto del gran central argentino.

Estaba en su mejor momento deportivo en Francia a sus 26 años y auguraba muchas alegrías.... nada más lejos de la realidad. Sin embargo, no está ofreciendo su mejor versión y está pero que muy lejos de la jerarquía del defensa del Manchester City.

El tunecino está a años luz del nivel que tenía en la Ligue 1 francesa. Sus errores y horrores defensivos son numerosos. Nadie duda de sus ganas de agradar y de competir, pero hoy por hoy no está para jugar al más alto nivel. Ningún aficionado le recuerda dos partidos buenos o de mérito con el Valencia. Yo sigo esperando a Abdennour. Pero no mucho. Es evidente que todo jugador tiene derecho a un período de adaptación. El gran "Piojo" López lo sabe bien. Porque uno no sólo se enfrenta a un nuevo país, a otro idioma o una liga distinta, también sustituir al "Kaiser" Otamendi. Pero el nuevo prejuzgado es Abdennour, porque a día de hoy está siendo un más que dubitativo central.

En verano eran bastantes los clubes de nivel que le querían. El pasado curso con el Mónaco cayó a un paso de las semifinales de la Champions con la Juventus. La temporada pasada estuvo con los monegascos en el top de Europa. Antes, había sido tres años seguidos el mejor defensa del Toulouse, y uno de los tres mejores de la Liga gala. Y allí siempre salen muy buenos centrales. 'Le roc tunisien' -La Roca tunecina- le llamaban. 'E Impérial' en fase defensiva también. Rápido en los duelos. Abdennour era la piedra angular de la solidez defensiva del Mónaco para el juego en ataques rápidos propuesta por el técnico Leonardo Jardim. Se convirtió en el patrón de la defensa. Por eso, Arsenal, Tottenham, incluso se habló del PSG para acompañar a Thiago Silva, el Milán, la Juve, el Newcastle y el Liverpool. El mismo Barcelona contaba con muy buenos informes del central del Mónaco que le veían un jugador joven que pudiera suplir a Mascherano y se fuera formando a su lado. La prensa deportiva catalana dijo que el Barça veía en él al nuevo Puyol. Fueron bastantes los clubes de nivel que preguntaron y querían a Abdenoour en verano.

Pero sólo 6 meses después es otro diferente. Me lo han cambiado. Está lento, tardón en todos sus movimientos, le cogen la espalda fácil y con errores tácticos. Yo lo veo mal físicamente. Un rendimiento muy flojo. Hasta ahora, un fichaje decepcionante. Un 17 de diciembre de hace sólo un año le ví en un Lyon-Mónaco de octavos de final de Copa, y en el Stade de Gerland, y estuvo pletórico e inconmensurable. Al día siguiente, titulaban 'Impérial' Abdennour. Ahora es otro. 

Es evidente que el tunecino no es responsable de ese precio de traspaso que Peter Lim con el 'ok' de Nuno y el director deportivo en la sombra, Jorge Mendes, pagó por él, esos 25 millones de euros. Pero Abdennour sí lo es de contribuir en bastante mayoría de los goles que encaja el Valencia. Es que, hoy por hoy, no tiene méritos para ser el central titular del equipo. Porque no rinde a lo que se espera de él. Así de sencillo. Porque un defensa de su perfil y corte lo que tiene que hacer es marcar la diferencias, pero en plan positivo como lo hizo Otamendi que costó menos y rindió de fábula. Y no lo poquísimo que está aportando.                       

Tiene que empezar a ofrecer rendimiento pero ya. Porque sino será como muchos de esos jugadores que llegaron a sus clubes como jugadores no estrellas, pero si estelares pero que tuvieron que salir por la puerta de atrás por no cumplir con las expectativas. Viendo a Abdennour ahora me acuerdo de cuando en el 92 llegó al Valencia un defensa top como Miodrag Belodedici. Era alto y zurdo como él. Vino como campeón de Europa con Steaua y Estrella Roja de Belgrado, y de la Copa Intercontinental con los serbios. Belo llegaba con la vitola de estrella. Tenía un juego sosegado, solvente y técnico, y no era nada contundente pero había sido muy bueno. Pero cansó a Mestalla en dos temporadas. Fue un fiasco porque se esperaba mucho más del rumano. Como él hay un buen número de estrellas estrelladas en la historia del Valencia. Si sigue así, será un caso Belodedici.

Será el tiempo, no obstante, el único que dé y quite razones. Yo sigo esperando a Abdennour, aquel que deslumbró en el Toulouse durante tres años y en el Mónaco confirmó su categoría como central. Pero a día de hoy, no me ha dado nada en el paladar. Casi nada que llevarse a la boca. Un fichaje de momento, decepcionante. Pero todo ciclo tiene un final y si no que se lo pregunten a Mou. Si no mejora en su rendimiento pero de inmediato y viene una buena cuesta de enero, pienso que lo mejor sería un traspaso o cesión donde tiene todavía nombre y algo de caché. La Roca tunecina tiene que espabilar y despertar ya. Que vuelva su mejor versión de Toulouse y Mónaco. El Valencia le pide eso a los Reyes Magos aparte otras cosas. No me valen más excusas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email