GRUPO PLAZA

el ocaso del diego, un asesinato por un autogol y un récord goleador aún hoy vigente

Los Mundiales que no te contaron: USA 94

Los Estados Unidos de norteamérica se hacen con la organización de los mundiales gracias a Henry Kissinger. El primer mundial con camisetas personalizadas, el primer mundial resuelto en la tanda de penaltis... y el último de Maradona.

19/11/2022 - 

VALÈNCIA. El Mundial vuelve al continente americano, pero esta vez al norte. A una potencia del globo terráqueo en la que triunfan el baseball, el baloncesto y el único fútbol que conocen es el que se juega con balón ovalado y se mide en yardas. El "soccer" es un deporte que se juega en las Universidades, y por ello Henry Kissinger (enamorado del fútbol) encabeza la candidatura que lleva a la FIFA a elegir a Estados Unidos como sede de la décimo quinta Copa Mundial. Fue el mundial de Bebeto, de Romario, y de Brasil. Y fue el primero que se decidió en la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti. Las victorias ya valían 3 puntos y los futbolistas ya comenzaron a jugar con sus nombres serigrafiados en la espalda. Italia se quedó a las puertas con un Baggio estelar (y que falló el penalti en la gran final) y un Baresi que se rompió el menisco en la fase de grupos, pero cuyo amor propio le dio la recvancha de jugar la final; eso sí, sin premio. Y en España, Clemente y los suyos se volvieron a quedar en cuartos. Como venía siendo habitual, jugando un gran partido ante Italia, y con el berrinche añadido del codazo de Tassoti sobre Luís Enrique (hoy seleccionador español) que le rompió el tabique nasal ante la inhibición del colegiado húngaro Sandor Puhl (QEPD).

1-El adiós definitivo de Maradona

Argentina volvía con dudas al Mundial. De hecho Maradona no estaba en los planes iniciales del "Coco" Basile. Su fallida aventura en el Sevilla, su incurable adiccion a la cocaína (que le llevó incluso a ser detenido por la policía bonaerense en un suburbio de la capital argentina por tenencia de sustancias) y su paso sin brillo por Newell's habían dejado al 10 fuera del combinado nacional. Sin embargo, la dura derrota de Argentina ante Colombia en el monumental y el tener que acudir al repechaje contra Australia forzaron la situación para que se acabara dando el regreso del mito a la albiceleste. 

Así que tras superar agónicamente a los oceánicos, Argentina se planta en el Mundial de USA 94 y queda enclavada en el Grupo D (con sedes en Boston, Dallas y Chicago) junto a Bulgaria, Nigeria y Grecia. En el minuto 60 del primer partido ante los griegos y ya con 2-0 en el marcador, Maradona, Redondo y Caniggia hacen encaje de bolillos y "El Diego" envía la bola a dormir a la escuadra del guardameta heleno. Maradona se fue como un poseso a gritar el gol ante las cámaras de televisión para que todo el globo terráqueo fuera testigo de su enésima resurrección. Eso fue el 21 de junio.

La última escena del Diego en un mundial nos lleva 4 días más tarde (el 25 de junio) al Foxboro Stadium de Boston. El encuentro es contra una Nigeria que venía dispuesta a dar guerra y que pronto se adelanta en el marcador (a los 10 minutos por mediación de Siasia). Los de Basile reaccionan y en 7 minutos le dan la vuelta al marcador con doblete de Claudio Caniggia. El segundo de los dos goles, a pase de Maradona. Fue su último momento de gloria defendiendo a la selección argentina.

Al acabar el encuentro, Maradona queda escogido para realizar un control anti dopping. Pero FIFA no espera a que Diego si quiera abandone el terreno de juego y envían a una operaria a por el, se llama Sue Ellen Carpenter y nada más pitar el colegiado el final del encuentro aparece sobre el verde para tomar del brazo a Maradona. "Andá a buscar a Maradona. Así salís en la tapa de todos los diarios", le espetó una voz desde el banquillo argentino mientras al Diego se le ensombrecía el rostro, miraba al suelo y daba pasos lentos y cortos. Sabía que no le esperaba un buen destino.

