X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista proyecto fer

Javier Chicote: “He empezado muy bien la temporada y me gustaría sacar una medalla en el Campeonato de Europa por clubes”

El taekwondista del Proyecto FER va a por su tercer reto del año tras acabar quinto de Europa sub21 y conquistar el Open de la Comunidad Valenciana

23/11/2018 - 

VALÈNCIA. Javier Chicote (24/03/1998 Paiporta, València) es uno de los muchos taekwondistas que el Proyecto FER está apoyando en la Comunidad Valenciana con una gran proyección de futuro. “El Proyecto FER me esta ayudando a desarrollarme como deportista y a su vez me ha dado un apoyo económico”, confiesa Javier. Dominando la categoría sub21 con un campeonato y un subcampeonato de España, sucesivamente, y con la quinta plaza de Europa sub21, además de haber conquistado el Open de la Comunidad Valenciana, el deportista ya está buscando nuevos retos.

La temporada pasada fue un poco para adaptarme al peso y no hubo buenos resultados, el mejor que tuve fue subcampeón de España sub21”, explica el taekwondista sobre el momento en el que no pudo revalidar la primera plaza de 2017. Javier ha admitido que, por fortuna, ”este año he empezado muy bien la temporada” y que le gustaría “sacar una medalla” en el Campeonato de España por clubes. Las buenas sensaciones del deportista son evidentes: “Quedé 5º de Europa sub21 a principios de noviembre y gané el Open de la Comunidad Valenciana”.

Lo cierto es que el taekwondo es un deporte mucho más mayoritario de lo que se pudiera pensar y Javier es uno de los muchos valencianos que quedaron prendados de él desde bien pequeño. “Comencé a hacer Taekwondo ya que mi hermano, que es mayor que yo 9 años daba clases en el pueblo donde vivo. También me pasaba el año yendo a verle de campeonato en campeonato y así empezó a gustarme. Cuando yo comencé a mi me gustaban los campeonatos de saltos, que consistían en ver quien daba la patada mas alta o de mayor longitud, después cuando me hice mayor sobre los 11 años comencé a hacer campeonatos en la modalidad de combate”, relata el taekwondista.

Con una gran progresión desde que empezara practicar este deporte y recientemente habiendo cambiado de peso, Javier explica lo que más difícil se le hace sobrellevar del taekwondo: “Lo más duro de este deporte, en mi opinión, es que al ser modalidades de peso, en épocas de competición hemos tenido que mordernos los labios y aguantar la tentación a la hora de comer”. Una desventaja compartida con una infinidad de deportes.

Aunque la alimentación no es un problema para él ya que su vida deportista la comparte con una vida académica que mucho tiene que ver con esta disciplina y las compagina “bien”. Javier confiesa que “me gusta bastante la carrera que estoy estudiando, estoy en tercero de Nutrición Humana y Dietética”. Algo que, sin embargo, obliga a perderse cosas de la vida social de un joven de 20 años: “Muchos de los sacrificios que he hecho pueden ser desde, no poder ir cuando hay cenas de clase o tener que decir que no a salir con mis amigos ya que tengo que estudiar”.

Para el valenciano lo más importante es la cultura del esfuerzo y aprender de los errores incluso en momentos de éxito, por lo que se califica como “muy trabajador y muy observador”, lo que le permite fijarse “en los pequeños detalles”. Una cualidad que le sirve para mejorar en el taekwondo porque “cuando acaba una competición gane o pierda veo los videos a ver que me ha fallado ya que desde dentro y en ese momento tu no te das cuenta”, indica Javier.

Mi máxima aspiración deportiva sería llegar a unas Olimpiadas, es muy difícil pero es a lo que casi todos los deportistas les gustaría llegar”, confiesa el valenciano sobre su sueño en el Taekwondo. Y los modelos a seguir de Javier para conseguirlo son dos deportistas bien distintos en cuanto a disciplina pero parecidos en el fondo: “Para mí un referente es Floyd Mayweather y otro Cristiano Ronaldo. El primero es la perfección en su deporte, no ha perdido ningún combate como profesional, y el segundo ha llegado donde está, no por su calidad, sino porque es muy trabajador y es un currante”.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email