Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Un equipo roto en retaguardia

27/09/2019 - 

VALÈNCIA. El Valencia anda encontrando un dibujo con Celades, pero ese dibujo descontrolado provoca que el equipo conceda demasiadas ocasiones y encaja una brutalidad de goles para un Valencia que siempre ha colgado el cartel de ocupado en su zona defensiva. El Valencia de Celades, en esta actual Liga, lleva encajados nueve goles en los últimos tres partidos lo que de alguna forma representa que algo no está funcionando o que está funcionando muy mal. La cuenta es brutal y así quedó de nuevo demostrado ante un Getafe que sí fue merecedor con todas las consecuencias de ese puntito arrancado en Mestalla más por culpa de un frágil Valencia que de un dominio claro y rotundo de los visitantes. Y yo veo un claro problema en lo que parece querer proponer Celades y en lo que rinde el Valencia en general cuando se trata de defender las arremetidas del equipo rival. Y ojo, no es culpa solo de la defensa. En fútbol, como en cualquier otra misión de la vida, el todo se come a la parte y en este punto debemos pensar que esa transición que propone nuestro entrenador no es válida para que el equipo salga fortalecido. Me explico.

GOLES, GOLES Y MÁS GOLES
Encajar nueve goles en los tres partidos que Celades lleva dirigiendo al Valencia -a una media impepinable de tres goles encajados por encuentro- convierten al Valencia en un equipo asequible para cualquier y ese requiere un remedio inmediato. Miren, para ser franco, las líneas están muy separadas y eso es un arma brutal en contra de la retaguardia del Valencia. El equipo ataca y mete goles, pero si encaja en esa misión más tantos de los que produce estamos ante un problema peligroso. Tiene que existir una conexión entre ese ataque formando una especie de 4-3-3 y luego formar un conjunto sólido en la zona de retaguardia, que obviamente a lo que estamos asistiendo se encuentra a años luz de lo que debería ser.

Y EL ATHLETIC CLUB
Miren, si analizamos bien este Valencia pensando en el próximo duelo contra un invicto Athlétic Club, nos encontramos con que en el último duelo frente al Getafe jugamos casi sin ninguna banda -ni Kang In, ni Coquelin son los adecuados en esa posición- y eso provoca que Parejo juegue bastante desdibujado y errático, lo que sin duda debe cambiar en Bilbao si queremos sacar algo positivo de allí. Parejo mueve al equipo y si el equipo está algo desdibujado y muy separado perdemos a Parejo y por añadidura el orden que todo equipo debe tener. Para ser más claro, en el último duelo del Valencia ante el Getafe Parejo falló muchos más cambios de juego de lo habitual y se atoró n el centro del campo en busca de algún compañero para dar el pase adecuado. Cuando falla y está como fuera del partido el equipo lo acusa un disparate y jugando esa especie de doble juego que propone Celades sin éxito lo que conseguimos nosotros solos es hacer desaparecer a Parejo y por añadidura hacer desaparecer el juego ofensivo del equipo y de alguna forma también el defensivo. Y ahora nos medimos a un equipo bien organizado y donde es casi obligatorio no bajas la guardia y juntar las líneas de forma considerable. El Valencia necesita recuperar la cordura y eso pasa por hacer del conjunto una escuadra menos batible.

¿CELADES ES EL ADECUADO?
Bien, al margen de reclamar ese penalti no señalado a favor del Valencia en los últimos instantes ante el Getafe, lo que sí debemos plantearnos es si Celades es el adecuado para dirigir el timón del Valencia o es otra bobada más del dueño que anda por Singapur. Yo al actual entrenador me gustaría apoyarle más y romper una lanza a su favor que al fin y al cabo es también a favor del Valencia propiamente dicho. Pero les debo ser franco y mostrar mis dudas máxima ante todo lo que está aconteciendo. Miren, el Valencia históricamente siempre ha sido un equipo peleón y rocoso, o bronco y copero si prefieren, y en estos estamos a años luz de ofertar esa imagen. No estamos en pretemporada y la lógica debe imperar desde ya en un equipo que asusta por su endebles escasamente reconocida. No hay tiempo para experimentos y Celades tiene la obligación de recuperar dos valores añadidos en el fútbol de este Valencia. Parejo debe mandar en el campo desde el minuto uno y las lineas deben estar mucho más juntas de lo que estamos observando para hacer del equipo una escuadra bastante más rocosa y complicada de batir. Yo espero cambios urgentes en Bilbao y pagaría por ver que al Valencia no le hacen ningún tanto facilón de esos que estamos observando con demasiada frecuencia. Ojalá todo cambie y el equipo gane en solidez en todas sus facetas. E insisto, encajar nueve goles en tres partidos de alguna forma obliga a Celades a buscar algunos recursos para frenar esta sangría.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email