X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

con la clasificación para la champions, el club debe decidir si atar o dejar marchar algunas de sus piezas importantes

Turno para las renovaciones

El Valencia tiene varios frentes por delante en los próximos meses como las ampliaciones de contrato de Marcelino, Parejo o Gayà. Hay otros activos que acaban en 2020 como Garay, Vezo o Montoya y si no salen este verano, habrá que mover ficha respecto a su futuro inmediato: ampliación de contrato o venta como ya se hizo con Rodrigo Moreno el pasado mes de noviembre

11/05/2018 - 

VALÈNCIA. Turno para las renovaciones. Tras certificar la presencia en la Liga de Campeones, el Valencia tiene que poner en funcionamiento la maquinaria para cimentar las bases del proyecto a corto y largo plazo. Además del capítulo de entradas y salidas, hay una serie de activos importantes para el club, que tienen su situación por definir y es la entidad la que debe decidir la mejor solución en los próximos meses.

Los tres casos más urgentes para la cúpula valencianista en estos momentos son los de Marcelino, Parejo o Gayà. El técnico que acaba contrato en junio de 2019, ha tenido un acercamiento del club para ampliar su vínculo con el Valencia, pero todavía quedan varios pasos que dar. El objetivo es ofrecerle uno o dos años más al técnico para que asiente al equipo entre los cuatro primeros de la liga española. A priori, el Valencia tiene tiempo para acercar posturas con el entrenador, que ha mostrado su predisposición a continuar si las circunstancias se dan, aunque no se ve "muchos años" en el banquillo de la ciudad del Turia como ya reconoció en rueda de prensa. 

Respecto a la plantilla, dos futbolistas con los que el club tiene previsto reunirse para mejorar sus condiciones son José Luis Gayà y Dani Parejo. El canterano finaliza su contrato con el Valencia CF en junio de 2020 y cláusula de rescisión desciende a 30 millones este verano. Una cantidad accesible viendo las cifras que se están manejando en el mercado en los últimos meses. El futbolista de Pedreguer quierer continuar en el Valencia y la renovación está muy avanzada, por lo que es muy posible que haya 'fumata blanca' en breve. Con este acuerdo, el Valencia se cubriría la espaldas con una cláusula de 80 millones y una duración hasta 2022. 

En lo que concierne a Dani Parejo, valoró su futuro el pasado 26 de abril: "No hay novedad. Creo que el club pensará que no es momento de sentarnos a hablar todavía. Hay que esperar a que pasen ciertos acontecimientos y luego dentro los responsables se replantearán qué quieren para el futuro. Hasta que no esté la Champions garantizada, que espero que esté clara el domingo, el club no se pondrá con otros temas". Ahora, es el Valencia el que debe dar un paso al frente para asegurar la continuidad del capitán -su cláusula de rescisión es de 50 millones de euros-, que se ha convertido en una pieza fundamental para Marcelino García Toral y lo considera uno de los líderes dentro y fuera del terreno de juego. 

GARAY, RUBÉN VEZO O MONTOYA TAMBIÉN ACABAN CONTRATO EN 2020

Por otro lado, hay una serie de futbolistas que también acaban contrato en 2020 y por los que el Valencia tendrá que decidir si lo idóneo es buscar una salida en las dos próximas ventanas de traspasos, o bien renovarlos para evitar que puedan salir a un precio inferior a su valor o incluso marcharse con la carta de libertad. Por ejemplo, el Valencia apostó por la continuidad de Rodrigo Moreno el pasado mes de noviembre hasta 2022, con una cláusula de rescisión de 120 millones euros, y así que no llegara al mercado de verano con solo un año de contrato. Una maniobra sobresaliente ya que hay intereses de muchos clubes en ficharle este verano.

Este escenario es el que podría encontrarse con Garay, Rubén Vezo o Montoya. El futuro del central argentino, por el que el Valencia pagó cerca de 24 millones de euros al Zenit, es el más significativo. Garay se trata de un jugador importante para Marcelino en el eje de la defensa y a sus 31 años, parece la última oportunidad para recuperar una parte de la inversión que se efectuó en su fichaje. En caso contrario, podría dejar poco o nada de músculo económico, ya que tendría 33 años cuando finalizara su contrato. 

Rubén Vezo, Montoya, Medrán o Nacho Gil por su parte, tienen un coste menor dentro de la plantilla y aún quedaría algo más de margen para acometer una futura renovación si el Valencia lo considerara conveniente. Por último, jugadores como Nani o Eugeni que finalizan en 2019 y Bakkali, Abdennour y Aderlan Santos no entran en los planes y se les buscará una salida cuando regresen al club. 

Noticias relacionadas

está dentro de una bolsa de jugadores a los que el Valencia tiene controlados a la espera de salidas en la delantera

Éder pide un buen contrato

Por |  - 

El jugador ha reconocido en Italia a fuentes consultadas por Plazadeportiva.com que ha sido sondeado por el Valencia pero que solo abandonará el Inter si la oferta económica que le plantean, en cuanto a salario y demás condiciones de fichaje, es ventajosa y no supone mucho perjuicio para su bolsillo, teniendo en cuenta la alta ficha que percibe en el conjunto italiano.

opinión

La eficacia y la justicia

Por |  - 

Como se suele decir en estos casos ‘cada maestrillo tiene su librillo’ y este es el ‘librillo’ de Marcelino. Tenía muy claro el asturiano que poco se podría hacer con este Valencia acomodado en el fracaso desde la prepotencia de ‘elementos’ como Alves, Enzo Pérez o Nani...

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email