El 28 de junio de 1994, a las 10:30, llergaron los resultados: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina, sustancias que todo argentino que haya vivido la época puede recitar de memoria: positivo. Joseph Blatter, secretario general de la FIFA se lo comunicó personalmente al  presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona y a su vez, éste lo hizo con  David Pintado, miembro de la delegación oficial de la selección; Peidró; Daniel Bolotnicoff, abogado de Maradona; y Agriol de Bianchetti, apoderado legal de la AFA. Todos citados para el cobtra análisis definitivo que arrojaría los mismos resultados. En ese periodo, se intenta incluso la mediación política. El presidente de la República, Carlos Menem, intenta activar todos los resortes posibles sin posibilidad alguna de éxito. El 29 de junio, la noticia se filtró a los medios de comunicación y, al día posterior, Blatter dictó sentencia en conferencia de prensa: "Los análisis efectuados al señor Diego Armando Maradona han resultado positivos. La AFA nos comunicó la separación de su lista del mencionado jugador, por lo que FIFA se abocará recién después de la finalización de la Copa a los aspectos meramente disciplinarios (...) Como solo un jugador de Argentina dio positivo, no procede ninguna modificación en el resultado del partido contra Nigeria".

Dicha sanción le acarreó a Maradona el final de su carrera como futbolista de la selección. En una legendaria conferencia de prensa en el hotel Park Plaza de Dallas, Diego quiso defenderse: "Juro por mis hijas que no me drogué para jugar, porque si me entreno como me entrené no necesito nada para jugar (...) No quiero dramatizar, pero creéme que me cortaron las piernas. A mí, a mi familia. A los que están a lado mío. Nos sacaron la ilusión. Y creo que me sacaron del fútbol definitivamente. Tengo los brazos caídos, el alma destrozada. Quiero que les quede claro a todos los argentinos que no corrí por la droga, corrí por la camiseta".

Más allá de sus innegables adicciones, es evidente que el poder se la tenía jurada al Diego que siempre se defendió esgrimiendo  que las drogas encontradas en su cuerpo obedecían a la ingesta de un medicamento contra la gripe (llamado Ripped) recetado por Daniel Cerrini, uno de sus nutricionistas quien ejercía como una suerte de 'médico'. Un inocente 'coctel casero', como lo calificó Michel D'Hooghe, jefe de la comisión de Medicina de FIFA. De hecho, 26 años después, la AMA (Agencia Mundial Anti-dopaje), de acuerdo a su lista actualizada en 2020, aún prohíbe la efedrina y la pseudoefedrina 'en competencia' en concentraciones menores a 10 microgramos por militro y 150 microgramos por mililitro. Nunca hasta la fecha (ni después de ella) ningún operario de FIFA ha salido hasta el centro del campo para ir a buscar a un sólo jugador de manera concreta; demasiados interrogantes en todo esto. Maradona no pudo volver a pisar suelo estadounidense ni a ponerse la remera albiceleste. Triste epílogo para el mejor futbolista de todos los tiempos.

2-Andrés Escobar (Colombia), autogol y tiroteo mortal

Cuando Andrés Escobar, defensa de la selección colombiana, introdujo el balón en propia portería en el segundo partido de su selección en el campeonato del mundo en el partido ante Estados Unidos disputado en el Rose Bowl de Pasadena de Los Ángeles, jamás imaginó que ese episodio le conduciría a la muerte

Mike Sorber lanzó un centro del área colombiana y, para evitar que un delantero la cazase al vuelo, el defensa se lanzó con las dos piernas por delante e introdujo el balón en su propia portería. Fue el primer gol de un partido que acabaría con derrota de los colombianos (2-1), lo que suponía el adiós matemático al campeonato. La primera reacción ante el televisor de su sobrino Felipé Andrés de 10 años fue preminotoria: "Mami, al tío Andrés lo van a matar".

Tras la eliminación, envuelta entre las sospechas de las presiones de los cárteles de la droga colombiana, algunos jugadores prefirieron tomarse unas vacaciones antes de volver a Colombia, conscientes de lo que les esperaba al regreso. Andrés Escobar no quiso; ni continuar como comentarista (se lo ofreció Radio Caracol, ni como turista en Estados Unidos unos días. Su seleccionador, el "Pacho" Maturana le advirtió: “Cuídate, los conflictos en Colombia se resuelven con puños”. “Tengo que dar la cara”, respondió el zaguero.

Todo acabó en la fatídica noche del 1 de julio. Escobar salió a cenar con amigos y durante toda la noche tuvo que aguantar insultos de un grupo capitaneado por Juan Santiago y Pedro David Gallón, dos mafiosos con vínculos con el narcotráfico y grupos paramilitares que le recriminaban su fallo. Cuando se metió en su coche a las dos de la madrugada para volver a casa recibió seis tiros a bocajarro al grito de “gracias por el autogol”.

Una pamema de investigación decretó que el chófer de los Gallón, Humberto Muñoz Castro, apodado el Marrano, fue quien había disparado. Condenado a 43 años de prisión, fueron primero rebajados a 23, y apenas cumplió once. Los hermanos Gallón Henao, acusados de encubrimiento, quedaron en libertad a los pocos meses. El rumor es que muchos "patrones" del narcotráfico perdieron "mucha plata" por apuestas en favor su selección a la cual se le otorgaban posibilidades de hacer un buen papel tras la experiencia en Italia 90 y el buen papel en la fase de clasificación. Alguien tenía que pagarlo.

