Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

DEPORTE ADAPTADO

Levante y Valencia, a la vanguardia del deporte adaptado

30/07/2020 - 

VALÈNCIA. La Fundació “Cent Anys” del Levante UD y la Fundació VCF acumulan años contribuyendo a la creación de espacios dedicados al deporte inclusivo y a actividades relacionadas en sus respectivas áreas sociales. Cada escuela emplea un modus operandi distinto, pero con diversos puntos en común, como el extremo cuidado de los valores deportivos de sus integrantes.

Un Levante pionero en el deporte adaptado

El Levante fue en 2012 el primer club de fútbol profesional en crear una sección para discapacitados intelectuales e incorporarla a su estructura. Son ocho años con el Levante UD-EDI en marcha y con un crecimiento exponencial: de nueve miembros en sus inicios a más de 170 en la actualidad, con la incesante idea de no parar de crecer y dibujar sonrisas, como reza su lema.

Eso sí, precisamente el fútbol no es el primer deporte que acogió la Fundación levantinista. Con motivo del centenario de la entidad, en 2010, se unió el Levante UD Masclets, el primer equipo de Hockey en Silla de Ruedas Eléctrica de la Comunitat Valenciana, creado en 1999, y el único conjunto español que participó en el Campeonato de Europa de Eindhoven en 2015.

Aquella fue la primera piedra de un plan social global que sigue añadiendo hitos. Poco a poco se abrieron otros proyectos, como las charlas formativas ‘Di Capacidad’ impartidas por deportistas paralímpicos referentes en la Comunitat – como son David Casinos, Ricardo Ten, Mónica Merenciano y Óscar Ponce- en diferentes colegios cada año, y ahora en el marco del ‘Club de los Niños’, otro proyecto iniciado en 2013 a través del Área Social de la entidad. Con esta iniciativa cerca de 20.000 niños ya han sido visitados en sus centros.

Más tarde se unió al Levante UD-EDI el equipo de fútbol para personas con parálisis cerebral (el LUD- PC), así como el grupo de iniciación para niños de entre 8 y 12 años en 2016, el conjunto de tenis de mesa una temporada más tarde, y la sección femenina de fútbol adaptado inaugurada el pasa- do curso, aunque también con equipos mixtos en activo. Los planes de desarrollo no cesan en la Fundació “Cent Anys” y el Área Social del Levante sigue dando pasos de gigante en el deporte inclusivo para las próximas campañas.

El VCF Inclusivo, cuatro temporadas de crecimiento gradual

En 2016 la Fundación VCF inició su proyecto de fútbol para personas con discapacidad intelectual integrado por 24 personas. Hoy, el Valencia Inclusivo cuenta con 62 jugadores y jugadoras, y 10 técnicos a su servicio divididos en tres grupos de trabajo mix- tos en función de la capacidad cognitiva de los participantes: Taronja, Blanc y Negre. La formación de estos es independiente de la edad de sus integran- tes, con miembros desde los 10 a más de 40 años.

Actualmente, la escuela crece de manera sostenida, prestando especial atención al ratio de entrenadores por grupo, seleccionando la especialidad de los preparadores según el grado de discapacidad de sus futbolistas y procurando que los técnicos sean permanentes en cada uno de los equipos. Esto provoca un crecimiento paulatino pero controlado por parte de la escuela: “La cantidad de jugadores para los que se abre plaza depende de la medida en que se les pueda ofrecer la máxima experiencia”, explica Osvaldo Márquez, coordinador del VCF Inclusivo.

Y es que el objetivo primordial de la escuela no es encontrar cracks, sino nutrir a los jugadores de los valores del deporte sin olvidar el factor intrínseco del balompié: la competitividad. “Todos nuestros deportistas quieren salir al campo para competir, y eso implica intentar ganar al rival”, comenta Osvaldo. “Ellos juegan lo mejor posible porque esa es la esencia del fútbol y, a la vez, la excusa perfecta para trabajar otros aspectos”.

Es por eso que la escuela valencianista busca competición a todos sus participantes, cualquiera que sea su nivel o capacidad cognitiva. Se pretende que la totalidad de los conjuntos jueguen al menos un torneo fuera de Valencia durante la temporada, pues no se concibe el fútbol sin un campeonato que ellos mismos esperan durante el curso.

Además, desde la Fundación se trabaja en dos actividades adicionales y estrechamente relacionadas con el deporte adaptado. El proyecto ‘Escoles COR Blanquinegre’ llevará sesiones de entrenamientos especiales a 16 centros ocupacionales o de educación especial de la provincia de Valencia durante la próxima campaña. Se trata de una iniciativa que en el recién concluido curso aglutinó a 430 personas que disfrutaron de jornadas y actividades de manera gratuita. Igualmente, el campus de verano para personas con discapacidad intelectual, que este año no podrá celebrarse por motivos de seguridad sanitaria, reúne a unos 30 participantes cada año durante una semana en la Ciudad Deportiva de Paterna.

El fútbol adaptado en La Liga: compartir antes que competir

El fútbol inclusivo es, desde hace tiempo, una realidad en España y su crecimiento exponencial en La Liga así lo demuestra. La vigente temporada de La Liga Genuine ha supuesto la tercera edición de un campeonato que continúa aumentando su impacto, su nivel y, sobre todo, la captación de diferentes clubes con sección de fútbol adaptado.

Tras una exitosa primera campaña con 18 equipos y más de 460 jugadores inscritos, la segunda añadió 12 clubes más a la competición. Sin embargo, ese crecimiento no cesó en el inicio de la campaña 19/20, en la que ha contado con 36 equipos divididos en dos grupos, entre los que se encuentran el Valencia CF Inclusivo y el Levante UD-EDI, precisamente el primer anfitrión del primero de estos torneos en el Ciutat de València.

Esta última temporada aún está en progreso y se terminará en 2021, “cuando se cumplan las condiciones óptimas y la situación sanitaria sea la adecuada para preservar la salud de todos los participantes”, según comunicó La Liga el pasado mes de abril a causa de la covid-19 que paralizó el mundo del deporte.

No solo valen los goles, también la deportividad

La Liga Genuine se disputa en modalidad de Fútbol 8, con encuentros de cuatro partes de 10 minutos cada una. En ellos participan jugadores y jugadoras mayores de dieciséis años con una discapacidad intelectual mínima del 33% y con unas ganas inmensas de compartir antes que competir, como dicta el lema de la competición.

La temporada está divida en cuatro fases distribuidas desde noviembre a junio, y esta campaña ha tenido seis sedes distintas como novedad: desde Tarragona a Sevilla en las primeras dos etapas, con Gran Canaria, Gijón y Bilbao por visitar el próximo año tras la previsible reanudación. El año pasado, la Ciudad Deportiva de Paterna acogió la fase de clausura.

Eso sí, La Liga Genuine no solo tiene los goles de sus equipos por objetivo, sino también las actitudes y comportamientos de aquellos que la conforman. Se premia el fair play y los puntos en deportividad que futbolistas, técnicos e hinchadas suman para alzarse con el trofeo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email