X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket

Rafa Martínez: "Cada uno debe tener la responsabilidad de exigirse el máximo para jugar en este club"

El capitán del Valencia Basket habla en una profunda entrevista sobre su situación personal y del equipo en la que destaca el papel individual de cada jugador para revertir los malos resultados

6/12/2018 - 

VALÈNCIA. Hablar con Rafa Martínez es sinónimo de acabar la conversación siendo un poco más sabio. El capitán del Valencia Basket concedió ayer una profunda entrevista a Plazadeportiva.com y a la 99.9 Valencia Radio en la que habló con detenimiento de su recuperación, la situación del equipo y los jugadores y la figura de Jaume Ponsarnau. 

El de Santpedor destacó que como capitán no es "de los que da mítines" porque prefiere actuar que hablar. Al fin y al cabo, según Rafa, los resultados se consiguen dejándose la piel en la pista cada día con esfuerzo. El capitán asegura que el equipo está mejorando pero cada jugador "tiene que tener la responsabilidad de exigirse el máximo para jugar en este club" y no solo se puede señalar al técnico. Si bien admite que en una plaza tan complicada como Valencia "o van muy bien las cosas y dentro de los objetivos o puedes saltar". Rafa Martínez habla claro.

Pregunta: ¿Cómo estás de tu recuperación de la rodilla?

Respuesta: Son sensaciones nuevas que nunca había tenido porque nunca había pasado por quirófano. Te operas sin pensarlo mucho como hice yo. Al final es durillo pero estar otra vez con el equipo y estar casi al cien por cien es una alegría muy grande. Lo difícil ya ha pasado.

P: Como dices, te operaste un poco 'a lo loco', forzando para estar con el equipo en el playoff.

R: Tres semanas antes o cuatro ya sabía que tenía que pasar por quirófano. Esa fue la opinión de del doctor Ramón Cugat con el que tengo mucha confianza. Sabía que nada más acabar tenía que pasar por quirófano por la lesión de cartílago pero me vi con corazón de ayudar un poquito al equipo. No esperaba tampoco que tuviera que jugar tantos minutos pero quise sumar y la decisión estaba tomada.

P: Ante el mal inicio del equipo, ¿qué les decías a tus compañeros o al entrenador para intentar ayudarles desde fuera? 

R: Por parte mía intentar sumar, ya que no puedo sumar desde la pista, apoyando al equipo, dando consejos a los jugadores. Está claro que el toro desde la barrera se ve más fácil. Intentaba ser positivo y ayudar en todo lo posible a compañeros nuevos, los que están aquí ya y al entrenador.

P: Nadie se esperaba tu debut con el equipo contra el Partizan y que, además, acabó de la mejor manera con un triple. Se echaba en falta ese intangible que das en el banquillo reclamando a los árbitros y apoyando al equipo.

R: Cuando jugué ese partido llevaba dos días entrenando con el equipo. Tampoco las sensaciones eran las mejores pero entre todos decidimos que si podía sumar estando en el banquillo, animando e incluso poder jugar si el partido estaba de cara, era lo mejor en ese momento para el equipo. Lo acepté y la verdad la ovación al entrar a pista no se me va a olvidar en la vida. La guinda fue anotar ese triple que tampoco tenía tan buenas sensaciones para esperar meter un triple sin jugar en todo el partido. Fue para mí individualmente una noche que nunca olvidaré por la respuesta de la afición. A partir de ese momento empecé a sentirme jugador.

P: ¿Se podría decir que contra Tenerife tocasteis fondo? ¿Fue lo peor que se puede ver del Valencia Basket?

R: Todo el mundo hubiésemos querido estar en otra situación ahora mismo pero la realidad es que estamos donde estamos, que tenemos que picar mucha piedra para tener un feeling de equipo de arriba y es lo que estamos intentando. El partido contra Tenerife espero que sea un error porque en once años que llevo aquí no había tenido una sensación de tanta impotencia de no tener una reacción. Puedes perder pero luchando y dejándote el alma hasta el último momento. Fue el único partido de esta temporada que hemos visto un equipo sin identidad ni alma. A partir de ahí sabemos dónde estábamos, que estábamos tocados, sabemos que salir de ahí no es fácil. Estas dos semanas de entreno nos han ido muy bien para que entren jugadores nuevos y poder coger un ritmo de competición, que a lo mejor nos faltaba. En el camino ese estamos, el de la mejora y en el que salir de ahí va a ser complicado, no vamos ahora a jugar como los ángeles. Hay un paso a paso que se tiene que dar y creo que es lo que estamos intentando.

P: Supongo que después de esa debacle, al margen de lo que os diría Jaume, hicisteis cónclave los jugadores y tú, como capitán, les dirías algo. 

R: Sinceramente no soy de los que da mítines. Al final esto se trata de actuar, no de hablar. Está claro que se tienen que hablar una serie de cosas para recordar dónde estamos. Soy de los que piensa y dice que las cosas se hacen en la pista. Cuando das el cien por cien en la pista cada día, cuando hay feeling de equipo de esforzarse al máximo nivel, los resultados llegan. Ya puedes hablar dos horas que si no te dejas todo en la pista no va a pasar absolutamente nada.