Una semana antes de ser asesinado, Escobar escribió la última de las crónicas que el diario El Tiempo de Bogotá publicaba sobre las interioridades de la selección en el Mundial, el título: La vida no termina aquí. Desgraciadamente para él, la realidad no fue tan benevóla.

3-El récord de Oleg Salenko

En el verano de 1994 (y con la llegada de Paco Roig meses antes a la presidencia del Valencia CF), el Valencia se hace los servicios del delantero centro del CD Logroñés (entonces en primera división), el ruso Oleg Salenko. El futbolista venía de marcar buenos registros en la temporada recién acabada (16 goles en la 93/94), y ello llevó al Valencia CF a completar un triple traspaso con el equipo riojano: además de Salenko, Quique Romero y Antonio Poyatos aterrizarían en Mestalla.

Ese mismo verano, Salenko fue protagonista por ser el pichichi del mundial, pero su gesta se consiguió en tan sólo 2 partidos ya que Rusia perdió los dos primeros partidos 2-0 ante Brasil y 2-1 ante Suecia. No le dio para ser una de las mejores terceras y se quedó fuera de octavos. Ante los suecos, y de penalti Salenko inauguró su cuenta goleadora en el mundial.

El azar quiso que las dos selecciones eliminadas, Rusia y Camerún se enfrentaran en el último partido con nada en juego. Según se supo más tarde, la preparación de ambas escuadras para dicho partido fue nula. La intensidad la notaron los camareros de los bares de los respectivos hoteles de concentración al comprobar el nivel de consumo de cerveza de rusos y cameruneses.

Pero el de San Petesburgo estaba inspirado para la tarde del enfrentamiento y no iba a dejar pasar la oportunidad. Así que Oleg Salenko estableció un nuevo récord goleador -aún hoy vigente- en la historia de los campeonatos del mundo. En la tarde del 28 de junio de 1994 en el Stamford Stadium de San Francisco, Rusia goleaba a una caótica y ausente -en competitividad- selección camerunesa por 6-1. De ellos, 5 los hizo el flamante (aquel verano) fichaje valencianista

Hasta el momento nadie ha conseguido, ni si quiera igualar la gesta que le valió al ruso para compartir al final del torneo, el trofeo de máximo goleador con el búlgaro Hristo Stoichkov.

Como tantas veces pasa, luego la vuelta a la liga fue mucho más dura y Salenko no se adaptó a Mestalla. En su primera temporada hizo 7 goles en liga. Especialmente recordados los dos en Copa y en el Bernabeu al Madrid de Mijatovic que sirvieron para encauzar una eliminatoria en la que los de Mestalla apearían a los madridistas.

En el verano del 95, Roig aprovechó una oferta del Glasgow Rangers para traspasar a Salenko, quien pese a todo, sigue siendo el segundo pichichi valencianista de un mundial (junto a Mario Kempes) y sigue manteniendo un récord al cual nadie ha podido acceder: marcar 5 goles en un partido de la Copa del Mundo.

Noticias relacionadas

OTRO MARACANAZO, LA MALA GESTIÓN DEL ÉXITO, el riesgo ganador de van gaal

Los Mundiales que no te contaron: Brasil 2014

Por  - 

Brasil volvía a albergar un Mundial. Brasil volvía a ser el máximo favorito. Brasil se veía de nuevo campeón. Y Brasil jamás imaginó volver a vivir un dolor y una afrenta tan enorme como la del Maracanazo del 50. El primer mundial con parones para la hidratación trajo el cuarto entorchado para Alemania que tomo nota de lo hecho por España 4 años antes y mejoró el concepto.

por fin españa, del pulpo paul al gol de todo un país marcado por andrés iniesta. 

Los Mundiales que no te contaron: Sudáfrica 2010

Por  - 

Es el Mundial de España, y punto. El que iba soñando todo un país desde que se inventó el fútbol. Por fin España levantaba una Copa del Mundo y por ese motivo, este especial dedicado a Sudáfrica 2010 es un monográfico dedicado al triunfo español.

italia marca el camino, ronaldinho abdica y materazzi "seca" a zidane

Los mundiales que no te contaron: Alemania 2006

Por  - 

El mundial que ganó la Italia de Lippi y que volvió a poner de manifiesto que los transalpinos siempre se le atragantan a los alemanes. El Mundial que arrojó al mundo un nuevo concepto de estadio mucho más funcional. El campeonato que vio el adiós factual de Zidane y el conceptual de Ronaldinho.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email