Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

fútbol internacional / OPINIÓN

La capital reclama su lugar: el proyecto del histórico Hertha de Berlín

23/09/2020 - 

VALÈNCIA. Cuesta creer que una gran metrópolis europea como Berlín no haya albergado jamás un club de fútbol con la influencia y la huella que la capital germana ha impreso en la historia no solo del propio país, sino también del continente europeo.

Durante 128 años, el Hertha Berliner Sport-Club von 1892 e.V. ha sido miembro fundador de absolutamente todo lo que tiene que ver con el fútbol alemán. Con un pasado lleno de historia y un nombre siempre vinculado a la Bundesliga, las vitrinas del Hertha nunca hicieron justicia a su relevancia como institución. Ahora, tras importantes y recientes cambios en la estructura del club, La Vieja Dama reclama un lugar que nunca le perteneció.

Para encontrar los últimos éxitos logrados por el club blanquiazul debemos remontarnos a los años 2001 y 2002, cuando logró sendos títulos de Copa de la Liga, una competición que se celebraba en fechas previas al inicio de la Bundesliga y que fue reemplazada por la Supercopa de Alemania a partir de 2008 (aunque cobró carácter oficial a partir de 2010). Y es que a principios de siglo, además de disputar la Champions League en la campaña 1999/2000, los capitalinos eran unos habituales en la Copa de la UEFA de aquel entonces.

A lo largo de los años, las cosas cambiaron. En las últimas 10 temporadas, el Hertha de Berlín solo ha paseado su nombre por Europa durante una fase previa de Europa League en 2016 y una fase de grupos de la misma competición una temporada más tarde. Pobres guarismos para lo que significan y representan el Hertha de Berlín y su ciudad.

En las últimas tres temporadas, el equipo anfitrión del Berliner Olympiastadion no ha pasado de la décima posición en la Bundesliga. Sin embargo, en el verano del 2019, el Hertha protagonizó la que se considera la mayor transacción monetaria en la historia de la Bundesliga: Lars Windhorst, dueño de Tennor Holding, adquirió el 37,5% de las acciones del club. El empresario entiende su compromiso a largo plazo y, a pesar de ser ambicioso en su proyecto y desembolsar una astronómica suma de ceros, pretende meter al club capitalino entre los mejores a base de sensatez, consistencia y buen trabajo.

Ese mismo verano, la plantilla se reforzó considerablemente con las llegadas del central internacional belga Dedryck Boyata a coste cero y de un jugador de ataque llamado a grandes hazañas, el también belga Dodi Lukebakio, previo pago de 20 millones de euros al Watford inglés.

Ya en el último mercado de invierno, la entidad apostó fuerte por jugadores jóvenes pero con un valor muy contrastado, con el objetivo de reforzar la parcela ancha y el frente de ataque. Para el primer fin llegaron el volante francés internacional sub-21 Lucas Tousart, que costó 25 millones de euros y se quedó cedido en el Olympique de Lyon hasta final de temporada, y el argentino Santiago Ascacíbar, formado en Estudiantes de la Plata, pero proveniente de un Stuttgart que peleaba por el ascenso a Bundesliga, por 10 millones de euros.

Para la delantera, se incorporó al delantero brasileño de 21 años Matheus Cunha, proveniente del Leipzig (18 millones de euros), que anotó 5 goles y regaló 2 asistencias en 11 encuentros, y al polaco Krzysztow Piatek, de 25 años, que llegó desde el Milán para aportar físico y goles al ataque berlinés (24 millones de euros).

La pasada temporada, que arrancaba aquel verano, no fue fácil en la capital. Los malos resultados trajeron, ya en noviembre, la dimisión de Ante Covic al frente del equipo. Al rescate llegó un mito del fútbol alemán: Jürgen Klinsmann. Dos meses y medio duró en el cargo el campeón de Europa y del mundo con Die Mannschaft, tras presentar su dimisión alegando falta de confianza de ciertas personas del club. Alexander Nouri, asistente de Klinsmann en el banquillo, se hizo cargo del equipo hasta la llegada de la que es cabeza visible del proyecto deportivo del Hertha a día de hoy: Bruno Labbadia.

A pesar de lo complicado del curso, el que fuera técnico de Wolfsburgo y Stuttgart dejó buenas impresiones en los 10 partidos que dirigió, todos ellos tras el parón por la pandemia, con cuatro victorias, cuatro derrotas y dos empates. El equipo terminó décimo, en una temporada en la que sus aficionados se habían temido lo peor tras ver pasar a 4 entrenadores diferentes.

Según los expertos de fútbol internacional, el Hertha de Berlín es el equipo de la Bundesliga que mejor se ha reforzado durante el presente mercado, dadas las complejas circunstancias que vive el fútbol europeo. Al regreso de Lyon de Lucas Tousart hay que añadir la incorporación de jugadores como el meta Alexander Schwollow del Friburgo, el lateral derecho internacional sub-21 por Holanda Deyovaisio Zeefuik del Groningen y, sobre todo, el exdelantero de Granada y Espanyol, Jhon Córdoba. El cafetero, con 13 goles y 2 asistencias el pasado curso con el Colonia, completa una delantera con mucha dinamita de cara a una temporada prometedora en la capital.

La Vieja Dama buscará asaltar puestos europeos tras algunos años de decadencia. Sin embargo, la ambición del club capitalino es la de hacerse un lugar entre los grandes a medio-largo plazo. Un reto a la altura de una metrópolis que, tras acogerlo durante 128 años, se ilusiona de nuevo con los Herthaner.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email