Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

¡Nos vemos en La Fonteta!

Podemos pensar en mucha gente, acordarnos de este o aquel jugador, vivir una de esas canastas de Dubljevic imposibles en el último partido, o rebobinar los 30 años de vida de un Valencia Basket que ya es un fijo en nuestra vidas...

16/06/2017 - 

VALENCIA. Hoy es viernes. Hoy el viejo pero 'tuneado' pabellón de la Fonteta tiene una cita con la historia. El Valencia Basket está a un paso de conseguir esa victoria ante el Real Madrid que garantiza el título de campeón de la Liga ACB Endesa... y ese logro no se nos debe olvidar nunca en la vida. Miren, en el deporte como en cualquier faceta de la vida, existen momentos inolvidables, casi imposibles, que luego, con el paso del tiempo nos damos cuenta realmente de lo grande lo que que ha acontecido. Y sí, eso le pasa hoy al Valencia Basket. Hoy es su cita más importante de la historia y una Valencia aburrida de fútbol tiene en el mundo de la canasta una opción vital para sonreir a lo grande. Para mi, gane hoy o pierda, el Valencia Basket ya me robó el corazón hace mucho tiempo.

LOS HERMANOS ROIG

Podemos pensar en mucha gente, acordarnos de este o aquel jugador, vivir una de esas canastas de Dubljevic imposibles en el último partido, o rebobinar los 30 años de vida de un Valencia Basket que ya es un fijo en nuestra vidas. Cariño y más cariño. Y una lección permanente de dos personas al frente del club que no figuran pero que son el alma de este equipo. Me refiero, por oden de edad, a Fernando y Juan Roig, dos tipos que llevan treinta años citados con la historia y que están a un paso de convertir a su Pamesa o Valencia Basket en un hito histórico para todos los que amamos este deporte.

DESDE LA LEJANÍA

Yo ahora no tengo proximidad con los hermanos Roig, soy un poco mayor, estoy algo apartado de la primera linea de batalla, pero desde la distancia, desde esa distancia de alguien que lo ha vidido de muy cerca y ahora lo aprecia en la distancia desde la inmensidad, me quito el sombrero ante lo que estamos asistiendo. Valencia Basket no es solo un equipo de baloncesto. Es rigor, buena gestión, tiempo, trabajo, más trabajo y una sonrisa en la cara de esas personas que están a un pasito de ser glorificadas para el resto de sus vidas. Juan Roig ha formado un ejército formidable. Y de alguna forma en este equipo se vislumbra la forma de actuar de un imperio como Mercadona, creciendo día tras día, pero todo rodeado de talento, buen trabajo, ganas de crecer y buen rollo.

A LA FONTETA

Yo hoy lo tengo claro. Estaré en la Fonteta. Es casi una obligación para todos los que amamos el deporte valenciano. Y voy a disfrutar ganemos o perdamos. Se, lo tengo claro, que Valencia Basket nació en su día para cambiar las reglas del juego. Y en eso está. Si hoy gana se demostrará que el buen trabajo y la buena filosofía también es capaz de ganar a imperios como el madrileño o el catalán. Yo hoy me pongo la camiseta 'taronja' y me voy a la Fonteta a por todas. Y sí, pase lo que pase. los hermanos Roig y toda la familia del basket valenciano tiene mi aplauso más firme y rotundo que recuerdo. Enhorabuena... y suerte. Mucha suerte compañeros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email