Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Suso o muerte (al llegar)

Cubrir la vacante era necesario y fundamental para mantener la estructura deportiva y dotarla de seriedad y profesionalidad, huérfana desde la marcha de Rufete y su equipo...

15/01/2016 - 

VALENCIA. Pues parece que el mercado del fichajes se mueve en el Valencia. Tanto hablar de que la plantilla no necesitaba refuerzos y mira tú por dónde ha vuelto uno de los hijos de la casa, García Pitarch, extremo rápido y habilidoso en los despachos, tanto o más que cuando era jugador y Pasieguito lo descubrió en el Gandia para, después de allí, hacer carrera con el balón. Si no recuerdo mal -tiro de memoria-, con Suso serán tres los directores deportivos en primera división con ADN valencianista: el propio García Pitarch, Roberto en el Barcelona y Eduardo Maciá en el Betis, que como dato es irrelevante para lo que nos ocupa pero es, por lo menos, curioso.

Y bueno, como valencianos que somos, ya hemos abanderado las trincheras de la idoneidad o no del momento y, sobre todo, de la persona. Las tenemos de todos los colores. Incluso yo tengo la mía, en forma de aquel meme del niño negro con mirada de no creerse nada. Y para explicarme, vayamos por partes.

La persona. Suso es de La Pobla de Vallbona, con todo lo que ello conlleva. Ojo, que no hablo del pueblo. Hablo de la genética valenciana, esa que tan bien retratan en sus manías y comidas tipos de fantástica escritura bilingüe como Vicent Marco. Hablo de ser animales de costumbres, de camarillas, colegueos y confidencias bien regadas. Es nuestra virtud y nuestro talón de Aquiles al mismo tiempo. Pero JGP conoce el entorno, se le presume sabedor de las trampas del mismo y, en esta segunda etapa, los gestores no son burguesía valenciana, probablemente el principal problema de estar económicamente donde estamos ahora.

El cargo. En esto creo que somos todos unánimes. Cubrir la vacante era necesario y fundamental para mantener la estructura deportiva y dotarla de seriedad y profesionalidad, huérfana desde la marcha de Rufete y su equipo. Otra cosa es que a las funciones por las que se ha contratado a Suso se les meta mano y se corten las competencias por vete tú a saber que intereses. El principal lastre que, de un tiempo a esta parte, hay en la gestión deportiva es que Mendes sobrevuela como buitres de Tex Avery sobre Mestalla y que, a cada movimiento, como que se ha de tener la bendición, o ayuda si es un marrón, del portugués. Y es que la imagen de Jorge está bastante perjudicada por las últimas acciones de su representado Nuno que con un exceso de "soy amigo del dueño", cavó su propia tumba con la arena de la prepotencia y la soberbia.

El momento. Repasando la hemeroteca, en líneas generales, la gestión de JGP (han notado que me encanta llamar así a García Pitarch, ¿no?) se salda en positivo. Tanto aquí como en la Madrid india, que son los casos donde el baremo se puede valorar por medios y semejanza de proyectos. Obviando Zaragoza y Alicante que son otros proyectos con otras competencias y a otros niveles, el tipo por lo menos sabe el oficio. Quizá desactualizado frente a la gruesa opinión pública, servidor se pone el primero en este pensar, al no estar en el candelero de colaborador en medios de comunicación o con recientes responsabilidades. Y a todo esto hay un plus de regalo. La sanción por parte de la FIFA a Real Madrid y Atlético de Madrid que, si se produce finalmente, abre un nuevo escenario. En dos mercados de fichajes no existirá el desgaste de que en la Castellana toquen a tus figuras y que en el Manzanares compitan con tus refuerzos, pasando a ser una opción de fuerza de cara a los posibles refuerzos. Refuerzos que también decidirán conforme al proyecto deportivo que presente el Valencia de cara al exterior, que estoy convencido que va a comenzar a crearse desde este mismo momento.

Por tanto, no nos queda otra que abrazar a Suso García Pitarch y su sonrisa de valencianista que vuelve a casa con la mayor de las ilusiones, respetar sus canas de la experiencia y, como dicen en el Twitter de Jot Down casi todas las mañanas, remar. Pero ahora, todos en la misma dirección.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email