Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La pérdida de protagonismo que 'marea' a Morales

12/01/2021 - 

VALÈNCIA. José Luis Morales va a tensar la cuerda. Su renovación con el Levante está más en el aire que nunca y, de momento, está más fuera que dentro de Orriols en el próximo curso, cuando expira su vinculación (el 30 de junio). La ampliación de una temporada revisable aparcado desde hace tiempo encima de su mesa no convence a la parte del Comandante en la negociación, aunque en el club todavía reina el pensamiento general de que la situación con el capitán se podrá reconducir.

El caso es que Morales, que sigue siendo imprescindible en los esquemas de Paco López, ya ve cómo cada vez lo es menos. Es lo que hoy ronda por su mente: aunque continúa siendo piedra filosofal del proyecto del que es máximo goleador con siete tantos esta campaña, la realidad aleja al futbolista -que cumplirá 34 años cuando concluya la temporada- de lo que entiende por una pieza irremplazable. De hecho, ya es reemplazable. El auge de jugadores como De Frutos le han restado protagonismo en los cuatro partidos en los que el Comandante ha sido suplente, y eso con las importantes ausencias de Campaña y Bardhi. Están por ver -y esto también es clave- las piezas que el técnico de Silla mueve cuando ambos estén a su disposición y en plenas condiciones. 

Aún así, Morales está demostrando que merece más y que, a estas horas, es una pieza primordial en el engranaje granota. Acumula siete dianas, sí, pero ya ha sido suplente esta temporada en cuatro ocasiones por las nueve que vivió durante el curso pasado al completo, cuando jugó todos y cada uno de los partidos, pero con un descenso evidente de su incidencia en el equipo. Empezó La Liga siendo titular durante toda la primera vuelta, pero tras su primera suplencia ante el Atlético de Madrid, salió progesivamente de los onces iniciales de Paco López. Fue entonces cuando vivió, en esos inicios de 2020, su primer momento de reflexión maquillado por un golazo ante el Real Madrid con una titularidad después de dos suplencias de supieron a hierro y después por la parálisis del deporte en marzo. 

Esta temporada el camino cogió el mismo color que entonces, aunque el '11' se ha empeñado, hablando en el césped, en pararlo a base de fogonazos. Sacó el látigo ante el Valencia en la primera jornada, continuó su inicio fulgurante en El Sadar y registró un bajón de rendimiento coincidente con el del equipo en general que terminó frente al Betis. El caso es que esta temporada Morales va camino de emular los números de suplencias/partidos disputados de la anterior, pero con un hecho clave y diferencial: su aportación a nivel goles y asistencias lleva un sentido parecido al de sus mejores registros. 

En la 18/19 metió 12 goles y dio 5 asistencias deespués de haber anotado 10 y servido 8 la temporada anterior, con su última apliación con el Levante de por medio. En esa temporada de referencia en la historia de Morales en el Ciutat, a estas alturas de campeonato contaba 6 dianas y 2 pases de gol, una menos que en la actualidad en cada apartado. Eso sí, en estas temporadas pretéritas, el madrileño lo jugó casi todo desde el inicio: se perdió dos encuentros ligueros en la 18/19 más tres de Copa del Rey (donde los granota fueron eliminados por el Barça en octavos, entonces segunda eliminatoria del torneo para los Primera) y no jugó en 3 partidos durante la 17/18, todos ellos por sanción (en el resto fue titular y disputó el partido completo en el 90% de ellos). La diferencia es que entonces Morales tenía 30 y 31 años, y ahora navega por los 33. 

Esa es la principal barrera, de momento. La ampliación de corta duración en su mesa está intrínsecamente ligada a la pérdida de protagonismo que el propio jugador atisba en el horizonte pero que, a su vez, choca con la importancia que, hablando en presente y sin adelantarse al futuro, sigue demostrando el capitán. Ya lo dijo Paco López al ser preguntado por la situación en la rueda de prensa previa al duelo frente al Eibar: "No soy adivino y no sé qué rendimiento dará Morales en el futuro", aseguró el técnico. Mientras, el presente y los datos hablan en la cabeza del Comandante.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email