GRUPO PLAZA

todos sus acreedores le han exigido garantías prendarias sobre jugadores, abonos, derechos tv o publicidad estática

Lim da tiempo al Valencia, que está pignorado hasta las cejas

22/06/2021 - 

VALÈNCIA. Peter Lim da tiempo al Valencia, que está pignorado hasta las cejas. El máximo accionista ha aplazado una parte del préstamo de la línea de crédito de 38 millones de euros al club del que es máximo accionista. Concretamente, el Valencia no tendrá que afrontar al pago de 15 millones de euros antes del próximo 30 de junio. Una situación que le permitirá contar con más margen para abonar la cuota del préstamo con Caixabank que asciende a 14,4 millones. 

Las situación financiera del Valencia CF es preocupante. Los malos resultados deportivos y la gestión de Meriton ha provocado que el club haya tenido que ir aportando garantías en forma de activos e ingresos para poder seguir con su actividad diaria. De hecho, el Valencia CF tiene pignorado parcialmente los cuatro pilares sobre los que se sustenta un club de fútbol: jugadores, abonos, derechos televisivos y publicidad. 

Empezando por Peter Lim, el Valencia tiene una deuda con su máximo accionista de 54 millones de euros. De la línea de crédito de 38 millones de euros, Meriton obtuvo como prenda el 20% de los derechos televisivos y también los derechos de cuatro futbolistas del primer equipo. Posteriormente, Peter Lim en el verano de 2020 otorgó otro préstamo de 16,5 millones para pagar a Bankia y cuya fecha de vencimiento es en septiembre de 2021. Para ese préstamo, Peter Lim incluyó una garantía con los derechos federativos de otros cuatro futbolistas del primer equipo. 

Por otro lado, el Valencia tiene como principal acreedor a Caixabank tras su fusión con Bankia. En el préstamo principal de 116 millones de euros, la entidad bancaria tiene pignorados el 43,3% de los derechos de TV si el Valencia no responde a la cuota anual con Caixbank. Además, el Valencia también incluyó una renovación de una póliza de crédito el pasado 27 de agosto hasta junio de 2025 con valor de 15,5 millones de euros. En este caso, el ente bancario agarró como prenda los abonos de temporada. Además, en el otro préstamo que tiene con Caixabank de 16,5 millones de euros, el club cedió en garantía el 92,60% de los derechos de crédito de la publicidad estática.

Por último, el pasado verano llegó el problema para pagar las nóminas de la plantilla. El club de Mestalla se encontró sin tesorería para poder afrontar el segundo pago grueso de los salarios, que vencían el 1 de agosto de 2020. El club alcanzó un acuerdo con los jugadores para aplazar entre 13 y 17 meses el pago de parte de las remuneraciones pendientes por abonar. 

Para pagar a los jugadores, Meriton aplicó dos fórmulas: pagarés mediante Gedesco y una línea de confirming por importe de seis millones de euros y con vencimiento el 31 de diciembre de 2021. Para obtener la liquidez de la línea confirming, Meriton tuvo que pignorar como garantía el 10% de los derechos de televisión. La línea confirming significa que el banco adelanta el dinero a los jugadores y el club se hace cargo de los intereses. En lo que concierne a los pagarés, el Valencia los garantizó con el 7,5% de los derechos de retransmisión. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email