GRUPO PLAZA

las notas de plaza deportiva

¿Hay alguien ahí abajo?

9/09/2023 - 

VALÈNCIA. Si hay alguien abajo, que encienda la luz. Y se hizo la oscuridad. El Levante está obnubilado en defensa, más que la temporada pasada, cuando la falta de contundencia también fue un problema acusado. Javi Calleja incidió mucho, demasiado quizá, en la idea de que el equipo muere por atrás. "Se han visto todos nuestros defectos", "estamos muy tiernos a nivel defensivo", "viene pasando desde la pretemporada" o "da la sensación de que el equipo es frágil cada vez que le atacan", son algunas de las contundentes declaraciones del entrenador en sala de prensa. Calleja no eludió la cruda realidad. Y es que la gran diferencia entre el gallo y el posible aspirante estuvo en la retaguardia. Estas son las notas de Plaza Deportiva tras el Levante - Espanyol:

Femenías (6,5): Si no es por él... Tuvo que sacar cuatro entre sus redes, pero el balear paró de casi todos los colores. El partido de Femenías es bueno a pesar de algunos errores de entendimiento, como uno con Vezo que acabó dejando solo a Puado.

Capa (5): Suficiente. Dio chispa al equipo en banda diestra en los primeros compases, pero en el terremoto que engulló al equipo quedó marcado que su 100% físico está todavía por llegar. 

Vezo (4): Roja. Si Calleja ya advertía de que la mejora del Levante pasaba por la fiabilidad defensiva, ayer más. El partido defensivo a nivel general fue endeble y Vezo se llevó la palma con la roja directa por derribar a Puado cuando era el último hombre. Una infracción, eso sí, algo rigurosa, pero que marca un encuentro malo de todo el equipo a nivel defensivo. Y así se encargó Calleja de dejarlo patente.

Álex Muñoz (5): Bajón. Viene de un encuentro soberbio ante el Oviedo, pero esta vez no fue el encuentro del alicantino. Superado, al son del resto de la línea defensiva.

Álex Valle (4): Desubicado. Ha ido de más a menos desde que se presentó en el Ciutat con un partido de quilates. Sufrió muchísimo en defensa hasta verse en ocasiones desquiciado entre Jofre y Salvi.

Oriol Rey (5): Borrado del mapa. Una de las claves del partidazo del Espanyol en el Ciutat es la desactivación del cerebro granota. Cortaron esos cables y el Levante cortocircuitó. Oriol, desaparecido en combate. Solo pudo bregar.

Lozano (5): Errático. Sigue siendo el futbolista por el que pasan los balones de peligro en tres cuartos, pero ante el Espanyol estuvo fallón. Sostenido y bien vigilado por la medular perica, erró en salidas de pelota aparentemente sencillas para él. En una de esas pérdidas, precisamente, obligó a Vezo a frenar a Puado en la acción de la tarjeta roja.

Clemente (5): Suficiente. Generó peligro en banda en el primer tiempo. Fue lo más peligroso del Levante, aunque sin un brillo excesivo que, poco a poco, fue haciéndose opaco. Necesita dar un paso más.

Andrés García (7): Abusón. Se fue diluyendo, pero fue lo más salvable. Le tocó batallar con Ramón, que aunque en ataque da problemas, en defensa padece de lo lindo. Y lo hizo con Andrés: le encaró dos veces y siempre le hizo daño, hasta que a la tercera sí le descosió para propiciar el gol de Bouldini. Aún así, la superioridad espanyolista mató también la electricidad del canterano y fue ahogándose.

Dani Gómez (4): Demasiado poco. No apareció y se asoció poco entre líneas. Cuando se plantó delante de Pacheco, se durmió en los laureles. Mal partido del madrileño.

Bouldini (6): Oportuno. Dentro del mar de lágrimas que fue el Levante este viernes, el africano puso la pizca de alegría. Cuatro goles en cinco jornadas, una rendija por donde el Levante puede respirar. Fue al primer palo, oliendo la sangre, y puso el pecho para anotar el empate. Otro gol más de ariete puro. Ha de aprovechar más su superioridad física... y el equipo ha debuscarle más.

Cantero (5): Poco. Entró como elixir, pero errático. No se entendió, no conectó, salió con la pólvora mojada.

Brugui (5): Nada. Sorprende la diferencia entre su relevancia en el crucial final del curso pasado, y el rol de segunda espada que vive hoy. Está mentalmente out. Si el pasado año su entrada como revulsivo daba la vida al Levante, ahora se la quita.

Fabricio (6): Sorprendente. Primeros minutos oficiales en el primer equipo tras una pretemporada de humo. Estuvo francamente bien. Al menos, por encima de las expectivas. Veloz y fuerte en el cuerpo a cuerpo, ganando línea de fondo y figurando de ariete ya sin Bouldini en el césped.

Dela (-)

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email