X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket 

La defensa y Will Thomas son el camino para levantar la Eurocup

10/04/2019 - 

VALÈNCIA. La Fonteta vivió la noche más mágica desde aquel playoff de Liga Endesa que acabaría llevándose Valencia Basket en las finales ante el Real Madrid. Equipo y afición eran conscientes de la importancia de llevarse el primer partido en la final de la Eurocup ante el Alba Berlín. Hay mucho más que un título un juego: el billete para la Euroliga y la consolidación de un proyecto. 

Desde las seis de la tarde los seguidores taronja hicieron piña a las puertas del Pabellón de la Avenida de los Hermanos Maristas para anotar los primeros puntos del partido antes del inicio alentando a los jugadores a su llegada pese a la lluvia. Siempre respondiendo. Pese a que esto pudo suponer una dosis de ánimo para la plantilla, o importante iba a llegar una vez se echara el balón al aire y en ese instante ya no habría lugar para dudas y especulaciones durante los siguientes 40 minutos. 

El Alba Berlín había intentado ponerse la piel de cordero para intentar bajar la guardia en las filas taronja. No lo consiguieron. Desde el primer segundo de partido hasta el último, al margen de algún bajón, los de Ponsarnau mostraron una agresividad y un nivel de intensidad en defensa intachables. En ataque, Will Thomas fue el encargado de abrir la puerta al resto de sus compañeros. La mecha que encendió la llama del equipo taronja. Sus 22 puntos, 6 rebotes y 25 de valoración fueron buena muestra de ello. El desatascador que desatasque el juego buen desatascador será. 

El ala-pívot de Baltimore no solo destacó por sus puntos. Valencia Basket era consciente de que Will iba a tener un duelo cara a cara con el mejor jugador de la Eurocup y un viejo conocido: Luke Sikma. Tenía que ser mejor que su compatriota en todos los aspectos. Y así lo hizo. El jugador taronja dejó a su ex-compañero en valoración negativa (-2) con 7 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias pero porcentajes muy bajos en el tiro (33%). Primera batalla ganada. 

Aunque Will Thomas no fue el único que brilló. Había muchos más frentes abiertos. Con la baja de Guillem Vives, Sam Van Rossom y Antoine Diot tenían que dar un paso al frente. El belga fue de menos a más hasta encontrar su punto álgido en la segunda parte. 15 puntos y 7 asistencias para 17 de valoración. Diot, pese a no anotar, tuvo luces y sombras y aportó con 4 asistencias. Sin embargo, aparte de dirigir, tenían que frenar a los bases del Berlín, especialmente a Peyton Siva. Pese al buen trabajo de ambos, el estadounidense anotó 17 puntos con un 5/6 en triples

Matt Thomas y Fernando San Emeterio se compenetraron a la perfección con los bases para anotar en los momentos difíciles y defender a los peligrosos exteriores del conjunto alemán como en el caso de Martin Hermansson. El escolta islandés alcanzó los 16 puntos con un 3/5 en el triple. Una cuenta en el debe del Valencia Basket para el segundo partido es el acierto exterior de su rival, que acabó con un 50% en triples.

Pero el partido, sin duda, estuvo en la pintura. A un Will Thomas arrollador había que sumarle un Bojan Dubljevic silencioso pero de vital importancia. El montenegrino hizo 9 puntos, 8 rebotes, 17 de valoración y un +26 con él en pista. Precisamente en el rebote, donde Labeyrie y Tobey tuvieron también buenas aportaciones, fue la clave del partido en la que se mostró la clara superioridad taronja. Los de Ponsarnau acabaron casi doblando a los de Aíto con 42 rebotes frente a 24. De esos 42, 16 fueron en ataque. 

La nota agridulce la dejaron Alberto Abalde y Rafa Martínez. Ambos jugadores solo disputaron los dos últimos minutos, según Ponsarnau, para dar descanso a compañeros suyos con vistas al partido del viernes. La Fonteta recibió al capitán poniéndose en pie y con una fuerte ovación cuando entró a pista, consciente de los momentos difíciles que está pasando al no tener un hueco en la rotación. 

Pero ahora lo importante es dar el paso definitivo por el título de la Eurocup. Si es en Berlín, mejor, y si vuelve la eliminatoria a Valencia no perdonar lo más mínimo. Buena parte de la plantilla taronja sigue recordando amargamente la final perdida contra Unicaja y no piensan vender la piel de oso antes de cazarlo. Pero si mantienen este nivel defensivo (ayer dejaron al Alba en 13,5 puntos menos de los que suele anotar) y Will Thomas vuelve a ganarle la batalla personal a Luke Sikma, sin duda el trofeo y la Euroliga estarán mucho más cerca.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email