P: Para el día de la presentación escogiste la canción 'Lost' de Coldplay, que no es especialmente movida. ¿Por qué la elegiste?

R: Para la presentación del equipo cada uno tenemos que elegir una canción. Siempre intento que la canción tenga algún tipo de relación con el equipo o conmigo. Esta canción me motiva realmente cuando estás en momentos dolorosos, como salir de esto, que tienes que hacer esfuerzos muy grandes. A nivel individual creía que era la apropiada para esta temporada.

P: El significado también se podría extrapolar al equipo, que a pesar de estar pasando un momento malo, al final, lo importante es que estéis bien en playoff.

R: Esto continúa. Nuestra vida es así. Ganar, ser el mejor y de golpe ser el peor. Lo que tienes que seguir es un camino. Después de un año donde llegamos las finales y ganamos la liga, el año siguiente no fue el deseado por ninguno. Disfrutamos del baloncesto aficionados y equipo pero siempre se exige un poco más. Este año, como otros años no hemos empezado como todos queríamos pero queda mucha temporada. El año que ganamos la liga tampoco empezamos muy bien y la conseguimos. Paciencia. El aficionado quiere ver a un equipo con identidad propia y vamos por el camino para conseguirlo.

P: Todos conocemos a Jaume Ponsarnau. Es muy transparente, muy buena persona... ¿Pero puede que sea especialmente blando en los entrenamientos si lo comparamos con otros entrenadores que han pasado por la Fonteta?

R: El entrenamiento depende de los jugadores cien por cien. El jugador tiene que ser consciente de que este club se identifica con la cultura del esfuerzo. Este club todo lo que ha conseguido desde que estoy aquí ha sido a través de dar el cien por cien siempre. Pero no sé, yo llevo dos semanas y estoy reventado (risas). Han sido unas semanas duras y estamos entrenando muy bien. Depende de la exigencia que tenga cada uno individualmente. Cada uno tiene que tener la responsabilidad de exigirse el máximo para jugar en este club.

P: ¿Pero puede ser que haya una falta de tensión que sí se ha tenido con otros entrenadores y que llevó a tener resultados? Este año parece que en determinados partidos hay cierta relajación.

R: No creo que sea un tema de relajación. Está claro que hemos tenido el accidente en Tenerife pero en otros partidos no creo que fuera falta de intensidad, sino porque no salían bien las cosas. Creo que hemos tenido muchos errores. Al principio de temporada nuestro balance defensivo era muy malo, ahora estamos mejorándolo mucho en los últimos partidos. Ahora es más difícil anotarnos en contraataque. Jugadores como Louis Labeyrie que no conocía la liga… Hay muchas cosas que moldear y es lo que estamos intentando hacer estas últimas semanas. También la falta de jugadores. No es una excusa, somos una plantilla de 14, pero echamos en falta a Sastre, jugadores que hemos estado fuera como Antoine Diot. A ver si de una vez lo podemos recuperar que también sería una alegría para la nosotros y la afición. Ir sumando, perfeccionando ese juego que en la segunda vuelta donde te juegas más la vida sea mucho mejor que ahora.

P: Has tenido a 12 entrenadores en tus 11 años en Valencia Basket. En momentos de dudas la figura del técnico es cuestionada y Jaume Ponsarnau lo está en estos momentos. Tú has vivido los continuos cambios de entrenador desde dentro. ¿Qué opinión tienes al respecto? ¿Cómo lo ves?

R: Mi opinión es que es un club muy exigente. El club quiere estar arriba entre los mejores y cuando no van bien las cosas es más fácil echar a uno que a seis jugadores. Al final el responsable número uno del equipo es el entrenador. Todo el mundo sabe que Valencia es una plaza muy exigente. O van muy bien las cosas y dentro de los objetivos o puedes saltar. Estamos viendo Gran Canaria. No creo que haya sido una plaza exigente hasta ahora, que han conseguido cosas. Nosotros también los últimos años hemos disfrutado de títulos y eso quiere decir exigencia máxima.

P: El objetivo inmediato es la Copa del Rey, ahora mismo estáis fuera de los puestos. A principio de temporada se hablaba de cabeza de serie pero ahora solo de entrar. Tal y como está la liga no va a ser nada fácil. 

R: La liga está muy igualada. Está claro que hay dos equipos que están por encima a nivel de juego y luego los demás, ahora mismo. No nos tenemos que ir al más allá. Debemos recuperar nuestra esencia que era la del partido a partido. Ya sé que es muy clásico pero eso es lo que nos ha llevado a jugar finales, ganar títulos. Ha sido ese. Hay que pensar en el partido de Andorra y hacer el máximo esfuerzo contra Andorra y no pensar en nada más. Esa es la manera en la que el club ha estado entre los primeros equipos.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email