X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

La tremenda ingeniería de Alemany

21/06/2019 - 

VALÈNCIA. Les voy a ser pesado de nuevo, pero no lo puedo evitar. A mi este tío me encanta y no para de dar muestras de madurez e inteligencia. Se llama Mateu de nombre y todo lo ejecuta con una puntualidad, seriedad y rigor que llama poderosamente la atención si lo comparamos con la mayoría de dirigentes del fútbol español que más que trabajar da la impresión que juegan a ser protagonistas con muy poquito respeto hacia el club que mandan o presiden. Y ese no es el caso en el Valencia. aquí, disimulada,mente y casi de puntillas, manda más Alemany que Murthy en materia deportiva, y ese detalle es bueno para el club de fútbol y muy especialmente también para el propio Marcelino. En ese aspecto, en el de los fichajes y traspasos, Alemany da la impresión de que se mueve a otra velocidad y con otros criterios que casi todos los clubes y eso les aseguro que es digno de agradecer para un club como el Valencia que ha vivido unos últimos años complicados coincidiendo con la llegada de un nuevo máximo accionista, digo de Peter Lim, que parecía un caballo desbocado al frente de la mercantil.

DEL CAOS AL BUEN ROLLO
Y démonos cuenta de todo y sumemos todo lo que hemos vivido en los últimos tiempos y nos daremos cuenta de cómo ha cambiado el Valencia de las dos últimas temporadas en comparación a las primeras del magnate de Singapur al frente de la nave. Peter Lim llegó, puso los billetes y se metió en un follón espectacular nada más aterrizar en una sociedad que si que dominaba en verdad, pero que al margen del dinero que le sirvió para comprarla estaba haciendo de todo menos darle cohesión a una entidad ya centenaria que necesitaba con urgencia un poco de cordura en todas esas absurdas decisiones que presidieron ese cambio de una sociedad que pasó de manos valencianas -malas manos valencianas, todo sea dicho- a unas amateurs manos de Peter Lim nada más llegar a un acuerdo con Bankia y poner todo patas arriba.

EL REGRESO
Y sí, todo regresó o ha regresado de nuevo a la normalidad futbolera con el fichaje de Alemany ejerciendo la labor de segundo en el club por detrás de Murthy pero con todo el poder del mundo en la materia que más nos preocupa a los valencianistas y esa no es otra que la de configurar un equipo acorde a los tiempos modernos que corren y apostar sin fisuras por un Marcelino, al que yo puse en duda a mitad de la temporada pasada, y que ha conseguido entre otras osas un título de Copa del Rey al que ya casi nadie estábamos acostumbrados. Así las cosas tengo que ceder y hacer caso de Alemany y eso significa cambiar mi criterio inicial sobre Marcelino y el futuro del club. Los periodistas hablamos y opinamos en tiempo real y lo que puede parecer válido unos meses atrás lo correcto y lo profesional es darse cuenta bien de lo que pasa y actuar en consecuencia de eso que está pasando. Y en ese aspecto, y en ese punto, me encuentro yo respecto a Marcelino. Hoy sí creo en él y debo reconocer que Alemany sabe bastante más que yo de estas cosas y ha acertado de pleno con la continuidad del entrenador.

UN VERANITO CALIENTE
Y a estas alturas nos encontramos de cara a un veranito caliente donde el Valencia ya anunciado -por medio de su presidente en funciones- que van a haber varias incorporaciones de cara al próximo curso y quizá el mayor debate sea buscar, o mejor dicho encontrar, a un delantero de garantías que de alguna forma es una de las mayores carencias que tiene la actual plantilla durante la pasada temporada. Y es en ese punto donde el Valencia parece pujar potente por Maxi Gómez, pero yo en el fondo no lo veo un delantero tan interesante para reforzar con rotundidad a un Valencia que ha demostrado que necesita el gol como el llover y así lo acusó la pasada temporada al principio de la misma y en los números finales de goleadores. Vale, sí, el equipo está centrado en mil cosas más, pero a mi me sucede lo mismo que a todos ustedes. Un antiguo número 9, un delantero centro que marque goles y que ponga en suspenso el trabajo de cualquier defensa rival, es lo más necesario para este Valencia que se ha puesto entre ceja y ceja no volver a meter la pata en la fase de clasificación de la Champions. En eso está el Valencia en estos momentos y obviamente no existe una solución clara e inmediata en estos tiempos donde todo transcurre a velocidad de vértigo.

Y LO DEL BARÇA

Por otra parte sorprende la tremenda filiación del Valencia con el Barça a estas alturas de la pretemporada y da la impresión de que Alemany y Marcelino han decidido salir de caza precisamente en nuestro vecino del norte, digo del FC Barcelona, y de momento ya han encontrado un buen sustituto para Neto, el cual de alguna forma ha `dimitido´ para seguir formando parte de la portería del Valencia pese a la postura absurda y fuera de plazo de decir que él no quería marcharse. Eso está cerrado. Tenemos a Cillessen de camino y ya les afirmó yo que este guardameta que ha pasado por nuestro fútbol casi de puntillas tiene unas cualidades que desde mi modesto punto de vista son más interesantes que las de Neto. Ojo, los dos son buenos guardametas. Pero yo sí distingo entre uno y otro en la facilidad que tiene Cillessen de jugar con los piés y la nulidad que oferta Neto en este aspecto. Así las cosas me tomo este veranito con cierta calma y espero como todos ustedes acontecimientos interesantes para este Valencia en plena fase creciente e ilusionante. Ahora bien, acabo con la presente afirmando mi admiración por la forma de trabajar de un tipo como Alemany que parece que a todo le pone sentido común, un sentido que debemos valorar en su justa medida en nuestro querido fútbol patrio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email