Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Diawara, de Guinea a la élite

14/07/2016 - 

VALENCIA. Al Valencia se le ha complicado y mucho, una operación con que pretendía apuntalar el pivote en el centro del campo para la próxima temporada: el fichaje del guineano Amadou Diawara. No hay otra razón que las elevadas pretensiones económicas de su club, el Bologna, que hizo ya hace bastantes días, una auténtica subasta en este tema para conseguir una venta por una cantidad que oscile entre los 15 millones. De ahí no se baja.

Ni siquiera 10 millones más jugadores como Rodrigo de Paul y Lucas Orban que el Valencia propuso aparte de dinero como moneda de cambio. Ni tampoco dinero más un 20% de una futura venta. No hubo forma. Non è possibile fue la frase más escuchada por el director deportivo. El Bologna pide un fortunón y el Valencia no llega. De momento, no es viable el fichaje de Diawara. Las distancias son grandes aún.

Es un futbolista que este domingo cumple 19 años, y que en su primera temporada en la siempre difícil Serie A ha causado una gran sensación e impacto. 34 partidos de Liga de 38 posibles. Muy buenos números. Todos los informes recomendaban su contratación en Mestalla. Hace meses que ya estaba en el radar del Valencia. Pero no sólo le quiere el Valencia. También es objetivo de la Roma de Luciano Spalletti, el Nápoles, la Juventus y el Inter. 

Casi nada para un chaval que en agosto del 2014 llegó de su Guinea natal y de jugar en campos increíbles como le leí en una entrevista, a hacerlo en el San Marino, un modesto club de la llamada Lega Pro Girone B, que es nuestra Segunda B española. Y en un año, a pesar de quedar último con el San Marino, a fichar por el Bologna y jugar ya en estadios como San Siro, Delle Alpi(ahora Juventus Arena), Olímpico de Roma, San Paolo... y jugar frente a campeones como Paul Pogba o De Rossi enfrente.

De los campos parroquiales de Guinea a la Serie A, un salto sideral. En San Marino hace menos de dos años aprendió como se juega al fútbol en Italia. Y con 18 años esta temporada en Italia no ha acusado el golpe, el salto. Al contrario, con su entrenador, el gran Roberto Donadoni, Diawara ha crecido desde el punto de vista táctico. Ha sido un año donde se ha adaptado "subito" como diría un italiano. Muy rápido y bien. 

Diawara siempre dice que un jugador en el que se inspira es Yaya Touré. Que guarda sus partidos para ver como se mueve y que cosas hace en el campo. Otro futbolista que admira es Lucas Biglia, el argentino de la Lazio, y también le ha impresionado el juego del español Borja Valero. 

Roberto Donadoni sabe que le va a perder. Hace un mes dijo a su Presidente que si llegaba uno más fuerte que él, no veía el problema. Pero el Bologna quiere mucha "pasta". Como dijo el que fue su "descubridor", el director deportivo del Bologna, Pantaleo Corvino, que dijo que lo compraron por medio millón de euros y que lo van a vender mínimo 15-20 millones. Tenían mucha fe en la venta del jugador.

A algunos aficionados valencianistas les ha extrañado bastante que por un futbolista que con sólo un año en la Serie A con 18 años, jugador joven, apuesten con más de diez millones, y que por un jugador hecho y derecho ya contrastado como Camacho, del Málaga, aunque tenga cláusula de dieciocho, pero que se debería intentar negociar para bajarla, no hayan hecho más, porque el medio malaguista está más hecho y maduro que Diawara. La primera idea que esbozó la presidente allá por mayo cuando reconoció los errores en la contratación de futbolistas demasiado jóvenes para el Valencia y que se habían equivocado, fue la de jugadores hechos y reconocidos en la Liga española. Riesgo cero, no hacer apuestas y fichar más consolidados.

Pienso que Diawara, que lleva un año en la élite,  puede ser un jugador importante y de mucho recorrido a medio plazo, pero todavía no tiene ese poso que sí tiene Camacho.

Ahora, Diawara está en rebeldía y no se ha presentado a los entrenamientos del Bologna. Quiere forzar su marcha. El mundo está cambiando con el fútbol actual. Parece que es la voz en Italia de los jóvenes rampantes como Amadou, que están recibiendo tantísimo, y que ha vivido en sólo un año, cosas increíbles. Pero pienso y en Italia también, que se equivoca. Se debe a su club y esto también podría hacerlo en su futuro club, si transcurrido un tiempo, destaca y otros lo quieren y piden mucho. Porque tiene que recordar que en mayo dijo públicamente que el Bologna había entrado en su corazón. "Es la squadra del mio cuore dijo". Está escrito. 

Ahora, en Italia, hay tema y "affaire" tanto con Diawara como con el senegalés pero nacido en España, Baldé Keita, de la Lazio. Son operaciones que se van a prolongar, que non é possibile de momento como saben en Mestalla y no hay chance para cerrar el negocio, pero que hay que aguardar. 

Está en punto muerto el tema Diawara, pero la "fumata" blanca" puede llegar muy pronto. O Italia o Valencia. Por eso parece que quedan pocos capítulos de este culebrón de Amadou Diawara, 19 años el domingo, centrocampista defensivo de Guinea y del Bologna, que es el "deseado" del Valencia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email