Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Un '9' y tres futbolistas más 

27/10/2016 - 

VALENCIA. Mientras Prandelli anda encajando su obra, y ya se va notando la mano de este excelente entrenador, se echa en falta un "9" de categoría en el Valencia. Potente, con fuerza para clavarse en el área y pelear con los centrales, certero en la definición e inteligente para asociarse. 

El Director Deportivo ha dicho que sólo si se jugara competición europea, para él harían falta un "medio centro mixto, un volante para jugar por fuera, un media punta como Silva, Mata o Aimar y un 9 clásico". Dixit tal. Esas cuatro posiciones harían falta a la plantilla. Digo yo que claro que le hace falta un gran delantero al Valencia y que se quedó corto en verano en este puesto. Esas cuatro posiciones es la que ven todos los aficionados del Valencia. Entonces si se dice esto, ¿qué planificación se ha hecho este verano?. 

No se trata de polemizar, pero me llama la atención el que hayan 4 posiciones que habría que cubrir se esté o no en competición europea. No se acaba de entender. Da igual si entras o no en Europa. 

Dos opciones: o que no le hayan hecho caso a las opciones que él pedía, o que no las veía el entrenador por el que él apostó que era Ayestarán, y que fue el mayor error que es cambiar en las primeras jornadas de entrenador. En cualquiera de los dos casos, este puede ser un error claro de planificación deportiva y que el equipo está arrastrando. La mayoría de aficionados valencianistas lo ve así. 

Pero estoy de acuerdo con él, que lo ha visto y lo detecta. Porque es algo que todos venimos diciendo desde hace tiempo que faltaba todo esto. Pero igualmente opino que sobre todo traer un "9" muy bueno en enero va a ser muy difícil. Porque para empezar, si el pretendido está marcando goles en su club y tiene gran nivel, que es lo que se busca, su precio se irá a una millonada que no va a poder pagar el Valencia.

Luego si se baja el listón y se ficha a uno que no tenga minutos en su equipo, o que simplemente busque un salto, entonces ya se abren las incógnitas. Un jugador tan específico como el rematador, el que finalice, hay que traerlo en verano, porque es un mercado que se mueve con más alegría y por supuesto, hay más donde elegir. En enero, es más difícil. Más y muy complicado. En los otros puestos ya es menos complejo y arduo. Pero un 9 es un nueve siempre.

Mientras tanto y llega enero, Prandelli ha hecho lo que cualquier entrenador con sentido común haría en el Valencia, cuando llega a un equipo en una situación complicada: juntar las líneas, ganar en solidez, rigor táctico, y a partir de ahí, cuando se tengan más puntos en la Liga y mayor confianza, llegará el momento de poder crear más fútbol. Lo veremos seguro. A Cesare siempre le ha gustado ganar jugando bien. 

Pero Prandelli poco a poco está armando un equipo sólido en defensa, después de la sangría que habría en la zona defensiva, y que salga rápido al contragolpe. Tiene claro a lo que está jugando ahora. Novedades tácticas es difícil en sólo tres semanas, pero este Valencia es otro y están mejor ocupados los espacios y una línea de presión en el centro del campo que no existía con Ayestarán. Y le ha dado más libertad a los de arriba.

No hacía falta hacer milagros en el fútbol. Basta con poner a cada hombre en su sitio, cargarle de responsabilidad táctica, de trabajar eso, y a partir de ahí, cuando logras eso se afianza esa solidez. Con independencia de la derrota injusta ante el Barcelona, vemos un equipo más sólido y que compite mejor. Y van cogiendo esos tres o cuatro conceptos que les ha dado Prandelli. Me gustan los matices que empieza a darle al equipo.

A partir del trabajo colectivo y del funcionamiento como equipo que es lo que haría cualquier entrenador, y Prandelli lo ha conseguido. En sólo dos partidos con el Valencia, vemos un equipo más compacto.

Ha salido reforzado en cuanto al nivel de juego demostrado. El partido ante el Barça tiene que ser el partido de la reconciliación e identificación del Valencia: rocoso, aguerrido, intenso, sólido. Ese es el caldo de cultivo que quedó de ese partido.

Aparte de la primera victoria en Gijón, hay que tener en cuenta que siempre se juega y se hacen buenos partidos ante el Barcelona, y que hay que tener prudencia, y ahora esa mejoría hay que refrendarla en los dos próximos partidos en Galicia.

Pienso que el Valencia está en el camino adecuado. Ahora quiero verle igual que lo hizo el sábado en Mestalla, el domingo en Riazor. Y además no pitará el inefable Undiano Mallenco. Luego, lo del 9 clásico y necesario y demás posiciones, ya vendrá en invierno si es que se puede.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email